Sociedad
Suscríbete por 1€

en la última

Una red para dejar constancia de la felicidad

Feelicity, una web creada en Zaragoza, permite al usuario ubicar los rincones de su ciudad en los que ha sido más feliz.

Fermín y Lucas, como corresponde a la iniciativa, felices.
Una red para dejar constancia de la felicidad
GUILLERMO MESTRE

Existe un mapa, quizá no muy delimitado, pero real, de la felicidad de las ciudades. Ese que une, con una línea imaginaria, los lugares en los que uno se reúne con los amigos, se declaró a su pareja o, simplemente, se comió un chuletón que tiembla el misterio. Esa guía invisible empieza a tomar color con una iniciativa zaragozana que recopila todos esos rincones que nos han arrancado una sonrisa. Una página web -www.feelicity.es- cuyo nombre deja al descubierto su pretensión. "Es un juego de palabras entre 'felicity' (felicidad) y 'feel the city' (siente la ciudad)", descubre Lucas Aisa, uno de los implicados en su creación.

Y no son pocos. Esta particular red social de la dicha popular ha nacido de la colaboración entre TEDx Zaragoza y el Bifi, el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos de la Universidad de Zaragoza. Dos organizaciones muy distintas que han encontrado en la alegría ciudadana un punto de encuentro. Según Lucas, uno de sus promotores, el TEDx es un evento que tendrá lugar en la capital aragonesa el 5 de noviembre, en el que varios ponentes abordarán el futuro de la felicidad. "El TED es una organización norteamericana que se dedica a difundir ideas que merecen la pena. Organizan dos encuentros anuales, en California y Escocia, y ahora se ha creado TEDx, una submarca para promover jornadas a nivel local", comenta Lucas.

La delegación aragonesa se lanzó a la aventura sin patrocinadores. El Bifi de la Universidad contactó con ellos. Y entre los dos decidieron que el evento no podía reducirse a unas charlas. "Normalmente, hay poco espacio para momentos alegres. Y decidimos reunirlos en internet", justifica Lucas.

Así, desarrollaron la página, en la que cada usuario puede poner un título, y el lugar y la descripción de su momento feliz, que sale reflejado en el mapa de su ciudad con una estrella. Su testimonio, además, puede ser compartido por facebook o twitter. Sin embargo, los datos que aportan no se quedarán como mero testimonio: el Bifi los estudiará, como una más de sus investigaciones. "Encaja dentro de nuestra línea de ciencia ciudadana -señala Fermín Serrano, del Bifi-. No es como estudiar la física nuclear o los fármacos. Para investigar la felicidad es necesario reunir muchos testimonios. La web lo hace posible y casi en tiempo real". Porque cualquiera puede compartir sus buenos recuerdos, a través del ordenador o de una aplicación gratuita de móvil. Sin saber que van a ayudar a un estudio posterior. "Podemos cruzar los datos con los días de cierzo o ver si inciden las obras en la felicidad de los vecinos del centro -informa Fermín-. Lo trivial es decir que en el Casco, tomando una tapa, somos felices. Eso no es ciencia; es obvio. Pero cogiendo muchos más datos podemos obtener resultados".

La red nació el pasado 13 de julio, y desde entonces más de 500 personas han contribuido a este mapa de la felicidad, con más de 2.000 puntos de dicha y alborozo. "Hay quien ha puesto el Miguel Servet, porque nació allí, y el que destaca dónde ha comido bien. Muchos testimonios alegres están relacionados con la comida", adelanta Lucas, quien destaca también el buen recibimiento que han tenido en Latinoamérica. "En la primera semana, llegaron comentarios de peruanos, argentinos, chilenos? La web establece un ranquin de ciudades felices. Zaragoza va la primera porque la mayoría de usuarios son de aquí. Pero, en segundo lugar ya está Lima. Esto tiene una lectura muy bonita -se felicita Lucas-: si tú eres positivo, al final encuentras a gente como tú".

Y lo dice por él mismo o por Fermín, que también han dejado constancia de sus instantes más recordados en la web. "Los míos tienen que ver con los viajes a Benasque con mi chica y mi perro, con la Harley dando vueltas o comiendo una ensalada de mi huerto", resume Lucas. "Pues yo soy feliz en los conciertos o con los amigos echando unas cañas. En el próximo Fiz, seguro que escribo", dice Fermín.

Etiquetas