Viajes
Suscríbete por 1€

turismo

Alto Gállego de la tierra al cielo: rutas, observación de estrellas, mitología y viajes gastronómicos

Aunque el invierno sea la época de mayor auge para esta comarca del Pirineo oscense, el resto del año también es destino de muchos excursionistas y familias.

Ruta por el camino viejo de Sallent de Gállego al embalse de la Sarra
Ruta por el camino viejo de Sallent de Gállego al embalse de la Sarra
Comarca Alto Gállego

Además de turismo de nieve y montaña, el Alto Gállego ofrece un amplio abanico de actividades que se pueden realizar en cualquier época del año. Aunque esta comarca del Pirineo oscense tiene su mayor auge durante el invierno, en el resto de estaciones también es el destino escogido por muchos excursionistas, amantes de la naturaleza y familias para sus escapadas o vacaciones.

Para estos meses de verano, las suaves temperaturas del Pirineo acompañan e invitan a organizar planes al aire libre, como caminatas sencillas o ascensos a picos más exigentes pero accesibles en esta época del año en la que no hay apenas nieve ni hielo en el camino. Junto con estas actividades de naturaleza, en la zona también hay oferta cultural, como la ruta de las iglesias del Serrablo, y gastronómica, así como turismo de aventura, con la tirolina de Hoz de Jaca o la ruta de las pasarelas de Panticosa sobre el río Caldarés.

Para promocionar el Alto Gállego como destino para estas vacaciones, desde el área de Turismo de la comarca se ha lanzado un programa de visitas turísticas guiadas que dan a conocer la zona desde otro punto de vista. Las actividades, que se prolongan hasta el 4 de septiembre, están pensadas tanto para turistas como para vecinos, que podrán quizás mirar su entorno más próximo desde otra perspectiva.

En cualquier caso, la mayoría de las opciones, sobre todo las de naturaleza, se pueden realizar por libre, ya que son itinerarios señalizados y bastante accesibles. Sucede, por ejemplo, con la Vuelta Vieja de Saqués, una ruta por los antiguos caminos que unían Saqués, Tramacastilla de Tena y Piedrafita de Jaca, pasando por el bosque de El Betato. La caminata tiene una duración estimada de tres horas (5 kilómetros) y se produce por tramos de sendero y otros de pista.

La cascada del Salto, en las inmediaciones de Sallent de Gállego, es otro de los destinos más populares para este tipo de excursiones sencillas, perfecta para realizar con niños. Es un paseo de 2,2 kilómetros desde el casco urbano que sigue el valle del Aguas Limpias. Como su propio nombre indica, es el salto de agua más importante de este río en su recorrido desde el embalse de la Sarra hasta el de Lanuza. Por el camino, varios paneles indican las características de los árboles y arbustos de la región.

La ruta del cajicar de Javierre y el barranco de Tramafoz es otra de las opciones más recurrentes en el territorio del Alto Gállego. El punto de partida se localiza en las inmediaciones de Lárrede pasando primero por un frondoso bosque mixto para ascender después por un camino sencillo y bien marcado. En la parte soleada aparecen viejos robles anteriormente explotados para obtener leña o vigas de madera. Tras el robledal, el itinerario comienza a descender hasta conectar con la pequeña garganta del barranco de Tramafoz.

Desde Panticosa surge otra excursión de 5 kilómetros hasta el mirador de Santa María. La caminata es de unas tres horas por sendero y pista sin apenas desnivel con el aparcamiento del telecabina de la estación de esquí como punto de partida.

Brujería, mitología y observación de estrellas

Además de las rutas y excursiones habituales, este verano se van a poder realizar otras actividades fuera de lo común en varios puntos del Alto Gállego. Hoz de Jaca será el centro neurálgico de una de ellas, con un paseo nocturno para hablar de mitología y de las leyendas que surgen alrededor de quienes habitaron antiguamente el Alto Aragón. Es una de las visitas guiadas que organiza la comarca y las fechas previstas son el 9 y el 23 de julio, y el 6 y 20 de agosto, a las diez de la noche.

La brujería será protagonista de la propuesta de Piedrafita de Jaca para los días 10 y 24 de julio, y 7 y 21 de agosto, también a las 22.00. En este caso, la actividad consiste en un recorrido nocturno por las calles de este pequeño pueblo mientras se conocen anécdotas de brujas y brujos de la zona, así como las tradiciones y los amuletos que sus pobladores empleaban para evitar a estos seres. La duración de ambas actividades es de dos horas aproximadas y es necesario inscribirse previamente, con un coste de tres euros por adulto y dos por niño.

Como novedad este año se han incluido varias sesiones de observación de estrellas de la mano de la Agrupación Astronómica de Huesca. El viernes 16 de julio y los días 6, 20 y 27 de agosto, en cuatro localidades diferentes del Alto Gállego, se podrá contemplar el cielo nocturno para, de la mano de expertos, identificar los planetas, cometas, constelaciones y otros astros del firmamento.

‘Sabores del Alto Gállego’, un viaje gastronómico

En toda escapada o periodo vacacional que se precie siempre tiene que haber un hueco para la gastronomía. Este tipo de turismo está ganando cada vez más fuerza siendo incluso determinante a la hora de elegir destino. Conscientes de la importancia de su riqueza culinaria, la comarca propone un viaje gastronómico a través de su propuesta ‘Sabores del Alto Gállego’.

Tras el éxito cosechado el año pasado por la actividad, este verano se lanza una segunda edición de esta campaña que acerca al turista a los productores agroalimentarios de la zona. En total, siete negocios locales participan en esta iniciativa con la que se quiere dar a conocer la calidad de la fabricación propia y de cercanía. Así, del 20 de julio al 27 de agosto, de martes a viernes se podrá concertar una cita con los participantes para ir a visitar su lugar de producción y probar sus creaciones.

Quienes se animen con esta propuesta podrán conocer de primera mano cómo se elaboran los Chocolates de La Abuela, en Hostal de Ipiés, o qué sabor tiene el vino de las bodegas Bal Minuta, en Barbenuta. También se desvelarán algunos de los secretos del pacharán de Partcharán, en Tramacastilla de Tena, y se podrá catar la miel A Redolada de Artosilla.

La cerveza también tiene su hueco dentro del programa, con la visita a la fábrica de Tensina (Tramacastilla) y al obrador de Borda (Aineto). Cierra la oferta un paseo con el rebaño que se pastorea desde la borda de los pastores de Pardina de Ayés (Rapún). Los visitantes no se irán sin antes probar la hamburguesa natural de Ternasco de Aragón a la brasa desde la terraza con vistas de la borda.

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe en tu correo una selección de propuestas para viajar y descubrir la comunidad aragonesa. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión