Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ACELERADOR DE PARTÍCULAS

Todo a punto para arranque acelerador de partículas LHC que dará "sorpresas"

El gran acelerador de protones construido en el CERN, el LHC (Large Hadron Collider), con el que se quiere desentrañar misterios como el origen del Universo y que está ya casi a punto para su arranque el 10 de septiembre, podría desvelar "sorpresas" en cuanto a número de partículas y sus propiedades.

Así lo ha adelantado en una entrevista el secretario general de Política Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN), José Manuel Fernández de Labastida, en vísperas de la puesta en marcha de este enorme acelerador de partículas, en el que colisionarán protones a velocidades próximas a la luz, con el objetivo de poder vislumbrar misterios sobre la estructura más íntima de la materia y las partículas más elementales.

El arranque de este acelerador de partículas, el más potente del mundo, con el que se explorará un rango de energía aún no estudiado para comprobar si el actual modelo sigue funcionando, estaba inicialmente previsto para agosto, aunque finalmente se ha pospuesto al 10 de septiembre por cuestiones de calibrado y enfriamiento, ya que las 40.000 toneladas de masa fría de la máquina deben estar a -271 grados centígrados para funcionar. La inauguración oficial se mantiene para el próximo 21 de octubre.

Según Fernández de Labastida, se desarrollan con normalidad y sin incidentes los trabajos para la puesta en marcha del acelerador de partículas LHC, construido en el CERN (Centro Europeo de Investigación Nuclear), junto a Ginebra, lo que hace prever que el aparato pudiera estar plenamente operativo para finales de este año.

No obstante, ha señalado, la interpretación de los resultados requerirá más tiempo, ya que se necesita un análisis "muy riguroso y meticuloso" de los datos, al tratarse de un proceso "de cierta complejidad". "Podrían producirse sorpresas" sobre el número de partículas detectadas y sus propiedades, a raíz de las colisiones, y se espera poder percibir una en particular, hasta ahora no vista, el denominado "Bosón de Higgs", que en el modelo estándar resulta fundamental, ha recordado a Efe el secretario general de Política Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia e Innovación. "Actualmente se está poniendo a punto todo el sistema electromagnético que fija las trayectorias en el acelerador para obtener las precisiones necesarias, y eso lleva tiempo".

El LHC, cuyo funcionamiento ayudará a desentrañar misterios como la estructura última de la materia, las propiedades de las fuerzas fundamentales y las leyes que gobiernan la evolución del Universo, consiste en una circunferencia de 27 kilómetros y una serie de grandes imanes superconductores que operan a temperaturas muy bajas.

La máquina está encajonada en un túnel a una profundidad de entre 50 y 120 metros, y consta de una red magnética y dos tubos de vacío por donde circularán protones en sentidos opuestos a velocidades de 300.000 km/segundo; su sistema de aceleración con cavidades de radiofrecuencia superconductoras permite aumentar la energía de los haces en un factor 15 en unos 30 segundos.

La tecnología está basada en materiales superconductores que necesitan ser enfriados y esto se hace lentamente; además, existe todo un proceso de calibración de los haces de protones para la colisión.

Desde el punto de vista económico, España aporta en torno a 55 millones de euros al CERN, a la que contribuyen prácticamente todos los países europeos.

España es el quinto país contribuyente de la Unión Europea (UE) al CERN pero también aporta, en concepto de ayudas en el marco del Programa Nacional de Física de Partículas, otra cantidad de entre 15 y 17 millones de euros a grupos de investigación.

Etiquetas