Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Internet

Solo el 34% de los aragoneses leen las políticas de privacidad, pero casi todos comparten sus datos

Los expertos recomiendan controlar el uso que la red realiza de los datos personales.

M. Sádaba. Zaragoza 04/10/2016 a las 06:00
Aragoneses cuidan su privacidad en la red

Mirar constantemente el Whatsapp, publicar una foto en Instagram y contar con todo detalle los movimientos del día a día en Facebook o Twitter se ha convertido en algo habitual para miles de aragoneses. Sin embargo, no todos ellos hacen todo lo posible para conocer cuál va a ser la utilización posterior de sus datos. Por primera vez, la encuesta de 'Equipamientos y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los hogares', realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), publica datos relativos a las acciones llevadas por los propios usuarios para incrementar la seguridad de sus conexiones.

Según la información de este estudio, un total de 807.540 aragoneses han utilizado internet en 2016, casi un 3% más que el año anterior. De ellos, más del 70% comparten algún tipo de documentación personal. Por áreas, alrededor de un 60% facilitan datos relativos a su nombre, fecha de nacimiento, DNI, dirección o número de teléfono. Por el contrario, son menos los que dan información sobre números de cuenta o tarjetas bancarias (44,3%) y los que comparten fotografías, ubicación o cuestiones relativas a la salud (32,1%).

Debido a esta exposición continuada en la red, un 74,4% de los usuarios de Aragón aseguran que han realizado alguna acción para gestionar el acceso a su información personal en la red. Un hecho que pretende evitar que redes sociales, aplicaciones o empresas utilicen de manera no deseada algunos de los datos que la gente ha facilitado. 

Por ello, tanto los juristas como los expertos en tecnología consideran que es fundamental que el usuario lea la política de privacidad de los sitios web antes de proporcionar cualquier información personal. Una acción que solo realizan el 34,4% de los aragoneses. "Es muy importante que las personas lean cualquier tipo de contrato, ya que si no se lee y se firma, hay un consentimiento tácito de todas las partes", especifica Antonio Vargas, abogado de Vargas Vilardosa especializado en Propiedad Industrial e Intelectual. 

Los aragoneses tampoco son muy dados a restringir el acceso a su ubicación geográfica por lo que Google y su compañía telefónica pueden situarlo con facilidad en el mapa mundial. De hecho, solo el 35,4% de los aragoneses realizan alguna acción para no ofrecer este dato. Por el contrario sí que se preocupan más por limitar el acceso a su perfil o su contenido en las redes sociales (51,1%), por ejemplo, que solo los amigos vean lo que publican en vez de que todo el mundo tenga acceso. También la mitad de los usuarios de Aragón deniegan el permiso para usar la información personal para fines publicitarios y comprueban que el sitio donde proporcionaron información personal es seguro.
 

¿Qué peligros tiene?


 

Los problemas de privacidad en la red han provocado que en los últimos años no hayan dejado de crecer las denuncias ante la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD). "Al aceptar la política de privacidad o dar datos concretos sobre nosotros en las redes sociales podemos exponer parte de nuestra vida", explica Vargas. De este modo, recuerda que algunas políticas de privacidad llevan implícito el uso del correo electrónico o del teléfono móvil para mandar publicidad, e incluso, los datos pueden ser utilizados por terceros. "Hace poco, la AGPD impuso una sanción de 60.000 euros a una empresa por una cuestión de este estilo, pero las multas pueden llegar hasta los 600.000", sostiene.

También hay otros peligros de carácter social y político. "Unas pocas empresas, las grandes compañías de internet, están acumulando un enorme poder con la información que recogen de todos nosotros, sin que haya ningún control democrático sobre la utilización que hacen de esos datos", lamenta José Félix Muñoz, investigador de la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (Araid).
 
Asimismo, especifica que "a nivel práctico" es aconsejable no aceptar por costumbre los envíos publicitarios, restringir el acceso a nuestros perfiles en las redes y  limitar la geolocalización. No obstante, reconoce que aún haciéndolo de esta manera "no nos queda más remedio que aportar continuamente información personal si queremos aprovechar las oportunidades que nos ofrece internet". 
 

Más confianza en internet

Esta falta de acciones para mantener la privacidad de cada uno puede deberse a dos razones. Por un lado, la encuesta del INE refleja que cada vez se confía más en internet para realizar cualquier tipo de acción. De hecho, según los datos, solo uno de cada cuatro aragoneses confían poco o nada en la red, mientras que 66% lo hacen bastante y un 9% mucho. "Normalmente, las personas actúan de buena fe y no se imaginan que alguien vaya a utilizar sus datos de manera negativa. Debido a ello y al desconocimiento de la sociedad se producen estos delitos", recalca Vargas. 

Con esta información no es de extrañar que el 44,7% no estén nada preocupados con que sus actividades 'online' sean monitorizadas y, por lo tanto, alrededor del 85% no utilicen ningún software anti rastreo.

Por otro lado, como indica Vargas, el alto índice de desconocimiento de cómo funciona la red en determinados aspectos también afecta. Prueba de ello es que casi la mitad de los aragoneses todavía desconocen qué son las 'cookies' (es una pequeña información almacenada en el navegador del usuario de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa de esta persona, como pueden ser los hábitos de navegación).

 








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual