Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Lambán reconoce que "no hay nada firmado" con Cataluña sobre los bienes de Sijena

El presidente dice la búsqueda de una solución política "jamás" será a costa de las exigencias de la comunidad en los tribunales.

Efe. Zaragoza Actualizada 03/03/2016 a las 19:28
El presidente Lambán ha explicado los términos de su reunión con el presidente catalán en las Cortes.

El presidente aragonés, Javier Lambán, ha asegurado, en relación con el conflicto abierto con Cataluña por la devolución de los bienes religiosos, que la búsqueda de una solución política para el problema "jamás" será a costa de la exigencia del derecho y razón de la comunidad en los tribunales.

De este modo se ha referido Lambán en el pleno de las Cortes al acuerdo, sobre el que ha reconocido que "no hay nada firmado", al que llegaron hace una semana los consejeros de Cultura aragonesa y catalán, Mayte Pérez y Santi Vila, para la devolución a Aragón de 53 de las 97 piezas del Monasterio de Sijena (Huesca) que se encuentran en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

Lambán ha comparecido ante el pleno, a petición propia, para dar cuenta de la reunión que mantuvo con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, el pasado 22 de febrero, que ha tenido la virtualidad de "normalizar" unas relaciones que están "envenenadas" por este asunto de las obras de arte de la Iglesia, ha reconocido.

En este sentido, ha dicho que el acuerdo entre Pérez y Vila no supone "dar marcha atrás" en ninguna decisión tomada por los tribunales ni en exigir el cumplimiento de las sentencias, hasta ocho, que ordenan la devolución, cuya ejecución se podría incluso reclamar con intervención policial, ha dicho Lambán.

El presidente le aseguró a Puigdemont, según ha relatado, que Aragón va a llegar "hasta el final" en los tribunales, le pidió que dejara de haber "injerencias políticas" en este asunto y que asumiera que el problema es fundamentalmente "de la Iglesia". "Parece que el obispo de Lérida obedece más al presidente de la Generalitat que al Papa", ha enfatizado.

En todo caso, ha asegurado que toda la información que se trasladó sobre el acuerdo entre Vila y Pérez es transparente, a pesar de que ayer el primero asegurara en el Parlamento catalán que las 53 obras del acuerdo son un depósito y no suponen "ningún tipo de donación", y avisó de que el traslado de las pinturas murales las "lesionaría de forma irreversible".

Lambán ha lamentado estos "excesos verbales", ha asegurado que no hay actas ni papeles firmados en esa reunión y ha explicado que hoy mismo Vila ha hablado con Pérez para asegurarle que "no se apea ni un centímetro de lo que dijo en Zaragoza".

Para el presidente, la reunión con Puigdemont, al margen del asunto de los bienes, era "muy importante" porque normaliza relaciones después de seis años, pero también porque demuestra la intención de la comunidad aragonesa a trabajar para evitar la "desconexión", algo que trasladó a su homólogo sin ser capaz de "atraerlo" a su terreno, ha reconocido.

En el encuentro, además de los bienes, hablaron de otras cuestiones, como el agua o las comunicaciones, y ambos acordaron abordar estos asuntos de manera sectorial por parte de los consejeros de ambos ejecutivos.

Y Lambán ha anunciado la organización, en octubre, de una exposición sobre las relaciones políticas, económicas y culturales de Aragón con Cataluña desde el siglo XVIII, puesta "al servicio de la nombre y digna causa" de acercar posiciones entre ambas comunidades y también de la vecina con el resto del Estado.

En el turno de las intervenciones de los grupos, el portavoz popular, Roberto Bermúdez de Castro, ha asegurado que quien rompió las relaciones bilaterales fue el anterior presidente, Artur Mas, quien "no quiso nunca reunirse al más alto nivel con Luisa Fernanda Rudi". Asimismo, ha ofrecido a Lambán su "apoyo" en el asunto de los bienes, siempre que se ofrezca "la máxima transparencia" y no se acepten "trilerismos ni mentiras" por parte de Cataluña.

El líder de Podemos, Pablo Enchenique, ha alabado que Lambán haya apostado por el diálogo, al igual que Gregorio Briz (CHA), quien ha coincidido con Lambán en que es "fundamental" que Aragón esté "en la gobernanza de España" y en la decisión acerca de su estructura institucional, que debe basarse en el federalismo con la "libre decisión de los pueblos".

Por el PAR, Arturo Aliaga ha exigido a Lambán que no renuncie "ni un ápice" a la defensa de los intereses de Aragón y ha añadido que una muestra de buena voluntad sería que Cataluña retirara el recurso ante el Tribunal Constitucional por el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro por no estar de acuerdo con el caudal ecológico que fija para el río. Según Bermúdez de Castro, si la petición catalana prevalece, será un "gran problema" de agua para Aragón.

Susana Gaspar, de Ciudadanos, ha asegurado que antes de proclamarse como "intermediario" entre Cataluña y el Estado, Lambán debería exigir a la comunidad vecina "respeto", algo que no tiene en el asunto de los bienes, en la definición de su territorio, en la interpretación de la historia o a nivel institucional, en tanto en cuanto Puigdemont obvió comparecer ante la prensa tras la reunión con Lambán y envió a su consejera de Presidencia.

La diputada de IU, Patricia Luquin, ha insistido en que la importancia dada a la reunión denota la "anomalía" en la que hasta ahora se movían las relaciones con Cataluña.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual