Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Transexualidad

"En el colegio anterior no aceptaban a nuestra hija y nos invitaron sutilmente a marcharnos"

Un padre cuenta que un colegio concertado de Zaragoza no aceptó el tránsito social y nuevo nombre femenino de su hija transexual.

P. Figols. Zaragoza 11/01/2016 a las 06:00
Concentración en Zaragoza el 27 de diciembre tras el suicidio de un menor transexual en Barcelona.Chrysallis

Al día siguiente de acabar el curso, Ana (nombre ficticio) se vistió de chica y empezó a usar el nombre femenino con el que se sentía identificada y con el que ya le llamaban en casa desde hacía unos meses. Ana, que ahora tiene 9 años y va a otro colegio de Zaragoza, nació con genitales masculinos pero "siempre se ha sentido una niña", como explican sus padres.

"Mi hija siempre ha sido una niña, en sus gestos, sus gustos, sus sentimientos. Ella siempre se ha sentido una niña. Al principio pensábamos que había que esperar un poco. Después, su pediatra nos puso en contacto con endocrinos y una psicóloga. Y cuando conocimos a otras familias con niños transexuales ya lo vimos claro. Desde el verano de 2014 en casa la llamábamos con su nombre femenino. Y la primavera pasada decidimos hablar con el colegio para preparar el tránsito social y que a final de curso pudiera empezar a vestirse y llamarse en público con su nombre sentido. Pero en el colegio no quisieron aceptarlo y nos invitaron sutilmente a marcharnos", cuenta Ángel, el padre.

Ahora no hay un protocolo que indique qué hay que hacer en estos casos. Otros niños transexuales en Aragón han hecho el tránsito social (cuando pasan a vestirse y llamarse en público de acuerdo con el sexo con el que se sienten identificados) sin problema en sus centros escolares. Oficialmente siguen figurando con su nombre anterior en la documentación interna, pero en clase, en el recreo y en todas las actividades son llamados con el nombre que ellos han elegido.

Ana y su hermano mayor, que también ha cambiado de centro escolar este curso, estudiaban en un colegio concertado de Zaragoza. "Primero nos reunimos con la profesora y la orientadora, que parecieron muy receptivas. Pero después la directora del colegio nos dijo que no podían llevar una doble documentación con los dos nombres. Nos pareció una excusa y un caso claro de transfobia, pero no quisimos entrar en polémicas. No queríamos que nuestra hija estuviera en un centro donde no se le quería. Ella tenía su grupo de amigas y estaba a gusto, pero queríamos evitarle problemas futuros. Hablamos con un inspector de Educación y nos dieron otro colegio cercano", explica.

Su hija va este curso a un colegio público, donde ha sido muy bien recibida desde el primer día. "Está plenamente integrada y supercontenta. Y nosotros también de verla tan feliz. Desde que hizo el tránsito social, está más tranquila, más segura. Antes cogía rabietas o tenía cambios de humor. Y algunos compañeros se reían y se metían con ella", cuenta.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo