Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Juan Señor: "Logramos una gesta porque creímos que podíamos hacerlo"

El exjugador del Real Zaragoza recuerda la victoria del club aragonés en la final de la Copa del Rey de 1986, de la que se cumplen 30 años.

J. L. Gaona. Zaragoza Actualizada 26/04/2016 a las 11:33
Etiquetas
El exjugador del Real Zaragoza Juan Señor, en una imagen de archivoG. Mestre

El 26 de abril de 1986 el gol no fue de Juan Señor, sino de Rubén Sosa. El exinternacional español, que había marcado en todas las eliminatorias que llevaron al Real Zaragoza hasta la gran final de la Copa del Rey, le dejó tirar al uruguayo la falta que acabaría decidiendo el partido con el pequeño golpe de suerte que necesita cualquier equipo campeón. “Rubén Sosa golpeaba muy bien la pelota. Yo también era uno de los lanzadores, pero por la posición de la pelota creímos que era mejor para él. Afortunadamente rozó en un jugador y entró. A veces la tiras muy bien y va a la escuadra, pero el portero la saca. Otras necesitas ese pelín de suerte para que entre el balón”, recuerda Señor 30 años después de aquel triunfo que llevó a la vitrina del club aragonés su tercera Copa del Rey.

“El Real Zaragoza llevaba mucho sin ganar, venía de años en los que había estado en Segunda, había ascendido, había estado a punto de bajar otra vez... Luego se consiguió una estabilidad en Primera y nosotros formamos parte de una generación que jugaba bien al fútbol. Éramos un equipo respetado por todos los rivales”, asegura el exjugador zaragocista, quien reflexiona sobre aquel título y la mentalidad del equipo: “Logramos la gesta porque desde el principio creímos que éramos capaces de hacerlo. Éramos un grupo que creía en sus posibilidades pese a que nos enfrentábamos al Barça, un rival que era favorito para todo: la Liga, la Copa, la Liga de Campeones... Al final perdió la Copa contra nosotros y la Champions contra el Steaua de Bucarest. Fue la victoria de la ilusión, la victoria de un grupo de profesionales que, además, éramos amigos”.

Pero Señor no solo recuerda la gesta del partido decisivo, sino el mérito que tuvo llegar hasta allí. “La victoria supo mucho mejor que cualquier otra por el rival, pero también por todo lo que costó alcanzar la final. Eliminamos al Burgos en la prórroga, al Castilla, que era todo un gallito en la Segunda División, y al Real Madrid. El todopoderoso Barcelona fue la traca final”, asegura el exfutbolista, que anotó varios goles durante las eliminatorias, tanto contra el Burgos como ante el Castilla y el Real Madrid: “Me faltó marcar en la final, pero eso me sobra. Con el de Rubén fue suficiente”.

El triunfo, al margen de una alegría enorme para la afición y los propios jugadores, dejó alguna anécdota que todavía ronda por la mente de Juan Señor. "Probablemente no se diera cuenta casi nadie, pero cuando me entregó la copa el rey Juan Carlos yo lo único que quería, con todos mis respetos hacia los Reyes, era cogerla y llevársela a mis compañeros para compartirla con ellos. Tenía tanta prisa que levanté el trofeo con la placa de campeón hacia atrás, y escuché la voz de la Reina diciendo: 'Dale la vuelta, dale la vuelta'. Mi pensamiento solo estaba en mis compañeros”, recuerda entre risas el exzaragocista.

El mejor momento, sin embargo, llegó con el regreso de la expedición blanquilla a la capital aragonesa. “El recibimiento que tuvimos desde Calatayud hasta Zaragoza fue apoteósico, porque el Real Zaragoza llevaba mucho tiempo sin ganar nada. El recuerdo de las palabras desde el balcón del Ayuntamiento en la plaza del Pilar fue increíble, algo muy difícil de describir con palabras”, concluye Señor.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual