Despliega el menú
Branded
Suscríbete
en colaboración con el gobierno de aragón

Aragón consigue frenar la sangría demográfica

Un tercio de los municipios de la región han aumentado su padrón en los últimos meses y encadenan tres años con datos positivos en los registros estadísticos.

En la imagen, zona del salto de agua ‘La paradera’, en la localidad zaragozana de Ibdes.
En la imagen, zona del salto de agua ‘La paradera’, en la localidad zaragozana de Ibdes.
Laura Uranga

Desde el año 2018, Aragón ha aumentado su población en 20.663 habitantes. Una cifra muy esperanzadora, sobre todo, en una comunidad cuya tendencia hacia la despoblación ha sido una constante en las últimas décadas. Según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, relativos al primer semestre del año 2020, esta tendencia de crecimiento se mantiene y consolida y Aragón es la séptima comunidad española en crecimiento poblacional. Y sigue en la primera posición con respecto a las regiones que tienen problemas demográficos.

De hecho, según los datos definitivos del padrón, Aragón empezó el año 2020 con 10.100 personas más censadas y un tercio de los municipios aragoneses, 259 de los 731, arrojan un saldo positivo y han atraído más habitantes que los que han fallecido o emigrado. De hecho, es la primera vez que la provincia de Teruel invierte su tendencia y gana población tras una década de sangría. Una recuperación que se une a los datos positivos de Huesca y Zaragoza que llevan ganando vecinos año tras año.

Datos positivos por sí mismos, pero que todavía alcanzan mayor relevancia si se compara con el registro de otras comunidades autónomas con desafíos demográficos comunes. De hecho, hay regiones, como Castilla y León, donde todas sus provincias han perdido población, lo que ha traído consigo un descenso de cerca de 164.000 habitantes en los censos de los últimos años.

"Es necesario seguir avanzando en políticas de igualdad y empoderamiento de la mujer en el medio rural. Ellas son un pilar fundamental para fijar la población"

Para lograr estos datos, Aragón lucha contra la despoblación con todas las herramientas que tiene a su alcance y una prueba de ello es que la dinamización del medio rural es una prioridad para el Gobierno de Aragón.

Y en esta línea avanzan día a día, con la puesta en marcha de medidas muy concretas. Así lo explica Javier Allué, comisionado del Gobierno de Aragón en la Lucha contra la Despoblación, quien recuerda que están elaborando un proyecto de ley de dinamización del medio rural (en fase de anteproyecto) para incorporar la perspectiva del reto demográfico en el diseño de todas la políticas sectoriales de los departamentos del Gobierno de Aragón.

Firme compromiso

"Queremos que establezca los criterios de delimitación del medio rural y sus distintos asentamientos y municipios, que active los instrumentos de programación y planificación, que mejore los mecanismos de gobernanza y coordinación y que fije unos criterios de fiscalidad diferenciada para determinadas zonas del medio rural", explica.

Mientras este proyecto de ley se convierte en una realidad, desde el Ejecutivo Autónomo siguen avanzando y poniendo en marcha acciones para conseguir que Aragón siga la tendencia ascendente en materia de consolidación y mantenimiento de población en el medio rural.

En este sentido, desde el Gobierno insisten en que "es necesario seguir avanzando en consolidar políticas de igualdad y empoderamiento de la mujer en el medio rural. Ellas son un pilar fundamental para fijar la población", explica Allué.

"Debemos abandonar el discurso de la España vacía o vaciada, porque es peyorativo y no ayuda en nada. El medio rural es calidad de vida"

Además, se han financiado proyectos para la transformación de productos agrícolas, formación para el empleo, actividades culturales y mejoras en la accesibilidad de las viviendas, entre otras iniciativas. "El Gobierno de Aragón tiene el firme compromiso de asumir los retos que hoy tiene el medio rural. Es evidente que tenemos que mejorar día a día tratando, además, de destacar todo lo positivo que hay en nuestros pueblos. Debemos abandonar el discurso de la España vacía o vaciada, porque es peyorativo y no ayuda en nada al medio rural. El medio rural es calidad de vida", señala.

Finalmente, Allué insiste en que "la mejor aportación que el Gobierno de España puede hacer a la lucha contra la despoblación es reformar el modelo de financiación de las comunidades autónomas para que tenga en cuenta el coste efectivo de los servicios básicos y de las infraestructuras en el territorio", concluye Allué.

Ir al Especial Despoblación

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas