Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un hijo de Pinilla pagó a Manos Limpias para intentar anular el caso de La Muela

Abonó 1.100 € al pseudosindicato para apoyar una querella contra el secretario judicial. La exalcaldesa se desvincula y afirma que ella nunca abonó nada.

Jorge Embarba Pinilla, en los pasillos de la Ciudad de la Justicia, el pasado mes de enero.
Jorge Embarba Pinilla, en los pasillos de la Ciudad de la Justicia, el pasado mes de enero.
guillermo mestre

La investigación abierta al pseudosindicato Manos Limpias y a su principal dirigente, Miguel Bernad –en prisión desde el pasado 15 de abril, cuando fue detenido junto al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, por presunta extorsión– está sacando a la luz las cuentas de la organización y las formas que tenía de financiarse para ejercer acciones penales o personarse en los procesos que creía oportuno como acusación popular.

Ambos están siendo investigados por liderar supuestamente una trama conjunta dedicada a extorsionar a directivos bancarios, empresarios y otros ciudadanos y coaccionarles con campañas de desprestigio y querellas criminales. Estos chantajes les habrían proporcionado a lo largo de los últimos quince años unos ingresos de unos cuatro millones de euros, según las primeras investigaciones.

Pero, además, cada vez que Manos Limpias presentaba una querella solicitaba dinero, de manera voluntaria, a los simpatizantes de la causa que en esos momentos llevaban entre manos, o lo obtenía de las donaciones de sus afiliados, hasta ahora desconocidos públicamente.

La documentación incautada por la Policía durante los registros de sus sedes ha permitido saber que uno de los colaboradores fue Jorge Embarba Pinilla, hijo de María Vitoria Pinilla, y ahora pendiente de una sentencia que puede acarrearle un año de cárcel por blanqueo de capitales en el caso de La Muela. Según public Infolibre.es, Jorge Embarba hizo al menos dos transferencias (una de 1.000 euros y otra de 100) a la organización de Bernad en abril y mayo de 2015.

Fianza y provisión de fondos

Esta cantidad estaba destinada a pagar los 3.000 euros de fianza que el Juzgado de La Almunia solicitó para admitir la querella que el pseudosindicato había presentado en enero de ese año contra el secretario judicial del juzgado que había instruido el caso de La Muela. También había que costear los 1.000 euros de provisión de fondos que pidió el procurador del caso.

En principio, la querella no estaba auspiciada por nadie en concreto ni, según la organización, defendía a ningún imputado; pero Manos Limpias siempre ha mantenido que la Operación Molinos ha sido un "montaje" de "políticos de los sucesivos gobiernos de Aragón" y que el juez y la Fiscalía "no investigaron" a gente a la que había señalado la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales. A su juicio, eran los gobernantes quienes deberían haber sido acusados y no los "cabeza de turco", como Carmelo Aured. De hecho, presentaron querellas contra Marcelino Iglesias yJosé Ángel Biel, que fueron archivadas por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El pasado 11 de noviembre, Manos Limpias ofreció una rueda de prensa en Zaragoza en la que anunció también querellas criminales contra el juez Alfredo Lajusticia y la fiscal Victoria Esponera, encargados del caso. Ninguna ha prosperado.

En aquella comparecencia pública, a muy pocos días de que comenzara el macrojuicio de LaMuela, mencionaron en varias ocasiones a Carmelo Aured –en prisión por delito fiscal– y apenas a María Victoria Pinilla.

A través de su abogado, Santiago Palazón, la exalcaldesa negó  haber hecho pago alguno a Manos Limpias. Sí que sabía que su hijo le había dicho que "había puesto o que iba a poner". "Pero la certeza absoluta la tuvo ayer cuando se lo preguntó y le dijo que había hecho un donativo", manifestó el letrado.

"Parece ser –añadió– que Manos Limpias estaba haciendo casi una colecta para recoger esos 4.000 euros y es a través de César Ciriano, el abogado que tenía entonces Carmelo Aured, como Jorge Embarba se pone en contacto con el sindicato".

Por su parte, el letrado César Ciriano manifestó ayer a este periódico que toda la actividad de Manos Limpias era ajena a su despacho y negó rotundamente cualquier relación. "No había ninguna colaboración. Otra cosa es que en algún momento coincidiera con la línea que ellos llevaban", explicó. En este sentido, en abril de 2015 Ciriano pidió la nulidad del caso de La Muela aludiendo a "noticias de prensa" acerca de la "interposición de una querella criminal" contra el secretario judicial, solicitud que desestimó la Audiencia Provincial.

"Los acusados vieron en esta querella una posibilidad de que el caso fuera anulado y por eso querían que triunfase", dijo otro letrado, para justificar que se pagase a Manos Limpias.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión