Viajes
Suscríbete por 1€

El pueblo de Aragón donde está la Piedra Mujer, una visita para el Día de la Madre

En la provincia de Huesca hay catalogadas unas 200 piedras sagradas en 82 municipios diferentes, muchas de ellas relacionadas con la fecundidad.

Piedra fecundante a las afueras de Bespén Piedra
Piedra fecundante a las afueras de Bespén Piedra
Laura Uranga

Las tradiciones asociadas a la maternidad y la naturaleza son tan antiguas como el mundo. En Aragón tienen una manifestación muy curiosa con las piedras fecundantes, que son especialmente visibles en la provincia de Huesca. Estas rocas gigantescas eran visitadas tradicionalmente y hasta mediados del siglo XX por las mujeres con problemas para concebir hijos, porque rodearlas o explorar su interior garantizaba un cambio positivo de suerte en este tema. Estos ritos tenían su fundamento en la forma de las propias piedras, que presentan diversos huecos y en muchos casos permiten visitarlas por dentro, hasta desembocar en una especie de estrecho ‘canal de parto’ por el que se sale de ellas.

Piedras fecundantes en la Cueva de los Moros

Angüés tiene algunas de las más conocidas. Destaca el conjunto de la Cueva de los Moros en la localidad de Bespén, una de las que integran el municipio, y la más famosa es probablemente la Piedra Mujer de Velillas, otro de los pueblos que pertenecen a ese mismo ámbito municipal. La Cueva de los Moros se encuentra a dos kilómetros del casco urbano de Bespén, en la carretera de Barbuñales; tiene un agujero de entrada a dos metros y medio del suelo, con entrada recta y una cámara interior en la que suele haber murciélagos. Se sale por el agujero que hay abajo, a una altura mínima con respecto al suelo. Más cerca de Bespén hay una pequeña colina de piedra con varios agujeros, en un campo destinado al ganado.

La Piedra Mujer, atractivo turístico de Huesca

Está en Velillas y se encuentra en el camino que une la localidad con Torres de Montes. Es una inmensa piedra que podría parecerse a una mujer embarazada debido a su gran ‘barriga’, limada además por la erosión en su base. En el pueblo de Velillas quisieron rendir homenaje al mayor activo turístico de su pueblo y se aprovechó una gran pared para hacerle un mural. La Piedra Mujer, curiosamente, está rodeada de encinas; las bellotas, por su forma, también han estado siempre asociadas a rituales de fertilidad.

El investigador oscense Manuel Benito Moliner relataba que “las mujeres accedían por la espalda de la peña para trasladarse hasta la parte delantera en el vientre y dejarse deslizar por la pared de la roca para contagiarse de su poder fecundante”. También daban vueltas a la Piedra Mujer, rezando para que se cumpliese su deseo. El realizador Eugenio Monesma también ha investigado profundamente el fenómeno, al igual que José Miguel Navarro o Josefina Roma.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa.

Descubre las mejores rutas para conocer Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión