Sociedad
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"En verano, casi no abrimos las ventanas por el olor de la basura"

Unas vecinas del barrio de Valdefierro, en Zaragoza, llevan cinco años esperando a que trasladen un contenedor de basura que hay enfrente de los bajos de su vivienda. Hace unos meses colocaron otros dos cubos.

Yolanda Oliveros (a la izquierda) y Yolanda Andrés piden que se trasladen los contenedores.
"En verano, casi no abrimos las ventanas por el olor de la basura"
OLIVER DUCH

Casi nos basta con sacar la mano por la ventana para tirar la basura al cubo. Si no fuera por las rejas, seguro que podríamos", cuenta Yolanda Oliveros Ruiz, una vecina del número 23 de la calle de Osa Mayor, en el zaragozano barrio de Valdefierro, que está harta de ver los contenedores de basura nada más asomarse a la ventana y de padecer su mal olor, especialmente, en los meses estivales.

Estos cubos no siempre estuvieron allí. En concreto, el que está instalado frente al portal número 23 estaba, hace cinco años, según explica Yolanda, en la acera de enfrente. "Empezaron a construir unas viviendas, y cambiaron el sentido de la calle, de un solo carril. Fue entonces cuando movieron el cubo a nuestra acera. Ni se dignaron a buscar otra ubicación menos molesta para los vecinos. Envié una queja a la junta municipal, y me contestaron que cuando terminaran las obras se volverían a recolocar en su lugar original. Nunca ocurrió", se queja Yolanda Oliveros.

Otra vecina, Yolanda Andrés, de 41 años, que vive en un bajo del portal número 25, asegura que los malos olores son, en ocasiones, insoportables: "En verano, casi no abrimos las ventanas por el olor a basura. Y, además, hay algunas personas muy poco cívicas, que ni se molestan en subir la tapa y dejan la basura a los pies del contenedor, ocupando buena parte de la acera, que de por sí no es muy grande".

Hace tres o cuatro meses, trajeron otros dos contenedores a la misma manzana provenientes de una calle en obras. Fuentes municipales aseguran que, en cuanto finalicen los trabajos, se volverán a colocar donde estaban. "Pero esto en el centro no pasa, no hay tantos contenedores en tan poco espacio", lamentan estas vecinas.

"No pedimos que los quiten o que perjudiquen a otros vecinos, pero sí que los muevan unos metros de forma que no molesten a nadie", pide Oliveros.

Desde el Ayuntamiento, explican que las peticiones del traslado de contenedores deben hacerse a través de la Junta de Distrito y con el mayor consenso vecinal posible.

Etiquetas