Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Relatos

Relatos

Un cuento con tren

La escritora aragonesa Ana Alcolea, flamante ganadora del Premio Cervantes Chico, inicia aquí esta serie de relatos veraniegos sobre viajes. Ella se remonta a la época de sus abuelos, que vivieron de cerca el descarrilamiento de un tren de la línea Calatayud-Valencia en Luco de Jiloca en 1904.
Participación

'Trofeos', de Sergio Cuesta, ganador del X Concurso de Relatos de Heraldo

El jurado ha decidido conceder un áccesit a otros tres títulos.

Cápsula

En esa época Zaragoza estaba repleta de “bares” donde se servía todo tipo de comida, que generalmente se preparaba con una mezcla de verduras, animales y derivados. En aquellos tiempos también teníamos tranvía...

Signos

Escribió tres puntos suspensivos y volvió a empezar. Esta vez todo seguido, sin comas. Repitió por enésima vez el signo de exclamación para expresar interjecciones tan frecuentes como: ¡ay!, ¡por favor!, ¡basta...

El viento y el sombrero

Me acurruco en el sofá, bebo un poco de té y rememoro las conversaciones de verano.- Recuerdo el campo sembrado de verde borraja. Nuestra familia tenía unas tierras en las afueras de la ciudad así que todas las...

Infravalorada historia

8 horas, 59 minutos y 57… 58… 59 segundos… Ya eran las 9 de la mañana del martes 24 de noviembre del año 2016, día normal en Aragón como cualquiera de los ya vividos. Los aragoneses se levantan sin flojera ni t...

El Aragón de los utópicos

-Déjate de tonterías: el anarquismo es una utopía que nunca se podrá realizar.-Ah, pues yo he oído que hubo en Aragón (también en Cataluña…), durante la Guerra Civil, muchas comunas, que en las ciudades tenían ...

Adiós en el Ebro

De entre todas las formas de dejar a tu pareja ella eligió la menos ortodoxa. Me envío un mensaje al correo electrónico que, a su vez, me enviaba a buscar una botella con un mensaje oculto en el tramo exacto de...

Recuerdo 1: colilla en el suelo

Fumo en la calle Alfonso. Arrastro el cigarrillo a la boca, me pesan los ojos, lo muerdo, va de lado a lado, pero no lo tiro al suelo. Pienso entonces, sopla el cierzo, en la cantidad indiscriminada de...

Un maño senegalés

La gente abarrotaba cada rincón de la capital durante las Fiestas del Pilar y a Mamadou le era difícil anunciar su mercancía.⎼ ¡Pon cashirulo, cashirulo!Entre el gentío, las pachangas, el Forano y la Forana, vi...

Rostros

A los diez años comencé a dibujar, sólo pintaba rostros, quería plasmar sus emociones... Un día, caminando por la parte antigua de Zaragoza, todo cambió. Empecé a ver rostros por todas partes. Los fui dibuja...

Llámalo libre

Fue en algún lugar cercano a Labuerda, en vacaciones, donde hallamos aquel mochuelo, de vuelo demasiado juvenil y extraviado. Papá consiguió atraparlo. ¡Qué fantástica sorpresa para mi hermano y para mí tan seg...

​País de listos

Cuando Valeriano se coló en el tranvía no imaginaba que la situación se desbordaría hasta el extremo de acabar en los calabozos de Zaragoza. De haberlo sabido nada hubiera cambiado, pues su determinación por co...

La búsqueda de Johana

Antes de quemar mis carnes el luminoso ser que descendió desde un artefacto de acero en el cielo, me volvió a preguntar por última vez: “¿Dónde, dónde, Hombre, está Johana?”; a lo que yo respondí inmediatamen...

Inspiración

Ocurrió un bonito 23 de abril, él estaba sentado en un banco perfectamente colocado. Tardó un poco en llegar, pero, de repente, entre el Pilar y la Seo, hizo acto de presencia: ELLA era de quién tanto le hab...

El reencuentro

Ahí estaba él, estaba entusiasmada por volver a reencontrarnos después de tanto tiempo, tenía ganas de tomarlo entero dejándome llevar  por las emociones, sin decir no a nada, empecé a recorrer sus pies con gan...

Demasiado tarde

Se lo había regalado hacía años. Comprado tras una búsqueda por todo el comercio de Monegrillo, creyó que aquello podría ser la llave de la felicidad. Pero ella nunca quiso tomarlo en serio y solo - no bien lo ...

Una madre de leyenda

-¿Que tienes que ir a qué?El joven miró al suelo mientras aquella mujer lo miraba desconfiada.-A luchar contra un dragón, mamá...La mujer cambió el gesto, y con el rostro enrojecido y la mirada de una fiera ava...

Te has ido

Te has ido. Y no veo ya la ciudad como siempre la he visto.Si me acerco por la calle Costa, te siento saludándote con media Zaragoza. Aún te reconozco en el café Levante, por la puerta del Carmen, cruzando In...

La maldad

Convencidas del mágico efecto que proporcionan, debajo de las camas, los granos de cebada con las hojas de ruda y la hierba de San Juan, Basilia y Timotea ignoran que hoy serán apresadas y conducidas al c...

Avemarías

La mujer, pequeña como pájaro leve, entró a rezar por su hijo Dimas, que andaba pegando tiros por el frente de Gandesa. Se sentó, se santiguó y musitó tres avemarías compungidas y esperanzadas. En la otra banca...

​Sinfonía nocturna

¡Manuel, busca a Catalina!El niño entra al boque. Ella está sentada en una rama y respira los olores de los árboles. La noche entra furtiva sobre el cielo y los sapos inician su canto. Uno entona una nota gra...
Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo