Despliega el menú
Branded

Heraldo Saludable

Consultorio médico patrocinado

Durante el estado de alarma, ¿qué se considera una urgencia dental? Centro Dental Torres responde

Los doctores Torres, Climent y Pascual contestan a las dudas más frecuentes durante el confinamiento.

Cometió varios delitos sexuales, incluida la violación contra 52 niños en diferentes centros hospitalarios.
Las visitas al dentista son fundamentales para cuidar de la salud bucodental.
Pixabay

Con motivo de la declaración del estado de alarma nacional, los odontólogos del Centro Dental Torres, los doctores Daniel Pascual,  Javier Climent y Francisco Torres han contestado a las dudas más frecuentes de los lectores sobre salud bucal durante el confinamiento en el consultorio médico patrocinado de Heraldo.es.

Durante el estado de alarma, ¿qué se considera una urgencia dental?

Respuesta del doctor Torres: Un dolor agudo, la inflamación, las lesiones y fracturas en los dientes y tejidos vecinos e, incluso, el sangrado ininterrumpido son las molestias que pueden ser consideradas urgencias odontológicas. 

Las situaciones concretas establecidas como urgentes son las que se enumeran a continuación: el absceso periapical agudo; periodontitis apical aguda; absceso periodontal; celulitis; pericoronitis; periimplantitis; pulpitis irreversible; pulpitis reversible; trauma dental (excepto aquellos que involucran solo esmalte y no tienen dolor); sangrado oral; sospecha de lesión de patología maligna; puente flojo o corona sobre el implante; fractura de restauración o pérdida de restauración temporal con dolor asociado (dientes vitales o tratamiento endodóntico); fractura de prótesis removible que compromete la función masticatoria; fractura de corona o puente que compromete la función masticatoria con dolor e infección; pérdida de corona temporal o permanente con dolor asociado; implante no osteointegrado; pérdida de un tornillo de cicatrización de implante; retiro de sutura de un procedimiento quirúrgico reciente; dolor repentino o limitación de la apertura de la boca (pacientes con trastornos temporomandibulares); y luxación de la articulación temporomandibular que necesita reducción.

¿Cómo se protegen los odontólogos y los pacientes en estos casos? ¿Qué medidas de seguridad se están implementando? 

Respuesta del doctor Climent: Los odontólogos, como profesionales de riesgo ante infecciones, tienen que utilizar siempre elementos barrera y de eliminación de posibles infecciones. Además, todo el material tiene que ser esterilizado, se deben desinfectar con agentes químicos, como el glutaraldehído, todas las superficies de trabajo y se han de usar medidas de protección como mascarilla, guantes y gafas protectoras.

El control de la transmisión del coronavirus en la clínica dental incluye el lavado de manos minucioso, antes y después de cada paciente, con jabón; uso sistemático de mascarilla, gafas protectoras y ropa clínica; y, antes de proceder al tratamiento, enjuague bucal durante un minuto con peroxido de hidrógeno al 1% o povidona al 0,2%. La clorhexidina no es eficaz frente al coronavirus. Siempre que sea viable, se debe usar aislamiento absoluto con dique de goma, que reduce la concentración de virus en aerosoles un 70%.

Además, el protocolo implica usar instrumental rotatorio con válvula antiretorno y realizar limpieza, desinfección y esterilización del instrumental con los métodos habituales.

El virus está presente en saliva. Por eso, en el contexto dental, puede transmitirse por inhalación de aerosoles, contacto con mucosas y superficies contaminadas. Antes de tratar a un paciente se ha de conocer si, en los últimos 14 días, ha tenido fiebre (a partir de 37,3 grados), problemas respiratorios, ha viajado a países de riesgo, ha estado en contacto con alguna persona con confirmación de coronavirus o con personas que presentaban cuadro respiratorio agudo. En caso de que alguna de las respuestas sea afirmativa, la recomendación es demorar el tratamiento salvo urgencia.

¿Qué pueden hacer las clínicas dentales para colaborar con la atención sanitaria?

Respuesta del doctor Pascual: Las clínicas dentales pueden colaborar en la no propagación del virus posponiendo los tratamientos no urgentes y atendiendo las urgencias odontológicas para evitar que vayan a los hospitales y los colapsen. En caso de realizar estos tratamientos, tomar todas las medidas nombradas anteriormente para evitar propagación del virus. Además, también pueden colaborar a través de la donación de material que pueda ser de utilidad para el Ministerio de Sanidad.

- Envíe su consulta pinchando aquí.

Etiquetas