Despliega el menú
Branded
ESPECIAL 'RETOS DEMOGRÁFICOS'

El desarrollo rural pasa por generar oportunidades y garantizar servicios

La DGA, a través del comisionado para la lucha contra la despoblación, apuesta por mantener servicios básicos y generar empleo como pilares fundamentales para revitalizar los pueblos. 

Transporte escolar en Ayerbe /Foto Rafael Gobantes / 13-1-17 [[[HA ARCHIVO]]]
Transporte escolar en Ayerbe.
Rafael Gobantes

Prestación de servicios básicos y generación de oportunidades. Desde el comisionado para la lucha contra la despoblación del Gobierno de Aragón tienen claro que estos son los dos pilares fundamentales para poder articular vías de desarrollo rural y, sin duda, la clave para luchar contra la despoblación que sufren los pueblos de Aragón.

El Ejecutivo autonómico es pionero en mantener colegios rurales con menos de seis niños y que, con otros criterios, estarían cerrados. Una decisión que el comisionado para la lucha contra la despoblación de la DGA, Javier Allué, considera «estratégica» y que en la Comunidad beneficia a un centenar de colegios rurales. Además, se destinan 16 millones de euros para financiar el transporte de 15.000 niños a 800 núcleos diferentes a través de 600 rutas escolares.

Infraestructuras

En materia sanitaria, desde 2017 se puso en marcha un plan de incentivos para plazas de difícil cobertura para atraer profesionales médicos al medio rural. Hay 118 centros de salud y 866 consultorios médicos. En 2019 se destinaron ayudas a 353 ayuntamientos para la mejora y reforma de sus consultorios locales. La dotación de profesionales en Atención Primaria en los sectores rurales es de 846 pacientes por médico.

Javier Allué recalca que, aunque la consolidación de servicios básicos es fundamental, también lo es generar oportunidades de crecimiento y empleo, sobre todo a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) y del Instituto Aragonés de Fomento (IAF).

«Hay una clara apuesta por la orientación, la formación, políticas activas de empleo en el medio rural, escuelas taller, así como apostar por la Formación Profesional y el apoyo al emprendimiento», recalca Allué, quien puntualiza que desde IAF hay seis programas de emprendimiento puestos en marcha por las distintas comarcas aragonesas. «Cada vez se intenta mejorar para que tenga más impacto», añade. Y los datos de la pasada legislatura lo avalan: se impulsaron 150 proyectos de emprendimiento, con un grado de consolidación del 70%.

Allué se muestra optimista respecto a la previsión de crecimiento de empleo en el medio rural y hace especial hincapié en los sectores agroalimentario, las energías renovables, la logística y el turismo. Y, además, asegura que estos ámbitos estratégicos están generando un impacto positivo en el medio rural de las tres provincias.

Las nuevas tecnologías también son un punto en el que el Ejecutivo autonómico tiene que seguir trabajando para que la banda ancha llegue a todos los rincones de Aragón, ya que es un aspecto clave para los emprendedores y para las administraciones públicas locales.

Crecimiento de población

En cuanto la situación del medio rural, Javier Allué se muestra optimista con los últimos datos de habitantes. «Aragón ha arrojado cifras positivas de población. Hasta el 1 de enero de 2019 ha crecido en 10.563 personas, aunque ha sido de forma desigual. Huesca ha ganado más de 1.000 y en la provincia de Teruel se han perdido 435 habitantes», recuerda el comisionado.

«La cifra de Teruel no nos consuela salvo si analizamos la serie histórica. En el caso de Huesca es la primera vez en una década que arroja cifras positivas. En Zaragoza ha crecido en 8.000 personas, cuando entre 2012 y 2013 perdía población», puntualiza. En cuanto al futuro, la previsión es que siga el crecimiento demográfico en los próximos años.

Etiquetas