Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

El Gobierno de Aragón trabaja para regularizar la acampada libre de autocaravanas

La Dirección General de Turismo de la Comunidad destaca la intención de normalizar esta actividad.

P. Zapater. Zaragoza Actualizada 15/04/2016 a las 13:55
Autocaravanas estacionadas en el barrio zaragozano del Arrabal, en 2010.Oliver Duch

Andan con la casa a cuestas, recorren miles de kilómetros con sus autocaravanas... pero a la hora de hacer un alto en el camino los usuarios de estos vehículos no pueden pasar la noche en cualquier sitio. La regulación sobre acampada libre de autocaravanas en la Comunidad aragonesa empieza a rodar por un vía que desbloqueará la situación actual.

En Aragón, las áreas para autocaravanas no se encuentran reguladas, aunque se está trabajando en ello “dado que la Dirección General de Turismo forma parte de un grupo de trabajo creado por la Administración Central, en concreto la Secretaría de Estado de Turismo, en funciones de armonización para intentar lograr redactar una norma común para el conjunto de comunidades autónomas sobre el tema de áreas de acogida de autocaravanas”, explican desde el Ejecutivo aragonés.

En zonas urbanas, los ayuntamientos regulan mediante ordenanza municipal la parada, estacionamiento y pernocta de autocaravanas en las vías urbanas al tener la consideración de vehículos con carácter general, fijando la duración temporal del estacionamiento, normas para evacuación de residuos o recarga, entre otros aspectos. Cuando no existe ordenanza municipal al respecto se aplican las normas de tráfico que regulan la parada y estacionamiento de este tipo de vehículos.

Además, existe “diferenciación entre la actividad de alojamiento al aire libre efectuada en un establecimiento turístico (campin), regulada por Decreto 125/2004, de 11 de mayo, y la actividad de acampada efectuada fuera de estos recintos mediante la utilización de tiendas de campaña, caravanas, albergues móviles u otros medios para guarecerse, regulada bien por el Decreto de 2006 citado bien por la Orden de 2014 asimismo citada, cuando la acampada supere las ochenta personas”, subrayan desde la DGA.
 

Turismo itinerante

La directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Marisa Romero, destaca la intención del Gobierno autonómico de regular esta actividad: “Somos conscientes de la importancia del turismo itinerante que cada vez es más habitual”, expresa. Para regular este tipo de turismo se estudia la creación de un grupo de trabajo, en los que se incluya al sector de campin y los representantes de las comarcas. Desde la Dirección General de Turismo también se añade que “Aragón ya forma parte del grupo de trabajo a nivel estatal con la Secretaría de Estado de Turismo para armonizar la legislación entre las diferentes comunidades autónomas”.


En este sentido, una de las cuestiones que el Gobierno de Aragón quiere abordar en esta legislatura es la de decidir si estas zonas se integrarán como un área concreta de un campin o si se creará una nueva figura. El acondicionamiento de un espacio para autocaravanas requiere tomas de agua y luz y una rejilla en el suelo conectada a la red de vertidos para las aguas grises (las que se originan en la ducha, el lavabo y el fregadero del vehículo) y las negras (residuos del baño químico)


Municipios como Calatayud, Valderrobres o Rodellar, entre otras, han regulado a través de ordenanza esta actividad, tanto para habilitar zonas como para restringir las pernoctaciones.
 

"Aparcados, no acampados"

Ricardo Martínez, delegado en Aragón de la Plataforma de Autocaravanas Autónoma (PACA), afirma que “la situación tiene que cambiar. Las ordenanzas municipales que nos encontramos en todas partes son contrarias a nuestro modo de viajar. En el momento que pernoctamos en las autocaravanas nos dicen que estamos acampados y eso es inadmisible”.

En 2013, Martínez organizó en Zaragoza una quedada en la estación de autobuses a la que acudieron 100 autoracaravanas durante las Fiestas del Pilar. “Aquello fue una excepción, -recuerda-. En principio, nos obligaban a ir al campin municipal porque no estaba permitido y nosotros lo único que queríamos hacer era estar aparcados, no acampados, que es distinto”.

“En Zaragoza, esta zona municipal de acampada está muy alejada y resulta muy cara: unos 18 euros en temporada baja, si vas dos personas. Hay que pagar por persona, perro, moto, vehículo... prefiero dejar ese dinero en un restaurante de la zona, por ejemplo”, relata Martínez.
 

Nuevas áreas

El delegado en Aragón de la Plataforma de Autocaravanas Autónoma incide en que esta forma de hacer turismo “no es para estar siempre en un campin, sino para viajar y hacer rutas”. “Comunidades como Galicia disponen de más de 300 áreas, mientras que en Aragón solo contamos con 24. En breve vamos a inaugurar tres más en Albalate del Arzobispo, Escucha y Jaca".

Martínez añade que "donde te hacen la vida imposible es sobre todo en Zaragoza, Teruel y Huesca, que continúan sin disponer de áreas habilitadas". En Huesca, están en ello, lo han aprobado, pero argumentan que en este momento no tienen presupuesto, aunque habilitar un área para caravanas supone como mucho 2.000 euros. En Calatayud la hicieron y no costó más de 1.000”.

En España existen cerca de 700 áreas habilitadas para este tipo de vehículos, unos 45.000 en nuestro país, “pero estamos a años luz de otros países”, subraya Martínez quien, al igual que otros muchos propietarios de autocaravanas, ha viajado varias veces a lo largo y a ancho de Europa.
 

Aparcamientos y parcelas

Cuando no están de ruta, estas casas rodantes se guardan en aparcamientos y parcelas como los que existen en Villanueva, Montaña, Peñaflor (Camino Perdiguera) o el campin Bohalar (cerca de la Base Aérea), en la capital aragonesa.

Los de Villanueva y Montaña no disponen de servicios de gestión de aguas residuales ya que “su función principal es la de alojar estos vehículos mientras sus propietarios no hacen uso de ellas para viajar”, especifica Nacho Lana, propietario del parquin de Montañana.

Otros como Surrecreo, en Peñaflor, disponen de tomas de agua y desagüe de vertidos que permiten a los usuarios disfrutar de este espacio sobre todo durante los fines de semana.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo