Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Solidaridad

Con la mente puesta en los demás

Enrique Hernández consiguió publicar un libro y, pese a estar en paro, con lo recaudado lleva un año repartiendo comida a los niños del Gancho.

Nicolás López. Actualizada 23/06/2015 a las 07:57
Etiquetas
0 Comentarios

Cuando una madre le pidió a Enrique Hernández Fuertes, en la plaza de Santo Domingo, que le comprara un bocadillo a su hijo, a este zaragozano de 58 años se le ocurrió una iniciativa para ayudar a los pequeños más desfavorecidos del Gancho. Pese a llevar varios meses en paro, Enrique ha repartido en este barrio cientos de kilos de comida y más de 2.000 meriendas para los niños más necesitados de la zona.

Enrique es un escritor aficionado que ha escrito siete libros, sin publicar ninguno, hasta que a principios de 2014 decidió que quería que ‘Ordeñando a Davar’ viese la luz. Se trata de un trabajo sobre las penurias por las que un hombre de Sudán tuvo que pasar para llegar a la Península Ibérica. El título hace referencia a Davar, una cabra que la tribu de Jorge tenía como única propiedad. El proceso que siguió desde la conclusión del libro hasta su publicación fue complejo. Rechazado por varias editoriales, Enrique tuvo que pagarse de su bolsillo la impresión y la encuadernación de los ejemplares.

Finalmente, el trabajo salió a la luz en abril del año pasado y el escritor pudo llevarlo a varias librerías de la provincia de Zaragoza, a las que les ofreció dejarles algunos ejemplares para su venta a cambio de que le remitiesen todos los beneficios, que se destinarían a financiar la iniciativa solidaria que a día de hoy está llevando a cabo. La mayoría accedió y otras le pidieron quedarse con el 20% de los 10 euros que vale el libro. Pero Enrique está contento: "Han sido muy amables y solo gracias a los trabajadores de estas tiendas yo puedo hacer los repartos", apunta.

Este hombre, casado y con dos hijos, acude todos los sábados por la tarde a la plaza de San Pablo, desde julio del año pasado donde decenas de niños le esperan para recibir su merienda. Los pequeños ya le conocen y le aguardan con ganas. "A veces hay tantos que no tengo para todos. Y eso que hoy he traído 80 bolsas de comida", señala Enrique.

Uno de los barrios más pobres

La razón por la que eligió el barrio del Gancho fue "porque es el más marginal de Zaragoza, donde más gente pobre hay". Pero su intención es llegar a todas las zonas de la ciudad, para lo que ha enviado "cientos de correos electrónicos" a partidos políticos, sindicatos, parroquias y empresas –de alimentación, textil, etc.–. "Solo tres me están ayudando, dándome algún dulce e incluso varios cepillos de dientes", lamenta.

Además de los emails, este zaragozano reparte semanalmente una serie de octavillas por la ciudad en las que informa de su iniciativa. La intención es que la gente compre su libro y pueda contribuir de alguna forma. "He repartido más de 120.000 papeles. Por eso espero poder recibir alguna ayuda más en las próximas semanas", comenta Enrique.

A la espera de mejorar su situación y con un horizonte más que incierto, iniciativas como las de este escritor solidario se tornan fundamentales para las familias más desfavorecidas de la ciudad.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual