Despliega el menú
Sociedad

MISS Y MISTER INMIGRANTE

Un concurso de belleza de otro mundo

Son los nuevos guapos oficiales de Zaragoza. ¿Han repetido el certamen? No. Son Miss y Míster Inmigrante.

Así posan George y Celine-Vanessa, los ganadores del primer concurso de Míster y Miss Inmigrante celebrado en Zaragoza.
Un concurso de belleza de otro mundo
JOSé MIGUEL MARCO

Se llaman George Balogh y Celine-Vanessa Abeme. Fácil adivinar que no son de aquí. Tampoco de Roma, a pesar de tener mucho en común con Julio César. Al menos, en aquello de que vinieron, vieron y vencieron. ¿Dónde vinieron? Pues a Zaragoza, desde sus respectivos lugares de origen. Él llegó hace cuatro años desde su Rumanía natal. Vive en Pinseque y va al instituto. Ella llegó hace dos. Aunque nacida en Gabón, vivía en Francia, donde hizo sus pinitos como modelo. Hace unos meses, fijó su residencia en la capital aragonesa, donde estudia Administración y Finanzas.

¿Qué es lo que vieron? "Una ciudad que me encantó", cuenta Celine-Vanessa. "A mí lo que más me gusta de Zaragoza son las chicas", dice George. "A mí también me gustan los zaragozanos, pero estoy comprometida", se excusa ella.

Y vencer, está claro que han vencido. Se han proclamado Miss y Míster Inmigrante, en la primera edición de este concurso en Zaragoza. Tuvieron que vérselas (en la pasarela) con competencia de casi todos los continentes, salvo Asia, pero la banda y la corona fueron suyas. En cualquier caso, no hubo tirones de pelo ni habrá acusaciones de tongo en la prensa del colorín. "Hubo muy buen rollo. Yo pensé que habría más competitividad, pero nos ayudamos todos. Las chicas compartimos nuestros maquillajes", recuerda Celine-Vanessa.

A pesar de ser la primera convocatoria del evento, las cosas no fueron distintas a un concurso de belleza habitual: posaron en vaqueros, traje típico de sus países, bañador y ropa de gala. Pero los vencedores tenían un hándicap: sabían desfilar. El jurado, además, tenía experiencia en estas lides: los actuales Miss y Míster Zaragoza fueron algunos de los encargados de designar a los ganadores, junto a representantes de medios y agencias de modelos.

Aunque ninguno de los dos tiene grandes pretensiones, no le harían feos a algún trabajillo de modelo que les pudiera salir gracias a su nuevo cargo. Eso sí, de lo que más se alegran es de ayudar al organizador del evento, Juan Pablo Mguema, presidente de la Asociación Acdia. Juan Pablo, también de Gabón, creó este evento con un fin muy alejado del que guía a los típicos concursos de este estilo: la unión de las distintas culturas. Por eso, incluyó el certamen dentro de un Día Internacional de la Integración, que su asociación promovió, con bailes y artesanía de diferentes partes del mundo. "Tengo visiones de unir a los pueblos. Y hago todo por cumplirlas -explica-. Empecé a través del fútbol y ahora he seguido de esta forma". Y es que Juan Pablo es persistente: logró que el Ayuntamiento les cediera un local para la jornada y ya está organizando la próxima convocatoria, la de 2011, en la que Celine-Vanessa y George tendrán que ceder sus tronos. De momento, que les quiten lo desfilao.

Etiquetas