Sociedad
Suscríbete por 1€

SOLIDARIDAD

Un regate a la pobreza infantil

en la últimaLos jugadores del Real Zaragoza presentaron ayer la campaña navideña de tarjetas y regalos de Unicef

Ponzio, Jorge López, López Vallejo, Gabi y Ayala, junto a un intruso en el campo: Esteban Sarasa, responsable aragonés de Unicef.
Un regate a la pobreza infantil
ESTHER CASAS

Los jugadores del Zaragoza se pusieron ayer serios tras el entrenamiento. No se preocupen los aficionados, todo fue normal y relajado por la Ciudad Deportiva. Vamos, a punto para el próximo partido. Pero es que dejaron a un lado la Liga y sus cuitas para sentarse a hablar sobre la pobreza infantil. Y de cómo ayudar a erradicarla. Y ¿qué van a hacer ellos? Pues felicitarse la Navidad con tarjetas de Unicef. El capitán, Fabián Ayala, fue el primero en apoyar la iniciativa, ya que, como contó, con 500 tarjetas vendidas, la organización puede comprar "30 botiquines de primeros auxilios, 3 kits de emergencias de material escolar básico para 80 niños, suministro básico de agua para 50 familias o 18 pruebas de VIH para pequeños menores de 18 meses".

 

Otros futbolistas, entre los que se encontraban Goni, Jorge López y Ponzio, se sentaron junto a Ayala para poner rostro a la iniciativa solidaria, que no solo se financia con Christmas, sino también con regalos. El portero López Vallejo explicó por qué: "De las muchas campañas que nos llegan para que colaboremos con ellas, estamos obligados a la ayuda a los más necesitados. No es lo mismo gastarse diez euros en cualquier cosa que en estos productos, con los que se pueden financiar 8 vacunas contra el tétanos en Sudán o 315 bolis".

 

Y entre tanto deportista se coló Esteban Sarasa, presidente del Comité de Unicef en Aragón, que justificó la presencia de los jugadores como embajadores de su proyecto navideño: "Las estrellas del fútbol son un referente para los niños y es justamente a la infancia a la que queremos ayudar, más aún, este año, que se cumple el vigésimo aniversario de la Convención de los Derechos de la Infancia". Desgraciadamente, aún tienen mucho que hacer. Y eso que Esteban estaría encantado de dejar el cargo. "Ojalá desapareciera Unicef. Querría decir que los problemas de los niños han acabado. Pero aún tenemos que seguir batallando", expresó sincero. De momento, ya son 60 años con esta campaña, llamada 'Tarjetas llenas de vida'. Un nombre que tiene su explicación.

 

"Detrás de ellas, hay vacunas, mosquiteras, tratamientos? Porque todo lo que se recauda se envía directamente a nuestro programas sobre el terreno", comentó Maribel Martínez, coordinadora autonómica de Unicef Aragón. Su colaboración con la Fundación Real Zaragoza también tiene visos de convertirse en habitual. "Trabajamos con ellos en más proyectos, por ejemplo, en el de 'Deporte para el desarrollo', en el que usamos el deporte como un medio para transmitir valores", explicó Maribel.

 

Tras las palabras, llegó el momento de saltar el campo. Pero, en vez de balones, los futbolistas llevaban en la mano las tarjetas. Porque ayer no se trataba de ganar al contrario. Ayer fue el turno de hacerle un regate a la pobreza infantil. Así también se hace equipo.

Etiquetas