Branded
Suscríbete

Tercer Milenio

especial innovación

¿Cómo trabajan los departamentos de I+D+i?

La función principal de estas áreas es la búsqueda de servicios o productos que puedan hacer mejorar algún aspecto de la empresa, un fin que a menudo se persigue desde una perspectiva social y medioambiental.

El beneficio de esta área se estudia desde visiones como los resultados obtenidos o los recursos empleados.
El beneficio de esta área se estudia desde visiones como los resultados obtenidos o los recursos empleados.

Hasta hace no mucho tiempo era una parte más de la empresa, pero ya se ha convertido en un área absolutamente indispensable para su estabilidad, competitividad y éxito. La innovación es el departamento en el que están puestos todos los ojos y, aunque los equipos que los integran disfrutan a menudo de importantes recursos, también experimentan en ocasiones la elevada presión que se pone sobre ellos.

Cabe destacar, no obstante, que es habitual que una parte importante de las pymes prescinda de este departamento, pues, precisamente por el peso tan notable que supone para el futuro de las organizaciones, está asociado a las grandes y las multinacionales. La apuesta por la investigación, el desarrollo y la innovación supone que la empresa obtenga nuevos conocimientos científicos o tecnológicos para aplicarlos en el día a día del negocio y da como resultado la puesta en marcha de nuevos biocombustibles, alimentos funcionales, materiales biodegradables o aplicaciones móviles que abarcan múltiples campos.

La función principal de este departamento es la búsqueda de servicios o productos que puedan hacer mejorar aspectos de la compañía. Un fin que a menudo se persigue desde una perspectiva social y medioambiental, de manera que se genere beneficio al negocio pero minimizando o mitigando posibles efectos perjudiciales al medio donde se aplica.

Asimismo, el beneficio de esta área se estudia desde visiones como los resultados obtenidos, los ingresos que se reciben por las investigaciones y el desarrollo y los recursos empleados –personal cualificado, líneas tecnológicas...–. Por tanto, se suelen tener en cuenta todas las variables para valorar la necesidad e importancia de este departamento, así como las diferentes ayudas y subvenciones que se otorgan desde las administraciones públicas en esta materia. 

Ejemplos célebres

Entre los casos más conocidos de productos innovadores destaca el iPhone, con el que Apple revolucionó el mercado de los teléfonos móviles en 2007. Por primera vez, el teléfono pasaba a incorporar a sus funciones la posibilidad de navegar por internet, consultar el correo sin necesidad de entrar en el ordenador e incluso ser utilizado como reproductor de música, además de mejorar la calidad de la cámara de fotos. Otro de los más célebres ejemplos de innovación en computación es Google, que ofreció una experiencia en línea nunca vista para los consumidores y creó 'Adwords', que a su vez transformó el mundo de la publicidad.

Sin embargo, también existen malas ideas en este campo. Como Kuvée, la botella de vino inteligente que se presentó en 2016 por un precio de 200 dólares. Tenía pantalla táctil y sensores que mostraban la temperatura del vino, cuánta cantidad quedaba en la botella, datos de la bodega e incluso la posibilidad de pedir más vino por internet cuando se acababa. Pero la idea no triunfó y Kuvée cerró al poco tiempo. También fracasó Xerox, que en 1973 creó uno de los primeros ordenadores personales, pero se adelantó tanto a su tiempo que en su dirección creyeron que volcarse en el mercado digital era muy costoso y no iban a sacarle beneficios, de forma que decidieron seguir apostando por las fotocopiadoras. 

- Ir al especial 'Innovación'.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión