Despliega el menú
Sociedad

VIOLENCIA

Un hombre provoca una explosión de gas en un inmueble de Vigo

Un aviso permitió acordonar la zona con tiempo e intentar negociar con el hombre que amenazaba con incendiar su domicilio

Un aviso de un ciudadano anónimo de la calle Llorente de Vigo evitó una tragedia en un edificio contiguo donde un hombre de 70 años, denunciado por maltrato, hizo explosión de una bombona de gas porque no le dejaban ver a su mujer. Finalmente, y pese a que el hombre cumplió su amenaza, la llamada permitió que las autoridades acordonaran la zona, desalojaran el edificio, e intentaran negociar con él. Además, nada más producirse la deflagración, los bomberos procedieron a sofocar el fuego, que fue controlado rápidamente.

Sobre las 14.30 horas la Policía Nacional de Vigo recibía una llamada en la que un vecino alertaba de un fuerte olor a gas, lo cual provocó que diversas dotaciones del cuerpo, así como de la Policía Científica, Local y de los Bomberos se desplazaran hasta la calle Llorente del municipio para corroborar lo que les habían indicado e iniciar las actuaciones correspondientes.

Nada más llegar, comprobaron que un hombre, que resultó ser José Antonio O.R., vecino de Vigo de 70 años, se encontraba encerrado en su domicilio con tres bombonas de abiertas, y amenazaba con incendiar la casa si su mujer no acudía al mismo. Según aseguraron algunos de los vecinos y fuentes policiales, el perturbado contaba con dos denuncias anteriores por malos tratos y, al parecer, antes del suceso, la pareja había discutido y la mujer había salido del inmueble.

Si bien un negociador de la Policía intentó que el hombre desistiera de su actitud, las conversaciones no sirvieron de mucho ya que momentos después se produjo la explosión, cuyos efectos fueron rapidamente controlados por los bomberos. Como consecuencia de la deflagración, el hombre resultó herido con quemaduras graves, por lo que fue trasladado al centro hospitalario de Povisa. Además, un bombero que participó en las labores de extinción del fuego resultó herido leve y otros tres se vieron afectados por inhalación de gas.

"Una atmósfera peligrosa"

Precisamente, el agente lesionado, suboficial Domingo Martínez, aseguró que en el inmueble había un fuerte olor a gas por lo que se trataba de "una atmósfera peligrosa". También añadió que distintos efectivos intentaron dialogar con el hombre y que en algunos momentos parecía que estaba convencido pero después cambiaba de opinión. Martínez explicó que la esposa se acercó varias veces hasta el edificio, aunque dado que se quejaba de un fuerte dolor en el pecho recibió asistencia en una ambulancia.

Del mismo modo, aseguró que el hombre portaba un cuchillo en la mano, y que hubo un momento en que cogió una de las gomas de las bombonas y se la metió en la boca, instante en que un grupo de bomberos aprovechó para entrar en el domicilio, aunque sin éxito, ya que no lograron romper la puerta con suficiente rapidez y el hombre fue capaz de alcanzar un mechero haciendo un pequeño fuego. Como había una bolsa de gas se produjo una "explosión moderada".

El dispositivo policial pudo desalojar con anterioridad a la explosión a los vecinos de cuatro edificios, correspondientes a los números 11, 28, 30 y 32 de la calle Llorente, en concreto, los dos últimos inmuebles comparten la estructura y podían verse afectados. También se habilitó un cordón policial, que separó a vecinos y curiosos a unos 200 metros de distancia del portal del inmueble en el que el hombre permaneció atrincherado antes de originar la explosión.

Etiquetas