Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Debate sobre los deberes

"En Finlandia la tarea de los niños en casa es divertirse y jugar"

Tres familias aragonesas que viven en el extranjero cuentan cómo son los deberes y los sistemas escolares en sus países.

Paula Figols. Zaragoza 03/11/2016 a las 06:00
Deberes en otros países europeos

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), propone una huelga de deberes los fines de semana de noviembre. En Aragón, las Cortes acaban de aprobar por unanimidad una propuesta para limitar las tareas escolares. Algunos colegios (como el Vadorrey de Zaragoza) ya utilizan metodologías innovadoras sin deberes ni exámenes tradicionales. Mientras, en otros países europeos este debate no existe. En Finlandia, Alemania o Inglaterra no hay polémica sobre los deberes escolares. La realidad es que no hay deberes o muy pocos en la etapa de Primaria. Tres familias aragonesas cuentan su experiencia.

Finlandia


"Las diferencias entre el sistema escolar finlandés y español son grandes. Aquí a los niños no se les exige, se les motiva. Nuestra hija de 8 años tiene deberes dos días a la semana y siempre los hace en el colegio. Son ejercicios de entre 5 y 10 minutos. Los colegios siempre dan la opción de hacer los deberes en el centro, porque la idea es no ocupar el tiempo libre. La tarea de los niños en casa es divertirse y jugar", explica Alberto Rey, zaragozano de 39 años que lleva 12 viviendo en Finlandia. Trabaja como enfermero y como profesor de Enfermería a tiempo parcial en la ciudad de Jyväskylä.


El colegio en Finlandia empieza con 7 años. Alberto tiene un niño de 4 años y una niña de 8. Su hija Kaisla va al colegio de 8.30 a 12.15 dos días a la semana y de 8.30 a 13.15 otros tres. Todos los niños comen en el colegio (el comedor es gratuito). Kaisla estudia finlandés, alemán e inglés, y español como extraescolar. Alberto cuenta que en general las clases en Finlandia duran menos de 40 minutos para adaptarse a la capacidad de concentración de los niños. "En los primeros años no hay notas. Los profesores evalúan a cada alumno y si se ve que necesita ayuda, le ponen apoyos. Hay muchos recursos para ello. Los exámenes y las notas empiezan en el séptimo año", señala .

Finlandia es uno de los países con mejores resultados en los informes PISA. Los datos de fracaso escolar son muy bajos (3-4%) comparados con España. "Creo que el sistema es excelente. Los niños van al colegio encantados. Además, se les reta a hacer cosas divertidas en casa, como leer y preguntar cosas a los padres. Se le da mucha importancia a la independencia del alumno. Con 7 años los niños van solos al colegio y pueden estar solos en casa", apunta.


Alberto y su mujer (Paula, psicóloga social) destacan que uno de los pilares sobre los que se ha basado el éxito de la educación finlandesa es el estado del bienestar. "Aquí hay muchas facilidades para reducir las jornadas laborales, y compatibilizar la vida familiar y profesional. Este modelo no es fácilmente exportable si las condiciones que rodean al niño las otras 18 horas del día no son también adecuadas", reflexiona Alberto.

Alemania


"En Alemania se le da mucha importancia al tiempo libre, y a que los niños tengan tiempo para actividades deportivas, musicales y para jugar. Nuestro hijo, Miguel, tiene 9 años y va a 4º de Primaria. Tiene pocos deberes. Media hora diaria es la media, a veces nada porque los hacen en clase. Suelen ser ejercicios de matemáticas y redacciones de alemán o gramática. Aquí no hay debate sobre los deberes. Solo tienen libros de texto en las asignaturas de Matemáticas, Alemán e Inglés. El resto trabajan por proyectos y con fichas", cuenta su madre, Isabel Ibáñez, zaragozana, que lleva 22 años viviendo en Alemania, cerca de Karlsruhe.

El horario escolar también es muy diferente al español. Las clases son de 7.45 a 12.10 o de 8.30 a 13.00 según los días, con dos recreos de 20 minutos. En su colegio hay tres modelos horarios: solo lectivo; con actividades complementarias hasta las 14.00 (pensado para los padres que trabajan a media jornada); y hasta las 16.00 o 17.00 (para los que trabajan a jornada completa). En el tercer caso los niños solo pagan el comedor (unos 3 euros al día) y pueden traerse la comida de casa.

"Mi hijo va muy contento al cole. Tiene extraescolares tres tardes a la semana: guitarra, español y baloncesto. Y mucho tiempo libre para jugar. Le gusta leer cómics, jugar a Lego y correr por la calle con su amigo. Si fuera niña, me gustaría un sistema escolar como este", reflexiona Isabel Ibáñez.

Inglaterra


En Inglaterra los niños no madrugan tanto para ir al colegio. Las clases son de 9.00 a 15.00 o 15.25. Juan e Isabel, dos niños zaragozanos de 6 y 8 años, se están adaptando a los nuevos horarios, a las costumbres diferentes y a tener todas las clases en inglés. Su familia se acaba de mudar a Inglaterra (a la ciudad de Chelmsford) por motivos de trabajo.

"El sistema es distinto. Todo el material escolar lo proporciona el colegio. No tienen libros de texto. Los profesores explican en la pizarra y la pantalla, y los niños copian las ideas principales en un cuaderno. Hasta 3º de Primaria no tienen deberes, solo les recomiendan leer. A partir de 3º tienen que seguir con la lectura y realizar todas las semanas un trabajo de investigación", cuenta su padre, Miguel Ángel Tovar, profesor.

Tanto el modelo de jornada como el calendario escolar son diferentes a España. "Todos los estudiantes comen en el colegio, de 12.00 a 12.30. Pueden comer en el comedor, que es gratis hasta 2º de Primaria, o traerse la comida de casa. A partir de 3º el coste del comedor es de 2,2 libras al día (unos 2,4 euros). Las vacaciones son distintas: tienen tres trimestres y a mitad de cada uno, una semana de vacaciones. Otra diferencia es que en los colegios públicos llevan uniforme", cuenta.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo