Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol

La Liga sigue candente a tres jornadas del final

El Barcelona, el Atlético de Madrid y el Real Madrid se aferran al título de la Liga 2015-2016 en una lucha apasionante.

Efe. Madrid Actualizada 24/04/2016 a las 18:04
Etiquetas
El Barça celebra durante el partido contra el Sporting GijónReuters

La pelea por el título de la Liga 2015-2016 avivó su fuego y acentuó la emoción, con los tres aspirantes enganchados a la lucha después de salir airosos de sus respectivos compromisos con dificultad y las fuerzas justas.
Nadie decayó en esta trigésima quinta jornada.


El Barcelona cumplió en el Camp Nou ante el Sporting y protege su liderato. No falló el Atlético Madrid, que sufrió ante el Málaga. Y tampoco el Real Madrid, que evitó su hundimiento de forma agónica en Vallecas.

La sesión reveló que las energías se agotan en este tramo último del curso. Especialmente para los equipos madrileños, que deben dosificar sus esfuerzos entre la Liga y la Liga de Campeones, a la que aún aspiran y que afrontan esta misma semana.


El Barcelona logró un triunfo claro (6-0). Pero le costó despejar el partido. Se topó el líder con un rival batallador, presionado por la amenaza del descenso y por las limitaciones de su plantilla.


No tuvo el equipo de Luis Enrique la eficacia de Riazor. Aunque tampoco la ceguera que padeció contra el Valencia. El choque se le puso de cara pronto con un gol de Leo Messi, pero el Sporting dispuso de ocasiones claras para empatar que marró solo por detalles y falta de puntería.


Después, el acierto de Luis Suárez enterró definitivamente las esperanzas asturianas, desahogó al vigente campeón que prolongó su estancia en el liderato y amplió las expectativas del delantero uruguayo hacia el título de goleador.

Firmó otro póquer el sudamericano en una noche que castigó al Sporting con tres penaltis. Acumula Suárez 34 goles. Ocho en dos partidos que le han erigido en el líder de los anotadores. Con tres ya por encima del portugués Cristiano Ronaldo, ausente en el compromiso de su equipo por una sobrecarga.

Neymar completó, en uno de los lanzamientos desde los once metros, las cuentas de la abultada victoria azulgrana. La goleada del Barcelona recompuso la parte alta de la clasificación, agitada previamente con los partidos del Real Madrid y el Atlético.

El equipo rojiblanco se sostuvo gracias a la irrupción del argentino Ángel Correa como goleador único y decisivo para sacar de un embrollo al Atlético de Madrid, al que sostuvo en la lucha por la Liga con una victoria sufrida e indispensable contra un buen Málaga, capaz de anular durante casi todo el duelo al conjunto rojiblanco.

Tuvo ocasiones que no aprovechó y solo pudo respirar en el tramo final, con la salida desde el banquillo de Correa. Vital para cerrar el quinto triunfo consecutivo en el campeonato y prolongar la presión y el cerco al primer puesto de la clasificación.

El duelo ante el Málaga fue cerrado y estresante para el conjunto de Diego Pablo Simeone. El combinado andaluz no regateó esfuerzos y mantuvo el tipo hasta el final. Comparte puntaje con el Barcelona el Atlético de Madrid, que contemplan con un punto de ventaja al Real Madrid, el equipo que más padeció este sábado.

El conjunto de Zinedine Zidane, en su primera prueba sin la aportación de Cristiano Ronaldo y con un ojo puesto en el próximo martes y en la visita a Manchester, tuvo que ejecutar un esfuerzo mucho mayor al esperado. Tuvo que remar contracorriente durante bastantes minutos, con una desventaja de dos tantos y la Liga otra vez perdida.

Con un gol de Lucas Vázquez y dos de Gareth Bale, el último a los 80 minutos, consiguió el Real Madrid mantener el pulso por el título. El Rayo Vallecano fue mejor en la primera parte pero terminó agotado físicamente.

Sin Cristiano, lesionado, y con Sergio Ramos y Luka Modric en el banquillo por descanso, el Real Madrid salió al césped de Vallecas con la intención de sumar un triunfo en un campo en el que por sus dimensiones y el aliento de la afición local no lo suele pasar bien.

Nada le salió como tenía previsto y en un cuarto de hora tenía en contra los goles de Adrián Embarba y el venezolano Miku Fedor.

Fue Gareth Bale el que salió al rescate. Fue clave su gol al borde del descanso, que devolvió al Real Madrid al partido. Después, Lucas Vázquez empató y Bale, a diez minutos del final, terminó por iluminar la tarde blanca para y conservar sus esperanzas al título. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual