Despliega el menú
Viajes

aragón es extraordinario

Manzanera, un refugio para los soñadores

La localidad disfruta de monte variopinto, multitud de fuentes y el sabor del mejor jamón: solo le falta un acceso directo a la estación de Javalambre

Pilar Alpuente lleva 16 años como guía en el pueblo y viene de Valencia, aunque ya tenía lazos afectivos con Manzanera desde niña. Los aires de la montaña le sentaban de maravilla y, mira por dónde, se ha acabado dedicando a glosar las bondades de este pueblo y su entorno a quienes vienen en busca de sensaciones similares. Hace su trabajo con pasión: se le nota. “¿Sabes que tenemos un tejo de 1.400 años? Ahora lo sabes, pero no os llevaré allá, está ‘escondido’ –ríe– porque queremos protegerlo; en la zona en la que se encuentra hay una gran población de boneteros de hoja ancha, una de las mayores de la península. También tenemos muchas orquídeas por aquí, y se organizan actividades anuales con ellas”.

La gran riqueza natural de Manzanera radica en sus recursos hídricos. Manantiales, surgencias y torrentes por doquier, en formas caprichosas o académicas, con cascadas o culebreando entre los campos. “Ya os habrán contado de la Tejeda con su cascada, de la Fuente del Gavilán que tiene zona recreativa y muchos caminos... también están la Fuente de las Viñas, la de la Teja, la Paloma… hay muchísimas. De la Fuente del Gavilán sale una ruta muy bonita de 3,7 kilómetros, no demasiado exigente, que pasa por la Fuente del Cañuelo y que tiene al principio una serie de pozas fantásticas, que causaron sensación el último verano. Bueno, siempre la han causado, pero las circunstancias de este año las hicieron más codiciadas”.

Pilar habla con brillo en los ojos de las Agujas de las Alhambras, unos farallones espectaculares en el camino hacia la pedanía del mismo nombre. “En la parte alta hubo poblado íbero y hay una cueva, que se cree albergó al jefe del pueblo. Ahí se disfruta de una vía ferrata que fascina a quienes la han hecho, por divertida y espectacular; ya se transita hace tiempo de manera parcial, aunque tiene que completarse su acondicionamiento en la parte final”.

Con tanto monte, se hacía palmario que hubiese un grupo de personas entusiastas centrado en sacar partido a este recurso. Así es: hay una Asociación de Montaña que ayuda en la organización de actividades y limpieza de senderos, además de confección de catálogos y promoción en redes. Desde 2018 hay una carrera de montaña tipo ‘trail’ cada año en la que también se implica la comarca; este año hubiese sido la tercera edición, a principios de verano, pero se suspendió.

Vídeo de Manzanera en Aragón es extraordinario

Hay más nombres propios locales para los amantes de la naturaleza: los Montes de la Salada, en los que confluyen los ríos Paraíso y Torrijas, además de los espectaculares barrancos de El Paraíso. La Sima de El Paúl es otro atractivo del municipio que atrae la curiosidad de muchos visitantes.

La muralla que se recupera paso a paso e imita a la naturaleza

Celia Durbán es la actual alcaldesa de Manzanera. Arquitecta de profesión, lleva año y medio en el puesto y se declara orgullosa de su pueblo. “Este año teníamos muchos planes, pero obviamente ha habido que dejar la mayoría para más adelante. Quiero mantener los servicios actuales y crear nuevas oportunidades de ocio, tanto para los residentes como para el turismo. Hemos acabado lo que estaba a mitad, y prácticamente ha sido todo por ahora, más allá de gestionar la situación actual”.

La rehabilitación del Portal de Abajo se había quedado en blanco tres veces. “Se acabó a principios de año, y hace apenas unas semanas concluyó la iluminación artística; ya está inaugurado todo, y a la gente le ha gustado mucho. El castillo es de titularidad privada) y también contamos con el Portal de Arriba de la muralla. Estamos intentando recuperar una parte; ya se ha levantado todo un paño y se quiere hacer otro simétrico, para que la muralla se recupere en el Portal de Abajo, que tiene sus torres visitables por medio de escaleras de caracol”.

Descritas las joyas patrimoniales, hay que señalar que Manzanera tiene a un artesano de la materia joyera. Javier Mor ha pasado unos días ayudando en el hotel familiar Duque de Calabria, pero es un artista con formación en Bellas Artes que vive en Milán desde hace 10 años. “Lo que más me gusta es la creación de pieza única, meter tiempo y cariño. Este año iba a abrir mi empresa allá, pero no ha podido ser; nuestro sector no se ha visto tan afectado, porque ha subido mucho el oro y la plata y la gente empieza a buscar joyas como inversión. Trataremos de dar el paso el año que viene. Venía por vacaciones en el Pilar, las primeras en siete años en estas fechas, aunque siempre trato de estar al tanto de lo que pasa en el pueblo”.

El gran premio son los jamones... pero a veces cae algún otro

La centenaria Casa Roqueta es una parada obligada para el viajero al pasar por Manzanera; la tienda de jamones y productos de proximidad también tiene secadero propio. Además, sella Loterías y Apuestas del Estado; hace dos meses, el Gordo de La Primitiva dejó allá 84.474 euros. Lo comprobó el premiado en la propia terminal del establecimiento, El dueño, Luis Antonio, le dijo “oye, lo siento, pero este premio no puedo pagártelo aquí mismo, me faltan fondos”. Ya repartió más de 40.000 en Bonoloto hace 14 años. Hay otras dos tiendas de excelente jamón en el pueblo, Cervera y Manzanera, esta última con el secadero más grande de la zona. En cuanto al alojamiento, el Hotel Duque de Calabria tiene además bar y restaurante. El Balneario El Paraíso de Manzanera no abre este año; se cuenta con el Bar de Carmen y Bar El Albero (piscinas), el Camping y el Hotel Alta Montaña Los Cerezos.

MANZANERA

Comarca. Gúdar-Javalambre.

Cómo llegar. Desde Teruel, su capital de provincia, hay 55 kilómetros por la Autovía Mudéjar y la A-1514.

La Sabina del Desmayo. Santa Catalina es patrona de Torrijas y Manzanera; en su día solo tenían una imagen y la compartían, pero en un tránsito entre los dos pueblos, empezó a diluviar. Los portadores se resguardaron bajo una gran sabina y dice la leyenda que el árbol se ‘desmayó’ para cubrir con sus ramas a la imagen.

Iglesia del Salvador. El templo actual es barroco, e integra en su fábrica restos de edificaciones anteriores. Tiene una torre campanario gótico-renacentista construida en 1551.

Caserones. Hay varios edificios señalados, pero los más espectaculares del pueblo son Villa Carolina y Villa Amor.

Las pedanías. Barrio de Los Cerezos está sustentado por las familias de los trabajadores de la fábrica de colchones Silk Descanso y el Balneario El Paraíso. Además, en Manzanera están Los Olmos, Las Alhambras, El Paúl, Alcotas, Paraíso Alto y Paraíso Bajo.

Artículo incluido en la serie 'Aragón es extraordinario'.

Etiquetas
Comentarios