Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ZARAGOZA

Vivir en un determinado barrio o tener un nivel cultural influyen en la salud

Quinientos expertos participarán desde mañana en la reunión que la Sociedad Española de Epidemiología celebra en Zaragoza.

La carga genética, el beber, fumar o comer de manera desordenada pueden influir en la salud de una persona, pero vivir en una determinada ciudad o incluso en un barrio de ella o tener un tipo de nivel sociocultural, también. Este será uno de los temas de debate de la Sociedad Española de Epidemiología, que se desarrollará desde mañana y hasta el viernes en Zaragoza en el World Trade Center, y a la que está previsto que asistan 500 expertos nacionales e internacionales.

 

La presidenta del comité científico del encuentro, María José Rabanaque, explicó que la Organización Mundial de la Salud presentó el pasado mes de marzo un estudio en el que se ponía de manifiesto cómo los factores sociales son determinantes a la hora de valorar la salud de un individuo. "Podemos llevar una vida saludable, pero si estamos sometidos a factores sociales de riesgo nos afectará", concreto.

 

Por ejemplo, recordó los problemas de salud que producen las altas tasas de paro o cómo dos personas con los mismos ingresos, pero diferentes niveles culturales, pueden responder de diferente manera. En relación a los barrios, destacó cómo puede influir en la salud el mayor o menor grado de contaminación o si en alguno se generan más problemas sociales que en otros.

 

Precisamente, para debatir sobre esta cuestión se han organizado varias conferencias. Mañana, la conferencia inaugural (a las 12.00) versará sobre 'Determinantes sociales de la salud y reducción de desigualdades'. La presentará el director general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y Consumo, Ildefonso Hernández, e intervendrá la profesora Margaret Whitehead, de la Universidad de Liverpool. Mientras que en la charla del viernes, el profesor Francisco Javier Nieto (de Wisconsin) debatirá sobre cómo los factores sociales pueden influir en las enfermedades cardiovasculares.

 

Otra de las mesas redondas de la reunión versará sobre el cribado del cáncer. La presidenta del comité científico explicó que la Unión Europea recomienda los programas de detección en los casos de los cánceres de mama, cuello de útero y colon. No obstante, Rabanaque reconoció que existen dudas sobre la necesidad de realizarlo en este último debido a los riesgos que puede acarrear una colonoscopia en una persona sana. "Hay que pensar en qué población se debe hacer y buscar el equilibrio entre el riesgo y el beneficio", añadió el secretario de los comités científico y organizador, Federico Arribas.

 

Y aunque la reunión no se quiere centrar en este asunto, en otra de las conferencias se debatirá sobre la gripe A, que ha afectado directamente al trabajo de los epidemiólogos. "Hay más cosas para debatir que no es el nuevo virus. Es importante hablar de la salud en su conjunto", apuntó el jefe del Servicio de Vigilancia de Salud Pública y presidente del comité organizador, Juan Pablo Alonso.

Etiquetas