Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

El 'plan b' de las empresas catalanas se acentúa y otras 56 se trasladan a Aragón

Las asociaciones patronales están recibiendo sucesivas consultas de sus colegas catalanes.

El presidente de la Generalitat, Carles PuigdemontAFP PHOTO / JOSEP LAGO

El peculiar escenario político de Cataluña, con un Gobierno autonómico centrado en dar pasos hacia una "desconexión" que diferencie y separe la comunidad vecina del resto del Estado, sigue alimentando el interés del empresariado catalán por los polígonos industriales aragoneses y por los factores que dan forma al ecosistema patronal: fiscalidad, servicios, costes laborales y conexiones.

La disposición a desplazar la actividad unos cuantos kilómetros no es nueva. Entre 2012 y 2014 fueron 198 las empresas que trasladaron su domicilio social a Aragón. Otras 56 hicieron lo propio a lo largo del año pasado, según los datos facilitados por la consultora Axesor, que extrae estos movimientos a partir de las publicaciones diarias del Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Y no son pocas las consultas que reciben las asociaciones de empresarios de las zonas cercanas a Cataluña. "Llevamos varios meses recibiendo peticiones de información, sondeos a nivel empresarial y también a través de gestorías, inmobiliarias y despachos de abogados para conocer los servicios de la zona y las facilidades para las empresas", apunta Conrado Chavanel, presidente de la Asociación de Empresarios del Polígono Valle del Cinca, ubicado en Barbastro.

Chavanel asegura que "muchos preguntan a través de intermediarios para que no se acabe haciendo público ese interés, pero muchos otros te explican abiertamente que están trazando un 'plan b' ante lo que pueda pasar y otros incluso reconocen que tienen problemas con clientes por el mero hecho de ser una empresa catalana".

Monzón es otro de los polos de atracción para la patronal catalana. "Aunque nadie va a reconocer abiertamente que se trasladan por motivos políticos, sí lo hacen con la boca pequeña", revela Ignacio Baso, presidente de CEOS-CEPYME Cinca Medio, quien también está recibiendo consultas desde Cataluña.

Algunas de las últimas empresas en llegar a la zona son Grúas Minguella (fundada en Lérida) o Slingcargo, constituida en Manresa y que invirtió medio millón de euros en su nueva planta en el polígono industrial Paúles, en la que espera llegar a 35 empleados a finales de año. También amplió recientemente sus instalaciones Metalogenia, que ahora solo produce en la provincia de Huesca pese a haber nacido en Premiá de Mar.

El presidente del F.C. Barcelona, Josep María Bartomeu, cercano al independentismo, tiene también intereses en Monzón a través de Adelte, empresa de la que es socio y consejero delegado y que fabrica pasarelas de barco y de avión en el término municipal.

El presidente de los empresarios del Cinca Medio recuerda que si bien "el tema político afecta, hay otros factores que no se deben olvidar, como la escasa conflictividad laboral, la superficie disponible, la capacidad de suministros energéticos y de agua, las comunicaciones entre el norte y el Mediterráneo y, por supuesto, la gran profesionalidad en la zona en los sector metalúrgico y químico".

En La Litera se notó este creciente interés "hace 3 ó 4 años", según señalan desde la asociación que agrupa a los Empresarios de la Comarca. "Aunque también es cierto que al no tener el suelo industrial de otras zonas ni sus condiciones, no hemos tenido un importante desembarco, y eso que por motivos lingüísticos nos entendemos muy bien con los empresarios de Lérida", añaden. Por su parte, desde la Asociación Empresarial Intersectorial del Bajo Cinca prefirieron no manifestarse sobre este asunto "ni en un sentido ni en otro".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual