Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Medio Ambiente

La cuenca del Ebro, entre las que más estrés hídrico sufre de Europa

La CHE no considera que estos datos sean graves teniendo en cuenta las escasas lluvias de Aragón. 

M. Sádaba. Zaragoza 21/08/2014 a las 06:00
Etiquetas
4 Comentarios
Imagen del Ebro a su paso por ZaragozaIsabel Cebrián/Instagram

La Agencia Europea de Medio Ambiente ha presentado un informe en el que detalla el estrés hídrico -se produce cuando la demanda de agua es más importante que la cantidad disponible y cuando su utilización está restringida por la baja calidad- que sufren las principales cuencas europeas, entre ellas aparece destacada la del Ebro. Según los datos que maneja este organismo, actualmente en España se consume el 30% del agua de los ríos, mientras que algunos focos como el interior peninsular y la costa española superan el 40%. Este es el caso de la cuenca del Ebro, que se encuentra en una situación grave, según los datos de la agencia.

“Desde Europa se considera que superar el 40% produce una situación complicada, sin embargo, la zona del Ebro tiene pocas precipitaciones y, por lo tanto, necesita muchos recursos para abastecer todas las necesidades”, señalan desde Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). De este modo, en el Plan Hidráulico de la Cuenca del Ebro se puntualiza que el techo máximo es del 50%. “Mientras estemos por debajo, tal y como nos encontramos en la actualidad, son unas buenas cifras”, afirman.

Sin embargo, este organismo no tiene datos concretos. Aún así, el Plan Hidráulico de la Cuenca del Ebro refleja que el 51,6% de los recursos se demandan desde distintas partes de las comunidades. “De estos muchos vuelven al río ya que no ha sido necesaria su utilización”, destacan. Concretamente, el 34% de lo que se demanda no regresa al cauce.

Entre los afluentes que más estrés hídrico tienen, destacan los aragoneses. Los ríos Ésera, Noguera Ribagorzana, Guadalope y Martín son los que más recursos utilizan de acuerdo a su caudal. Estas masas de agua también destacan por ser las que más demanda tienen. En concreto, la cuenca del Martín tiene un grado de utilización del 76,8% y la del Guadalope del 89,4%, mientras que las del Ésera y el Noguera Ribagorzana tienen un 79,2%.

Además, varios científicos del Laboratorio de Hidrociencia de Montpelier publicaron el año pasado un artículo titulado: “Moldeado de la capacidad actual y futura de los recursos hídricos para satisfacer las demandas de agua en la cuenca del Ebro”. En él detallaban que en la actualidad, la demanda de la cuenca estaba satisfecha, pero que en 2050 se preveía que los recursos disminuyeran entre un 15 y un 35% durante la primavera y el verano. “Esto provocará una creciente competencia entre los usuarios y una escasez importante de agua para la agricultura de regadío”, asegura el texto.
 

El 23,25% de las aguas del Ebro están contaminadas

El estado ecológico del Ebro también podría mejorar, aunque, según sostienen desde la CHE, se encuentra en mejores condiciones que tiempo atrás. El 31,85% de las masas de agua superficiales de la cuenca están en buen estado, tanto ecológico como químico, por el contrario, el 23,28% de ellas tienen algún tipo de deficiencia. “Generalmente son las partes que están más cercanas al eje del Ebro, como suele ocurrir en la zona de Zaragoza, ya que hay una mayor proliferación de industrias y de viviendas que provoca que se contamine más”, sostiene.


Sin embargo, casi el 45% de las aguas no están analizadas por este informe. Según los técnicos de la Oficina de Planificación de la Confederación, esto se produce porque son masas pequeñas y poco representativas. Además, destacan que la mejora se debe a la depuración de las aguas residuales, ya que en años anteriores solo accedía el 50% de la población y en la actualidad el 80%. “No obstante, todavía hay mucho trabajo por hacer tanto con las especies invasoras y con el uso de nitratos en la agricultura como con otras utilizaciones inadecuadas que se hacen del Ebro”, subrayan.


  • P.P.S.21/08/14 22:47
    Julián, La represa, el Azud como tu le llamas no tapa nada, pero si no fuese por el que retiene una lamina de agua sobre una cota de modo permanente podemos disfrutar de una cierta imagen de calidad, sino fuese por la presencia de La Represa Manuel Lorenzo Pardo las gravas nos dejarían en todo el paso por la ciudad, la imagen tan desastrosa que tiene el río debajo de los puentes Pabellón y III Milenio e incluso al Pantalán de la Expo donde las profundidades no alcanzan los 12 cm. Así y con todo la playa de la Almozara a avanzado al centro del río 10 m, los Islotes de debajo del puente de la Almozara ya son una isla, delante de Helios esta creciendo una arboleda, la mitad del río delante del pilar tiene menos de 50 cm de profundidad, aguas abajo del Puente de Piedras a crecido una Isla que los Piragüitas llaman “Vergüenza” debajo del Puente de Hierro tenemos una vergüenza que dura años dejando reducido el paso de agua a dos arcadas, aguas debajo de la represa afloran las islas y en la desembocadura del gallego tenemos la gran amenaza de la ciudad, todo eso no lo tapo, lo denuncio de modo constante, pero de todo eso NO es responsable el Azud. 
  • Julián21/08/14 15:16
    Pablo ¡siempre aprovechando para meter la cuña! No se ¿tu crees que se solucionan los problemas tapándolos, como hace el azud?
  • JAG21/08/14 09:34
    El tema de las especies invasoras es una gran escusa para desviar la atención de lo importante:   " El 23,25% de las aguas del Ebro están contaminadas" Esta debería ser la gran noticia que causase alarma social y que nos hiciera salir a la calle. Pero nuestra salud al final es lo menos importante para nosotros, tristemente solo somos unos palurdos del norte de Africa....  como nos llamarían por ahí!!
  • P.P.S.21/08/14 09:34
    De que nos extrañamos, tenemos el río  en una situación de abandono que asusta, por un lado las presiones absurdas de los ecologistas, y por otro la indiferencia de los ciudadanos, si como dicen desde el Laboratorio de Hidrociencia de Montpelier,- quiero verlos como independientes- el futuro que nos espera es angustioso- todavía asusta más que NO HAGAMOS NADA, esto a la C.H.E. le viene bien. Aquí, en Zaragoza, si no fuese por la presencia del Azud, que enmascara la situación, afortunadamente ofreciendo una imagen de caudal, el río seria hoy un autentico pedregal. Mientras contemplamos sin pudor, como se gastan 165 millones, si 165.000.000. sí, 27.225.000.000.- veintisiete mil doscientos veinticinco millones de las antiguas pesetas, en limpiar el tramo del Ebro contaminado por una empresa que solo aporta 10 millones, para que se limpie lo que contamino durante mas de 100 años sin que nadie hiciese nada, aquí, estamos acumulando años de abandono dejando que los lodos y gravas y el crecimiento de islas y arbolado descontrolado salpicado de compresas y empapadores lo llenen todo, estamos permitiendo que lo logrado en la expo 2008 se arruine, y me permito recordar que somos la mayor población de toda la cuenca, mientras prestamos mucha atención a quien pesca y pretende vender lo pescado, por infringir la ley dicen, en vez de reconocer que el río esta contaminado desde Flix a la desembocadura, y que los peces pueden remontar el río. Lo que pedimos es la defensa general y racionalizada de todo el cauce.  





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual