Despliega el menú
Viajes
Suscríbete

aragón es extraordinario

Algo muy bueno se cuece en Castelserás

El apellido Lop, que desde hace dos décadas diversifica su impacto local en otras áreas, ha sido desde siempre sinónimo de buen pan y repostería en el pueblo

En el centro de Castelserás huele rico al punto de la mañana. Huele a pan. Tal cosa lleva ocurriendo mucho tiempo, quizá más de dos siglos, aunque la familia que maneja el horno artesano desde hace unas cuantas décadas tiene constancia de la actividad desde 1886: 135 añazos, nada más y nada menos. El apellido es corto, sonoro y popular en toda la zona, debido al impulso emprendedor de las últimas generaciones: Lop.

Antonio Lop, que se llama como su padre, lleva actualmente con otros miembros de la familia el horno de pan y repostería en el pueblo. También vende fuera del pueblo. "El horno era de mi tío abuelo Joaquín; solamente tenía un hijo, que se fue a estudiar y se hizo sacerdote, así que el negocio lo continuó el sobrino, que es mi padre, Antonio. Hemos pasado varios hermanos por aquí, ahora está uno de ellos conmigo, también mi sobrino… yo ando aquí al pie del cañón desde que dejé los estudios, ya va para 30 años".

El pan se trabaja en horno de leña de fuego directo. "Es fijo: los habrás visto con una especie de volante y una compuerta, pero el nuestro no es de ésos. Aquí se saca la leña a un lado cuando ya ha ardido, antes cocer el pan, y lo que trabaja luego es el calor que sale del suelo y el techo. Se manejan los panes con una pala gigantesca, que cabe entera en el horno. Requiere mucha atención, porque hay que controlar los tiempos de todo lo que se cuece, cambiar las piezas de sitio según lo que sean… además, la zona junto a la leña está más caliente, tienes que tenerlo en cuenta. Las pastas siempre son lo último, por ejemplo. El horno tiene sus años; según lo que él dice, la edad de mi padre. Antes había otro, que ahora está tapiado –señala a la vieja oquedad, ya cegada– y él dice que ya no lo vio en funcionamiento, así que échale al menos 85 años al que usamos. También hay una eléctrico de refuerzo, para tareas concretas. ¿Que cuánto lleva la panadería? Pues algo más: nos dieron el premio Basilio Paraíso por negocio centenario. Ya sabéis que antes los hornos eran del ayuntamiento, la gente traía el pan hecho para cocerlo aquí".

Otro producto tradicional de Antonio Lop y familia es el brazo de gitano. "Gusta mucho por la zona, y la verdad es que nos sale muy bueno, usamos los mejores ingredientes; hacemos pastel ruso, magdalenas, tarta... los sequillos, también son populares"

Turolgames

En Castelserás han florecido varios negocios ‘online’. Uno de los más curiosos es sin duda Turolgames, fundado hace un lustro por el joven David Polo, de Alcañiz. "Trabajo en Aceros de Hispania con Ricardo Lop; empecé mi negocio animado por él, de hecho, y simultáneo mi propio proyecto con el trabajo para Ricardo. Me encantan los juegos de mesa y las cartas, y hago envíos a todo el mundo. Uno de los segmentos que tiene que más salida es el juego de mesa para niños; de hecho, trabajo con varios colegios y ludotecas; también funcionan muy bien los familiares, y los aficionados a juegos de estrategia o temáticos también tienen su nicho, claro".

En estos momentos, el juego ‘Virus’ es el más vendido en la página, seguido del artístico ‘Azul’ y de los aventureros ‘The Island’ y ‘7 Wonders Duel: Pantheon’, auténticas epopeyas.

Detonadoras para Bollywood y el arsenal de ‘Juego de Tronos’

Aceros de Hispania ya lleva 21 años activa. El 100% de sus clientes llegan por la red; las pistolas detonadoras, las armaduras, los cuchillos y las espadas siguen siendo sus productos más demandados. Y Ricardo Lop, su fundador, sigue sin arrepentirse de haberse lanzado a la piscina;los números avalan la apuesta y su palpable felicidad la ratifican un poco más. "Aragón es un sitio adecuado para algo así, somos unos cuantos con proyectos vía internet y radicados en el entorno rural, ya que no hay masa crítica de población para comprar. En Castelserás y los pueblos de alrededor hay varios ejemplos".

Lop –sí, hermano de Antonio el panadero– es optimista, pero también realista. "Nos han lastrado lo suyo las conexiones tercermundistas, pero nos hemos ido apañando. Ojalá algún día cambie eso; seguimos llevando dos o tres tallas de velocidad menos que en las ciudades, y ya sabemos que eso seguirá ocurriendo porque aquí facturan menos, pero es una lástima. A ver, aunque vayamos algo más lentos, lo que realmente necesitamos la mayoría es una conexión de calidad, que funcione bien, sin cortes".

Ricardo Lop sabe cómo hacer ruido mediático. "Soy un exótico, ya sabéis –risas– y orgulloso de ello. Aceros de Hispania va bien; la pandemia no ha afectado sustancialmente al negocio, aunque sí ha habido problemas en el aprovisionamiento de material, Muchas fábricas han cerrado varios meses, pero nosotros no hemos sufrido tanto como otros sectores; de hecho, no hemos llegado a parar. Ahora estamos sufriendo en nuestras carnes el ‘brexit’; han cambiado todas las normas en el tránsito de productos por allá, incluyendo los destinados a países que deben hacer escala en el Reino Unido".

Lop detalla el hándicap. "Trabajamos bastante con Australia, Nueva Zelanda, la India o Kong Kong. Nuestros productos deben pasar controles muy estrictos al pasar por Reino Unido: por ejemplo, las pistolas detonadoras para rodajes de películas destinadas al cine de Bollywood se quedan más tiempo en tierra británica para todo tipo de controles... pero no me quiero quejar mucho, las cosas se solucionan. Hay casi 50.000 productos en la web; desde que empezó la pandemia se ha vendido mucha munición de carabinas, por ejemplo; a la gente le apetece tirar a las latas".

Aceros de Hispania ha mandado productos al Metropolitan de Nueva York, a la Ópera de Londres, al Teatro Real de Madrid, al rodaje de algún ‘Torrente’, a TVE para una expedición por el Amazonas... Ricardo, empero, no hace distinciones entre clientes, y cuenta su experiencia allá dónde le llaman. "Hablo de lo que he hecho, valoro los aciertos y también los errores que he cometido, de ahí se aprende, hay que compartir experiencias de logística, envíos, formularios eficaces, promoción... vamos avanzando".

Son famosas sus acciones de márquetin de guerrilla. "Bueno, no hago ni la cuarta parte de las que se me ocurren, y trato de no ponerme límites; además, animo a otros a que se lancen, que prueben. El no ya lo tenemos, pero... ¿y si llega el sí?"

La espada en la roca, un lustro después; el reto sigue vivo

Fue hace un lustro, y ahí sigue la versión bajoaragonesa de Excalibur, bajo el puente que atraviesa el Guadalope en un extremo de Castelserás. Ricardo Lop, de la firma Aceros de Hispania, y el Ayuntamiento local unieron fuerzas para una curiosa iniciativa consistente en clavar en roca (en el centro del lecho del río, junto a un azud) una espada de 12 kilos y dos metros, y retar a los candidatos a la presidencia del Gobierno a que decidiesen los comicios sacando la espada ‘à la Camelot’. A día de hoy, pocos se resisten a bajar al río –el azud contiguo es hermoso, y llegar no entraña riesgos– a hacerse una foto. Lop y sus amigos ya han hecho varias: regalaron una espada a Charlton Heston, aceite al Vaticano para los santos óleos... hace poco, la fotógrafa Morgana Vargas Llosa: curiosa coincidencia la de su nombre, el mago Merlín y el mundo artúrico, por cierto.

CASTELSERÁS

Comarca. Bajo Aragón.

Cómo llegar. Desde Teruel, su capital de provincia, hay 144 kilómetros por la N-420 y la N-211

Natividad de Nuestra Señora. La iglesia parroquial es barroca, de la etapa clasicista, y se construyó en la segunda mitad del XVIII. Se incendió en 1835 durante las guerras carlistas, y fue reconstruida.

Dónde dormir y comer. Se cuenta con los Apartamentos Las Eras, las casas Bielas y Pistones, El Patio de Pilar, La Riera, Ainhoa, El Pajar, El Solano y una sucursal de Mequedo.es (también están en Alcañiz y La Fresneda). Se come muy bien en tres puntos: Los Cubos (con Marta en los fogones) y dos bares contiguos en la plaza del Puente, junto al río: el Guadalope y la antigua Casa Azcón, que se llama ahora Enala.

Otros negocios. Además de la actividad del sector primario, las tiendas y la hostelería, en el pueblo hay firmas de suministros de hostelería, suministros de impresora, alimentación artesana, ortopedia y venta de alfalfa y derivados agrícolas.

Artículo incluido en la serie 'Aragón es extraordinario

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión