Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Zaragoza

Los forenses se preparan para someter a Silva Sande a las pruebas del P-300 y N-400

El exgrapo aceptó venir a Zaragoza para que le practiquen el test de la verdad, al que podría someterse hoy

M. A. Coloma 20/09/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
El director del Imla,Salvador Baena, explicó ayer que la empresa Neuronic les ha cedido de forma altruista una máquina de última generación para practicar las electroencefalografías. La psicóloga Cristina Andreu muestra el gorro con los sensores.Oliver Duch

Primero fue el zaragozano Antonio Losilla, al que se acusa del asesinato y descuartizamiento de su esposa, la vecina de Ricla Pilar Cebrián. Después le tocó al sevillano Miguel Carcaño, autor confeso del crimen de la joven Marta del Castillo. Y ahora le ha llegado el turno al exgrapo Fernando Silva Sande, quien parece que hoy se someterá voluntariamente al bautizado como test de la verdad para intentar averiguar dónde se ocultó el cadáver del empresario Publio Cordón en Mont Ventoux (Francia). A diferencia de lo ocurrido en los dos primeros casos, el secretismo envuelve todo lo que rodea a esta nueva prueba. De hecho, la Guardia Civil y el propio Ministerio del Interior han alegado "razones de seguridad" para no confirmar oficialmente la fecha del test. Sin embargo, Europa Press aseguraba anoche que será hoy citando fuentes antiterroristas.

Lo que sí está ya confirmado es que la también conocida como prueba del P-300 no se practicará a Silva Sande en el Hospital Miguel Servet (como hasta ahora), sino en las instalaciones de el Instituto de Medicina Legal de Aragón (Imla), ubicado en el barrio de San Gregorio. De hecho, Guardia Civil, Policía Nacional y Local han celebrado ya varias reuniones para organizar la logística, ya que será necesario cortar el tráfico en alguna calle. Además de por razones de seguridad, para evitar que el ruido puede afectar a la práctica de la prueba, dado que se recurre a aparatos muy sofisticados y especialmente sensibles.

Tras varios intentos fallidos de localizar el cadáver de Cordón –secuestrado en 1995 en Zaragoza– en la Provenza francesa, los investigadores confían en que esta prueba permita acotar con mayor precisión la zona de búsqueda.

Neuronic cede una máquina
 

El nuevo director del Imla, el doctor Salvador Baena, explicó ayer a los medios de comunicación su intención de poner en marcha en las instalaciones de San Gregorio una pionera Unidad de Neurociencia Forense. "Para ello hemos alcanzado un acuerdo con la empresa Neuronic, que se dedica al campo de la electroencefalografía y cuenta con una sede en el polígono Centrovía", indicó el responsable del centro. Contó también que la multinacional les ha cedido de forma altruista el aparato con el que se practicarán las pruebas, tanto del P-300 como del N-400. De hecho, los especialistas tienen intención de analizar también este potencial en el test que practiquen a Silva Sande.


"El P-300 se relaciona con datos que residen en la memoria del individuo. Sin embargo, la N-400 guarda relación con las discrepancias que una persona puede tener al relacionar un estímulo con un dato conocido", explicó ayer la psicóloga Cristina Andreu, futura responsable la Unidad de Neurociencia Forense. "Les pongo un ejemplo –añadió-, si el individuo lee que Colón descubrió África, salta la onda".


Los especialistas recordaron que la actividad del cerebro es continua y que ante un determinado estímulo, la onda de un potencial sucede a la del otro en milésimas de segundo. Por tanto, la prueba que se practique a Silva Sande no durará más, pero sí obligará a los forenses a dedicar más tiempo a la interpretación de los datos. Baena aseguró que existe un interés "enorme" a nivel "nacional e internacional" por las pruebas de Zaragoza.


 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual