Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Sabiñánigo urge a la DGA para que explique el olor a lindano

El alcalde reconoce que el hedor es "molesto y muy desagradable" y que la ciudad lo sufre desde finales de junio 

Mª José Villanueva 16/09/2014 a las 06:00
0 Comentarios

El Ayuntamiento de Sabiñánigo insistirá ante la DGA en su petición de que dé explicaciones públicamente sobre los olores que se perciben en el municipio desde hace varios meses, a raíz de los trabajos en el vertedero de Bailín, donde los residuos de lindano generados por la fábrica Inquinosa están siendo trasladados a un vaso más seguro. 

"Yo soy uno de los afectados porque vivo en Puente Sardas, el barrio más cercano", aseguró ayer el alcalde, quien defendió el papel que ha jugado la institución municipal. "Hemos pedido explicaciones reiteradamente a los responsables, que son la empresa adjudicataria y el Gobierno de Aragón", declaró Jesús Lasierra. 

El 12 de junio, un representante de la DGA, coordinador del proyecto, informó al Consejo de Salud de Sabiñánigo sobre el protocolo sanitario y de seguridad. "Dijo que no había riesgo para la población, que existían unos márgenes muy grandes para evitar cualquier incidente", señaló el alcalde. Cuando se empezaron a detectar los olores (se evidenciaron por primera vez el 26 de junio, coincidiendo con la carrera ciclista de la Quebrantahuesos, que reúne a miles de visitantes) , hubo otro contacto y de nuevo palabras tranquilizadoras. 

"Los que somos de Sabiñánigo enseguida relacionamos el olor con el lindano. Hubo vecinos que mandaron escritos al Ayuntamiento y contestamos a todos informando de lo que nos comunicaba la DGA. A pesar de eso, les hemos dicho que si no se encuentran bien, que vayan al centro de salud y pidan que se active el protocolo de salud establecido", aconsejó Lasierra, que no tiene constancia de ningún caso. 

Él considera "razonable" que quien se sienta perjudicado denuncie la situación, porque el olor es "muy molesto y muy desagradable", aunque solo se evidencia  según las condiciones meteorológicas. De hecho, la autorización ambiental del traslado de los residuos impide trabajar con lluvia o viento para evitar la dispersión de partículas contaminantes.        

A principios de agosto el problema se acrecentó y hubo un nuevo contacto con la Dirección General de Calidad Ambiental. Esta garantizó el estricto seguimiento de los protocolos, aunque  anunció medidas para minimizar el problema y comunicó la finalización de los trabajos en la primera quincena de septiembre. 

El último escrito del Ayuntamiento data del 20 de agosto. En él se ofrecía a convocar una reunión informativa abierta a todos los ciudadanos y pedía la presencia en la misma de un técnico de la DGA. El alcalde dijo ayer que reiterará la solicitud, "porque en estos momentos hay más sensibilidad y más preocupación".

"Casi no recordaba el olor"

Un ejemplo de esa inquietud está en la Asociación de Vecinos Virgen del Pilar, de Puente Sardas. "Casi no recordaba el olor, pero al mover el material con los camiones ha vuelto", comentó su presidente, Juan Carlos Rufas. "Hay días que sí se nota, otros no tanto", añadió.   

La asociación se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento pero tiene claro de quién es la competencia. Por eso se suma a la solicitud del alcalde al pedir a la DGA "que dé explicaciones para tranquilizar a la población, que venga aquí un técnico y diga si se puede evitar o no, si los camiones deberían ir cerrados o no", señaló Rufas.  

La directora general de Calidad Ambiental, Pilar Molinero, manifestó el jueves que todas las mediciones arrojan "valores inapreciables fuera del propio barranco", y por debajo de los normativos de salud en el vertedero.      
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual