Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Casa Real

​Doce cambios en doce meses de reinado

Los cambios afectan tanto a cuestiones protocolarias como a aspectos más relevantes, como su sueldo o su compromiso de transparencia.

Efe. Madrid 19/06/2015 a las 06:00
1 Comentarios

Felipe VI ha adoptado durante los doce meses de su reinado una serie de cambios que afectan no sólo a cuestiones protocolarias en el funcionamiento de la Casa del Rey, sino también a aspectos más relevantes, como la reducción de su sueldo o su compromiso de transparencia en la gestión de la institución.

1.- El Rey se baja el sueldo:

El 10 de febrero, la Casa del Rey anunció que don Felipe se bajaba el sueldo un 20%, hasta quedar en 234.204 euros brutos anuales, y asignaba a su padre el 80% de esta cantidad, 187.356 euros, cifra superior a la de la reina Letizia (128.808 euros).

2.- Las cuentas de la Casa del Rey serán auditadas:

Apenas un mes después de la proclamación de Felipe VI, la Casa Real anunció que las cuentas de la institución serían sometidas, a partir del ejercicio de 2015, a una auditoría externa.

3.- Prohibición a los miembros de la Familia Real de recibir regalos o favores:

El Rey aprobó en enero un régimen de regalos para los miembros de la Familia Real que les prohíbe aceptar regalos que puedan "comprometer la dignidad" de sus funciones institucionales, así como "favores o servicios en condiciones ventajosas", dinero o préstamos sin interés.

4.- Un código de conducta para los trabajadores de la Casa del Rey:

El Monarca estableció un código de conducta que entró en vigor el 1 de enero, por el cual los trabajadores y altos cargos de la Casa del Rey deben actuar con austeridad, ejemplaridad y honradez y deberán abstenerse de intervenir en negocios financieros o jurídicos que supongan un conflicto de intereses con sus obligaciones.

5.- Todas las retribuciones y contratos, a la luz pública:

Desde finales de 2014, la web oficial de la Casa del Rey dio a conocer, en consonancia con la Ley de Transparencia, las retribuciones de sus altos cargos, los contratos y convenios suscritos y el grado de ejecución de sus presupuestos.

6.- Más apertura a la sociedad civil en los actos de mayor protocolo:

La apertura de la Casa Real a la sociedad civil se vio desde la primera recepción que los Reyes ofrecieron en el Palacio Real tras su proclamación, a la que fueron invitados activistas de los colectivos gais, y se ha repetido en almuerzos y cenas de gala con mandatarios extranjeros con jóvenes artistas, emprendedores, solidarios o deportistas.

7.- Posibilidad de celebrar la jura o promesa de altos cargos sin símbolos religiosos:

Con Felipe VI, los ministros y altos cargos obligados a jurar o prometer ante el Rey acatamiento a la Constitución pueden hacerlo sin la presencia del crucifijo y la Biblia que siempre se colocan ante la mesa de juramento en el Salón de Audiencias de Zarzuela, aunque hasta ahora ninguno se ha acogido a esta posibilidad.

8.- Felipe VI revoca a la infanta Cristina el título de duquesa de Palma de Mallorca:

Pocos días antes de que se cumpliera un año de la proclamación de Felipe VI, el Monarca revocó a su hermana, la infanta Cristina, el título de duquesa de Palma de Mallorca, una decisión adoptada antes de que la Audiencia de Palma fijara fecha para la vista oral del caso Nóos en la que será juzgada como presunta cooperadora en dos delitos fiscales supuestamente cometidos por su esposo, Iñaki Urdangarin.

9.- Progresiva desaparición de las reverencias a los Reyes en las recepciones:

Aunque no hay ninguna recomendación expresa al respecto, la práctica, derivada del talante más cercano de don Felipe y doña Letizia, está haciendo desaparecer las reverencias que los invitados hacían a los Reyes al saludarlos en las recepciones oficiales -movimiento de cabeza en los hombres, genuflexión para las mujeres- una costumbre protocolaria que cada vez siguen menos personas.

10.- Los Reyes se sientan en los actos públicos en primera fila, junto a los asistentes, en vez de en una mesa frente al público:

Salvo las excepciones marcadas por la solemne apertura del Año Judicial, los cursos de las Reales Academias o la entrega del Premio Cervantes, los Reyes han decidido no sentarse en la mesa presidencial en los actos públicos a los que asisten, sino en primera fila, desde donde suben al escenario, en su caso, cuando tienen que pronunciar algún discurso.

11.-La Reina deja de usar mantilla en los actos militares:

La Reina Letizia no usa, como hacía la Reina Sofía, la tradicional mantilla española en los actos militares que preside; en un acto castrense de la Guardia Civil celebrado el 13 de mayo en Vitoria eligió el mismo atuendo que vistió el mismo día de la proclamación por considerarlo el más solemne.

12.- La bandera nacional ondea permanentemente en el Palacio de la Zarzuela:

Las ceremonias de izado y arriado de la bandera nacional situada en las proximidades del Palacio de Zarzuela se han suprimido desde que Felipe VI ordenó exhibir, con carácter permanente, una gran enseña nacional ubicada en un lugar destacado de los jardines del recinto, ante el llamado "edificio Magnolias".


  • Ramón19/06/15 08:46
    ¿Y tanto cambio para que? Que se marché ya y evitamos todos esos gastos. Además, la Cristina de Urdangarin pagaria lo que tiene que pagar y nos dejariamos de tonterias....





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual