Despliega el menú
Branded

agenda 2030

¿Cómo podemos contribuir desde casa a la Agenda 2030?

En 2015 España se comprometió con el cumplimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Además de las instituciones, todos los ciudadanos podemos contribuir con pequeños gestos al logro de estos objetivos.

Los objetivos de la Agenda 2030 no son solo un compromiso para empresas y organizaciones, sino para todos los ciudadanos.
Los objetivos de la Agenda 2030 no son solo un compromiso para empresas y organizaciones, sino para todos los ciudadanos.
Freepik

El cumplimiento de la Agenda 2030 supone un enorme compromiso y también una oportunidad para España, pues desde un enfoque multiactor y multinivel involucra a todos en su implementación, desde el Gobierno y las comunidades autonómas hasta las oenegés y sociedad civil.

El Alto Comisionado, un equipo de nueve personas creado bajo la dependencia directa del presidente del Gobierno, se encarga de realizar el seguimiento de los órganos competentes de la Administración General del Estado para el cumplimiento de los ODS y la Agenda 2030, además de evaluar, verificar y difundir su grado de avance.

Además, impulsa la elaboración de los sistemas de información estadística para acreditar dichos avances y apoyar la elaboración y desarrollo de los planes y estrategias necesarios para el cumplimiento de los ODS. Colabora también con el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en la interlocución de España en materia de implantación global de la Agenda 2030.

Un trabajo común 

Si bien el Alto Comisionado se encarga de supervisar y asesorar en el cumplimiento de los objetivos a nivel institucional existe una responsabilidad social de cada ciudadano para contribuir, en la medida de lo posible, a lograr un mundo más sostenible en el que se haya logrado erradicar la desigualdad y la pobreza.

Para ello, desde esta entidad proponen también una serie de medidas concretas que pueden realizarse en el ámbito ciudadano, ya sea dentro de casa, con acciones tan popularmente conocidas como ahorrar energía, ducharse en vez de bañarse o reciclar correctamente todos los residuos; cuando se realizan las tareas cotidianas, como comprar de manera sostenible y local o utilizar el transporte público; o en el trabajo, como denunciar situaciones de desigualdad salarial o laboral o reclamar los derechos como trabajadores. Pequeños gestos para, entre todos, contribuir a un mundo mejor. 

Algunas medidas concretas

  • Ahorre electricidad enchufando electrodomésticos con una regleta y desconectándolos por completo cuando no los utilice.
  • Aísle las ventanas y puertas para aumentar la eficiencia energética.
  • Ponga la lavadora solo cuando esté llena y seque la ropa de forma natural en lugar de encender otra máquina.
  • Use fertilizante orgánico: utilizar los restos de alimentos como abono puede reducir los efectos del cambio climático.
  • Desplácese en bicicleta, andando o en transporte público.
  • Recicle papel, plástico, vidrio y aluminio.
  • Compre productos locales en negocios de la zona y en empresas que apliquen prácticas sostenibles y sean respetuosas con el medioambiente.
  • Compre productos reutilizables y de segunda mano. Las cosas nuevas no tienen porqué ser mejores.
  • Done lo que no utilice. Las organizaciones benéficas darán nueva vida a la ropa, los muebles y demás enseres que ya no use.
  • Asesore a los jóvenes en el trabajo. Constituye una manera atenta, estimulante y eficaz de orientar a las personas para mejorar su futuro.
  • Vacúnate y vacuna a tus hijos. Proteger a tu familia de enfermedades también ayuda a la salud pública.
  • Alce la voz contra todo tipo de discriminación, ya sea en la calle o en el trabajo.

Ir al suplemento 'Agenda 2030'

Etiquetas
Comentarios