Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

LOS LUNES AL SOL

"Tener muchos estudios es un problema en las entrevistas de trabajo"

Sandra Lezcano está en paro desde febrero de 2009.
"Tener muchos estudios es un problema en las entrevistas de trabajo"
ESTHER CASAS

Sandra Lezcano, en paro desde febrero de 2009, tiene dos currículums: uno corto y otro largo. Según a qué entrevista de trabajo vaya muestra uno u otro. "Tengo que esconder un poco mi formación y la experiencia, porque tener estudios y haber pasado por muchos trabajos no está bien visto. En algunos sitios creen que por tener un título universitario puedo ser más conflictiva. Qué absurdo y qué injusto. Yo solo busco un trabajo, de lo que sea", afirma Sandra, de 35 años.

"Para la generación de mis padres, tener un título universitario era muy importante para conseguir un trabajo. Ahora las cosas han cambiado mucho", comenta resignada. Sandra es de Tudela y vino a Zaragoza a estudiar. Ella tiene la diplomatura en Trabajo Social, le quedan dos asignaturas para terminar Historia, ha estudiado secretariado de dirección y teatro. Ha pasado por cerca de 15 empleos, ninguno de su formación y todos precarios.

Su primer empleo -cuenta con orgullo- fue en una compañía teatral de Zaragoza. Trabajó como actriz en numerosas representaciones. Después ha sido dependienta en unos multicines, en un video club, en tiendas de frutos secos y de ropa, administrativa, auxiliar en la Expo, modelo? Hasta 2008, solo pasaba un par de meses en paro entre uno y otro trabajo. Pero llegó la crisis y su situación empeoró. Su último empleo de más de una semana fue dependienta en una tienda de ropa y regalos para la campaña de Navidad de 2008. Terminó en febrero de 2009.

Después solo ha tenido un par de cosas menores: responsable de un puesto en una feria gótica una semana, en Madrid en octubre de 2009. Y hace tres semanas trabajó cuatro días disfrazada de Dora Exploradora en Zaragoza. "Hace diez años hubiera sido un trabajillo normal, no me desagrada. Pero me gustaría un trabajo más serio, tengo 35 años, quiero una estabilidad y dejar de pedir dinero a mis padres", afirma.

Sandra ha hecho muchas entrevistas de trabajo en los últimos años, pero su experiencia es muy negativa. "Tener muchos estudios y mucha experiencia es un problema en las entrevistas. Por eso a veces enseño el currículum abreviado. Cualquier excusa les vale para descartarte. En una me dijeron que haber cambiado tantas veces de empleo no era bueno. En otra me criticaron por buscar trabajos por debajo de mi formación. Otra vez me hicieron alguna insinuación sobre mi aspecto y mi ropa. Y ya noto que cuando leen 35 años les parece mayor. El sistema es muy cruel. Siempre ha sido así, pero ahora somos mucha gente buscando trabajo", reflexiona.

Sandra vive con su novio en un piso de alquiler. Él tiene trabajo en una filial de la GM, aunque también teme por su futuro laboral. Ella no tiene ningún ingreso, le ayudan todos los meses sus padres para pagar el piso. "No tenemos grandes gastos, ni coche ni viajes. En siete años solo hemos hecho un viaje: dos días al bosque del Irati. El único vicio es comprar libros. Me gusta mucho la literatura y pertenezco a la Sociedad Tolkien de España", cuenta.

Ahora está sacándose el carné de conducir y aprendiendo a hacer encuadernaciones y repujados. "Soy autodidacta, con la idea de en el futuro poder vender piezas de artesanía por internet. Me ayuda a estar ocupada y tengo una satisfacción", señala.

Etiquetas