Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pueblos en Fiestas

Los Danzantes hacen historia en Loreto

Por primera vez interpretaron el dance en el lugar donde nació el patrón de Huesca.

M. José Villanueva. Huesca 12/08/2016 a las 06:00
Danza en Loreto

Los Danzantes de Huesca cerraron ayer el círculo. Hace 31 años, en una de sus contadas actuaciones fuera de la ciudad y de las fiestas, bailaron ante la tumba de San Lorenzo, en Roma. Ayer, lo hicieron donde nació y se crió, en la ermita de Loreto. Era la primera vez y posiblemente la última.

La trascendencia del acto se notó en la masiva asistencia. Eran las 13.00, y pese a que ya habían hecho sonar los palos y las espadas unas horas antes en la plaza de López Allué, casi un millar de oscenses los esperaba en la explanada de la ermita, donde interpretaron su habitual repertorio. La última pieza concluyó dentro del templo, con un público entregado, consciente de que asistía a un momento excepcional. "Hoy te vienen a danzar a tu cuna, San Lorenzo", recordó la jota cantada en el altar.

En el ambiente planeaba otra cita histórica, el baile en 1985 en Roma, en la basílica de San Lorenzo Extramuros. "Parecía mentira que hubiéramos estado en la tumba, en Roma, y no en la cuna, en Huesca. Pero el tiempo ha permitido corregirlo", explicaba Paco San Emeterio, uno de los pocos presentes en ambas ocasiones. Entonces, ante la sepultura, depositaron una urna con tierra de Loreto.

Jesús Gracia, lesionado en la actuación del día 10, pese a ir sin uniforme y con una pierna vendada, se animó a participar en el dance de las espadas. Lleva 44 años en la agrupación y no se resignaba a perderse este momento. "Actuamos hace 31 años en Roma, ante la sepultura y había que cerrar el círculo. No podía bailar pero sí acompañarles en algún baile. Danzar aquí es algo muy especial", declaró.

De "emocionante" lo calificó el mayoral, Pascual Campo. Él no pudo estar en San Lorenzo Extramuros, "pero lo de hoy (por ayer) lo compensa todo, estamos haciendo historia", dijo. "No esperábamos tanta respuesta de público. Nos ha sorprendido ver tantos coches cuando nos acercábamos aquí en el autobús", contaba Javier Claver, cuyo abuelo estuvo en Italia. Y es que también los más jóvenes eran conscientes del momento único que estaban viviendo. Sea por la emoción o por la casualidad, en plena actuación rompió el palo confeccionado con madera de carrasca. Y ya van dos estas fiestas.
Algunos asistentes ya los vieron actuar el día 10 y ayer repetían.


"Loreto es uno de los lugares más emblemáticos de Huesca. Vengo todos los días a andar hasta aquí, y cada vez que el santuario está abierto. Por eso es muy significativo que acudan los Danzantes", comentaba Marisa Izuel. Esta oscense reivindica el papel de Santa Paciencia, la madre del patrón. "Una mujer ignorada en la historia de San Lorenzo. Este es su espacio, su casa, donde esperaba a sus hijos cuando iban a estudiar a la catedral andando 4 kilómetros", añadió. "Es lo más bonito del mundo. Hay que vivirlo", contaba con mucho sentimiento otra de las asistentes, Rosario Villacampa. "Que no paremos aquí", deseaba.

Sin embargo, los Danzantes no tienen intención de repetir. Solo en ocasiones excepcionales salen de la ciudad. Después de Roma en 1985, acudieron en 2014 a las fiestas de Tarbes (Francia) por el 50 aniversario del hermanamiento con Huesca.

Este año, en su periplo habitual por los barrios de Huesca, estaba programado acudir al casco antiguo, que generosamente cedió su sitio para sustituirlo por la ermita de Loreto. Como comentaba Javier Monsón, de la Asociación Huesca Cuna de San Lorenzo, "tenían una deuda pendiente y la han saldado".
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual