Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Penúltimas bocanadas del imperio

César Ibáñez París Actualizada 08/04/2015 a las 13:58
Etiquetas
0 Comentarios

El corneta Manuel París, natural de San Juan de Mozarrifar, tras un año, ocho meses y cinco días en la campaña de Cuba, embarcó en la Habana el 20 de julio de 1897 a bordo del vapor Alfonso XIII con rumbo a Santander, adonde llegó el uno de agosto. Volvía enfermo, como tantos otros afortunados, de malaria. Corría el rumor de que, cuando desembarcasen, llevarían a los febriles al Hospital Militar. El corneta Manuel París quería llegar cuanto antes a su pueblo, ver a los suyos, saberse superviviente, contar lo que había visto y malvivido en Santiago, en Canto Abajo, en Puente Majagua, en Palo Picado, en Borjita, en Perseverancia…; sacarse de dentro la murria y la mala sangre, recuperar su camino y no volver a ver una corneta ni en pintura. Así pues, le echó rasmia, encendió el último veguero que le quedaba y bajó la plancha más tieso que el palo de la bandera.
Y un par de días después estaba en San Juan, delgado y febril, ojeroso y feliz.


Leer más relatos del concurso de relatos cortos de Heraldo 2015







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual