Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pactos postelectorales

Sánchez agota las horas antes de la investidura sin los apoyos suficientes

Tanto el PP como Podemos han descartado un sí o una abstención al líder socialista.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez.Reuters

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, agota las últimas horas antes de que comience este martes el debate de investidura en el Congreso sin contar con los apoyos suficientes para ser investido, porque tanto el PP como Podemos han descartado un sí o una abstención que facilite su investidura.

Con el acuerdo de Ciudadanos bajo el brazo, Sánchez ha mirado a su izquierda para evitar una investidura fallida.

Aprovechando el Comité Federal del PSOE, que ha ratificado el pacto de legislatura con Ciudadanos, el líder socialista ha lanzado una nueva oferta a Podemos, Izquierda Unida y Compromís, para intentar que no voten en contra, aunque con escaso éxito.

"No me resigno a que las fuerzas del cambio no sumen", ha dicho Sánchez, que ha enviado a esas formaciones un documento diferenciado en función de las reivindicaciones y propuestas programáticas de cada uno y "coherente" con el acuerdo sellado con Ciudadanos.

El documento refuerza las medidas de emergencia social, la recuperación de derechos laborales, la lucha contra la corrupción, la regeneración democrática, la igualdad de oportunidades y de género, la transición energética, el cambio climático y la política de asilo y de refugiados.

Propuesta rechazada ya de plano por Podemos, que ha lamentado que la nueva oferta del PSOE sea sólo un "corta y pega" de su pacto con el partido de Albert Rivera.

El número dos de Podemos, Iñigo Errejón, ha lamentado que este documento, para él, insuficiente aboque a una semana perdida y ha emplazado a los socialistas a retomar el diálogo después del fracaso de Sánchez, siempre que opten por un gobierno "plural" y "de cambio".

"Hay vida más allá de esta semana", ha dicho Errejón, que reconoce tener la sensación de vivir un "déjà vu", porque la nueva oferta del PSOE no modifica "ni una coma" el documento firmado la semana pasada con Ciudadanos.

Un partido, el de Albert Rivera, que tampoco ve demasiadas novedades en ese documento, pero que advierte de que reconsiderarían su voto a favor de Sánchez si se modifica sustancialmente lo firmado con los socialistas.

También Izquierda Unida ha dado un sonoro portazo a la nueva oferta de Pedro Sánchez para que se sume a su pacto de investidura. La Presidencia Federal de IU ha acordado votar no en la primera votación el próximo miércoles, convencidos de que es "imposible compatibilizar un programa social de izquierdas con una política económica de derechas".

A juicio de IU, en el nuevo documento del PSOE no hay "ningún elemento económico" que dé coherencia a las políticas sociales que dicen querer poner en marcha, como una reforma fiscal, del cambio de modelo productivo o de la orientación de la política económica.

No obstante, IU abre la puerta a reconsiderar su voto en la segunda votación, prevista para el viernes 4 de marzo, siempre que haya cambios en la posición del PSOE.

Documento que no convence tampoco al PP, que ha criticado el "mercadeo" de propuestas de gobierno del líder del PSOE y ha recalcado que, cuando fracase en la investidura, "ahí estará el PP" con su presidente, Mariano Rajoy, al frente.

Andrea Levy ha recalcado que las propuestas de acuerdo planteadas a última hora por Sánchez "pretenden ser iguales, pero en sus contenidos son distintas", y ha alertado de la "casa de los líos" en la que están inmersos los socialistas.

Levy ha reconocido que en el PP están "expectantes" ante el debate de investidura de Sánchez para ver qué nueva propuesta se "saca de la manga" y ha denunciado la "ceremonia de la confusión" del líder del PSOE con su "mercadeo" de documentos.

El PNV, que ha mantenido conversaciones con los socialistas en estas semanas, todavía no ha decidido el sentido de voto y esperará a escuchar las explicaciones de Pedro Sánchez, aunque no descarta ninguna opción.

Al margen de las posiciones de cada uno de los partidos, ya se conocen todos los detalles del formato del debate que comienza mañana a las 16.30 horas con la intervención en solitario del secretario general del PSOE sin límite de tiempo.

No será hasta el miércoles cuando comience el turno de los portavoces de mayor a menor, comenzando a las nueve de la mañana con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy.

Cada portavoz dispondrá de treinta minutos en una primera intervención y diez minutos adicionales de réplica.

Según los cálculos del presidente del Congreso, Patxi López, la primera votación -en la que Sánchez necesita mayoría absoluta- podría llegar hacia las nueve de la noche.

Este horario llevaría a la segunda votación, en la que basta la mayoría simple, a las nueve de la noche del viernes, y no al sábado por la mañana como había planteado en un principio López y se habían opuesto el PP y Podemos, que han forzado al presidente del Congreso a dar marcha atrás.

El viernes se convocará un nuevo pleno unos noventa minutos antes de que se cumplan las 48 horas exactas de la primera votación, para dar tiempo a la intervención de Sánchez, de unos diez minutos, y del resto de portavoces, de cinco minutos cada uno. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual