Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Semana clave para que el PSOE despeje la investidura y evitar las elecciones

El PP ha intentado quita algo de presión a los socialistas, pero el PSOE todavía no ha tomado una decisión.

Efe. Madrid Actualizada 10/10/2016 a las 12:03
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, y el portavoz, Mario Jiménez.Reuters

A tres semanas para que expire el plazo para la investidura o haya nuevas elecciones, la incógnita sigue estando en el PSOE que los próximos días podría ir despejando sus dudas sobre una abstención a una segunda investidura de Mariano Rajoy, a pesar de que este paso podría ahondar en la fractura del partido.

En los últimos días, el PP ha intentado quitar algo de presión a los socialistas que, a marchas forzadas, tratan de recomponer la unidad interna después del maremoto del Comité Federal del pasado fin de semana.

Ha sido el propio Mariano Rajoy el que ha dejado claro que no impondrá condiciones al PSOE para contar con su abstención en una eventual investidura, y en caso de que finalmente consiga ser reelegido, ha prometido trabajar "día a día" para "ganarse" la gobernabilidad.

"Haré todo cuanto esté en mis manos para ganarme la gobernabilidad; sé que la tendré que trabajar día a día, la trabajaré día a día, con humildad con paciencia y atendiendo única y exclusivamente a los intereses generales de los españoles", ha garantizado.

Oferta al diálogo y al consenso que este domingo ha repetido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha avisado de que los españoles quieren "normalidad" y no un gobierno que deje la estabilidad en manos de los "radicales y extremistas".

En la clausura de la Escuela de Otoño del PP de Cataluña, Cospedal ha insistido en que unas terceras elecciones serían un "disparate" que, además, podría echar por tierra la recuperación económica y de empleo experimentados en los últimos meses.

"La estabilidad de un gobierno y la estabilidad de un país no se pueden dejar en manos de los radicales y de los extremistas porque a lo único a lo que induce es a crear inseguridad, parálisis y desconcierto. Lo sabemos muy bien en Cataluña", ha alertado.

Frente a ello, ha ofrecido un PP que apuesta por la "moderación y el reformismo" con el único objetivo del "bien común".

Todo ello a la espera de los pasos que vaya dando el PSOE, que este lunes reúne a su gestora por segunda vez desde la dimisión de Pedro Sánchez. La dirección del partido podría decidir este lunes cuándo se convocará al Consejo Territorial y al Comité Federal para debatir un nuevo rumbo por la vía de la abstención a un gobierno del PP.

Javier Fernández, que hace una semana se marcó como meta "sofocar el incendio" que consume al PSOE, ha reconocido que el "no" al PP está en la médula de los militantes del partido "más fervorosos" aunque admite que, ante la falta de alternativa de gobierno, ahora toca "un aterrizaje forzoso".

En una entrevista en El País, el presidente de la gestora reitera que la abstención no significa apoyar el Gobierno de Rajoy. "Eso es un concepto muy primario de la política. La política no es poesía, es prosa. No es sentimiento, es razón", añade.

Camino hacia la abstención que desde Podemos es interpretado como una renuncia del PSOE al "espacio simbólico" que ha ocupado en los últimos 40 años, la alternancia a la derecha.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, constata que el PSOE les ha entregado "todo el espacio de oposición" por lo que considera "muy difícil" que los ciudadanos se vayan a creer que los socialistas vayan a ser oposición al PP durante el resto de la legislatura.

Pese a ello, Iglesias ha asegurado que sería una "demostración de dignidad" el que algunos diputados socialistas rompieran la disciplina de voto en la investidura de Rajoy como ya han anunciado socialistas del entorno de Pedro Sánchez como Susana Sumelzo.

Tras calificar de "espectáculo bochornoso" lo vivido en la última semana en el PSOE, Iglesias se ha erigido como único líder de la oposición en el Congreso, la principal fuerza política entre los jóvenes y la primera "en las naciones sin estado".

Ciudadanos también observa con interés la evolución del PSOE desde la marcha de Pedro Sánchez. "La pelota está en el tejado del Partido Socialista", ha remarcado este domingo la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, que ha reclamado al PSOE que esté "a la altura de los españoles".

"No se les está pidiendo que validen el Gobierno del Partido Popular, pero sí que piensen en los españoles (...) y permitan que haya Gobierno", ha recalcado.

Entretanto y agotados ya los primeros nueve días de octubre, apenas quedan tres semanas completas para evitar las terceras elecciones. Todo indica que el lento tránsito del PSOE hacia la abstención y la apretada agenda del Rey, de Mariano Rajoy e, incluso de Javier Fernández, abocarán la investidura a la última semana de octubre, al límite del plazo para disolver las Cortes y convocar elecciones que expira el próximo 31 de octubre.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual