Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

XIII Premios heraldo

"Necesitamos hombres de Estado que devuelvan a los españoles la fe en la política"

Luis Oro, Carlos Herrera y Víctor Barrio, a título póstumo, recibieron ayer los Premios Heraldo. Numerosas personalidades asistieron al acto, que se enmarca en el 121 aniversario del periódico.

Heraldo. Zaragoza Actualizada 23/09/2016 a las 09:42
Etiquetas
Heraldo de Aragón entrega sus premios

 "España y los españoles necesitamos hombres y mujeres de Estado que encarnen una serie de valores y devuelvan a los ciudadanos la fe en la política. Valores como los que daba Don Quijote al bueno de Sancho durante su estancia en tierras aragonesas". Con estas palabras subrayaba ayer Pilar de Yarza, presidenta editora de HERALDO, la necesidad que tiene el país de abandonar la situación de bloqueo político que vive. Las pronunció durante su discurso en la entrega de los Premios Heraldo, celebrada anoche en la planta de impresión que el periódico tiene en Villanueva de Gállego.



A la ya tradicional cena de entrega de los premios asistieron numerosas personalidades de la vida política, económica, social y cultural aragonesa. Entre los invitados estuvieron la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el presidente aragonés, Javier Lambán.
En la decimotercera edición de los galardones, el premio de periodismo Antonio Mompeón Motos ha recaído en el periodista y comunicador almeriense Carlos Herrera. El de los Valores Humanos y el Conocimiento se ha concedido al químico aragonés Luis Oro. A estas dos distinciones, que se conceden anualmente desde la creación de los Premios Heraldo, se ha sumado este 2016 un Premio Especial, concedido a título póstumo al torero segoviano Víctor Barrio, fallecido en julio pasado en la plaza de toros de Teruel tras sufrir una cogida.


Ovación a Víctor Barrio

Su viuda, Raquel Sanz, recogió el galardón y recibió a lo largo de toda la velada numerosas muestras de cariño y de apoyo por parte de los asistentes. La sentida y larga ovación que se le tributó al torero fue el momento más emotivo de la noche.

Luis Oro, catedrático de Química Inorgánica de la Universidad de Zaragoza -en la actualidad es profesor emérito-, uno de los principales especialistas mundiales en química organometálica y catálisis homogénea, fue el primero en recibir su galardón. El Premio a los Valores Humanos y el Conocimiento ha querido distinguir sus numerosas contribuciones científicas y el compromiso con su tierra.



Al recibirlo, de manos de Fernando de Yarza Mompeón, vicepresidente de HERALDO, Oro quiso antes que nada recordar en sus palabras los sólidos vínculos que ha tenido siempre con HERALDO. "Vivo en Zaragoza pero no siempre despierto aquí -relató-. Pero, cuando sí duermo en casa, lo primero que hago es levantarme e ir a la puerta para recoger HERALDO. Es el periódico en el que aprendí a leer, y siempre he sabido que, si sus páginas hablaban de mí, acabarían leyéndolas mis padres. HERALDO es para mí puerta, ventana, marco y espejo de Aragón". Pero Oro, que es uno de los 250 químicos más citados en la literatura mundial desde 1981, quiso que su discurso de aceptación del premio fuera, sobre todo, una reivindicación del trabajo de los científicos y del papel que desempeña la universidad:

"Creo en el servicio público que presta la universidad -subrayó- y en que el progreso del conocimiento sirve para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Hoy el avance de la ciencia no es fruto de personalidades aisladas, sino del trabajo en equipo. Por eso es especialmente satisfactorio ver cómo, un año tras otro, la Facultad de Química de nuestra universidad está entre las 100 mejores del mundo. Sucede así por nuestra tenacidad, por nuestro trabajo, y por mantener ciertos principios éticos". Y, por último, Luis Oro aprovechó la presencia de representantes institucionales para reclamar un mayor apoyo a económico a la investigación.

"Está demostrado que las economías que están basadas en el conocimiento resisten mucho mejor las crisis económicas que aquellas que no lo están. Debemos realizar una decidida apuesta por el conocimiento porque es lo más inteligente. Aragón puede estar orgulloso de su pasado y, con el trabajo de todos, tener confianza en el futuro".

Posteriormente, Pilar de Yarza entregó su galardón a Carlos Herrera, periodista y comunicador de larga trayectoria y que actualmente dirige el programa radiofónico ‘Herrera en Cope’. Herrera se suma a una lista en la que están ya grandes profesionales de la comunicación.

Herrera y su amor a Aragón


El conocido comunicador echó mano de su fino humor andaluz para recordar que se inició en el mundo del periodismo un poco a trasmano. "Soy el hijo de un médico de pueblo que estaba destinado a heredar la consulta y los pacientes de mi padre -recordó-. Pero no sé distinguir una fiebre tifoidea de una fractura de fémur. Es triste, pero no tengo ojo clínico. Para lo que sí he querido tener ojo es para mi profesión, que no es otra que contar historias y contar, cada mañana, la historia de las vidas que hacen posible Aragón y España. Por eso me enorgullece que hayan decidido darle este prestigioso premio a un humilde hablador como yo".

Tuvo Herrera palabras para los otros premiados, tanto para Luis Oro ("celebro que esté en Zaragoza y luche por su tierra. Muchos como él necesitaríamos para que nos dieran mejor puesto en el podio de la ciencia", dijo), como para Víctor Barrio. "Me enorgullece y emociona unir mi nombre al del torero y estar junto a su esposa, que ha mostrado gran entereza y altura humana en la tragedia que le ha tocado vivir".

Y quiso el periodista, también, dedicar unas palabras a Aragón. "Amo profundamente Aragón porque amo profundamente España", dijo. Y, antes de despedirse del auditorio con un pequeño brindis taurino, quiso recordar los versos que el cubano José Martín dedicó a la capital aragonesa: "Para Aragón, en España / tengo yo en mi corazón. / Un lugar todo Aragón / franco, fiero, fiel, sin saña. / Quiero a la tierra amarilla / que baña el Ebro lodoso: / quiero el Pilar azuloso / de Lanuza y de Padilla.

Fernando de Yarza López-Madrazo, presidente de HENNEO, entregó el Premio Especial concedido a Víctor Barrio a título póstumo.

Su viuda, emocionada por las numerosas muestras de cariño que recibió durante la noche, evocó la figura del torero. "Es la primera vez que recojo un premio que se le concede -dijo-, y creo que no voy a estar a su altura. Tenía una asombrosa facilidad de palabra, una cabeza prodigiosa y, por eso, no necesitaba llevar nunca nada escrito. Agradezco mucho el galardón, porque reconoce su memoria y su dignidad. ¡Qué precio tan alto ha tenido que pagar por su pasión!".

Al igual que hizo días atrás en una entrevista que concedió a HERALDO, tuvo unas palabras de agradecimiento para Teruel. "Inevitablemente, Teruel y Aragón han quedado unidos a nuestras vidas. Gracias a todos los que estuvieron allí, y a todos los turolenses, por habernos hecho más llevaderos esos momentos". Quiso también Raquel Sanz decir unas palabras sobre los difíciles momentos que vive la tauromaquia. "Tenemos la necesidad de disfrutar libremente de nuestra afición, los toros -subrayó-. Y tenemos que seguir enseñando, más que defendiendo, la tauromaquia".

Lo mismo reclamó Pilar de Yarza, que recordó de nuevo que la independencia de HERALDO, como medio de comunicación, "no es sinónimo de neutralidad". "No somos neutrales en nuestro compromiso en defensa de la Constitución. Ni de nuestra monarquía parlamentaria magníficamente representada por don Felipe y doña Letizia. Ni de las víctimas del terrorismo como referente moral de nuestra sociedad. Ni del derecho de los ciudadanos a unos servicios públicos de calidad, y de un trabajo digno", destacó.

La decimotercera edición de los premios fue, de nuevo, una fiesta del periodismo, la economía, la ciencia y la sociedad aragonesas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual