Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

A QUEMARROPA

"La tele engorda 8 kilos, pero a mí 16"

El presentador de 'Otra movida', Florentino Fernández, se considera "un jefe muy 'light'" y lo somete todo a debate. "No quiero que me miren como a un jefe".

Florentino Fernández presenta 'Otra Movida' en Neox.
"La tele engorda 8 kilos, pero a mí 16"
JOSé RAMóN LADRA

'Otra movida', ¿es para hacerle la competencia a la de Almodóvar y compañía?

Nooo, por eso es 'Otra movida', si no sería 'La otra movida' (risas).

Entonces ya no le queda ni un pelo de tonto...

Todavía me quedan algunos y otros que me trasplanto para no perder la tontería (risas).

¿Pone sus programas a la hora de la siesta para que no le engorde la comida?

Para no hacer la digestión. Si no haces la digestión, no pasa la sangre... y entonces me mantengo lejos del colesterol.

¿Cómo va su pelea con las dietas?

Muy mal. El primer asalto me lo ganaron y en el segundo sigo ahí, resistiendo, pero me van a ganar otra vez... y si no, me dejo.

¡Y encima la tele engorda!

A la gente normal 8 kilos, ¡pero a mí me engorda 16!

¡Pero es que su fuente de inspiración son los churros!

Es que aportan muy buen rollo. Cada 4 ó 5 días me traigo dos docenas a la redacción.

¡Qué buen jefe!

Soy un jefe muy 'light' y lo someto todo a debate. No quiero que me miren como a un jefe.

Siempre rodeado de bellezas, ¿qué pasaría si usted apareciese en uno de esos ránquines?

¿Yo? No creo que aparezca nunca. Muy mala documentación tendría que manejar quien lo hiciera (risas).

Tiene un club de fans en la cárcel. Pocos pueden fardar de eso...

Sí, es verdad, me escribieron desde Aranjuez. ¡Que no se me olvide mandarles una lima con el bocata! Nunca pensé que podrían llegar a vernos desde allí.

Se definía como 'El gordito ligón', ¿qué tal van los ligues?

Muy mal, porque me estanqué muy joven. Mi vitalidad sexual explotó muy tarde y paré de ligar cuando no había ligado prácticamente nada. Mi encanto radica en otros aspectos (risas). Llevo con mi mujer 12 años y me parece poco.

O sea que no se le lanzan las chicas cuando va a las discotecas.

Eso son cosas de las películas. A mí no me ha ocurrido nunca.

Tiene pinta de niño grande, ¿cómo va el complejo de Peter Pan?

Lo quiero mantener. Si me hago mayor, maduro y me entristezco porque vería las cosas, las analizaría... y es peor.

¿Lo toman en serio en las reuniones de padres?

Sí... porque estoy callado.

¡Pero si ya hasta en su casa lo llaman Flo!

Y yo no quería, pero me he acostumbrado. Al principio me chirriaba; soy mucho de separar el trabajo de la vida personal. Pero ya ves.

Quince años en la tele. ¿Qué opina su madre?

Cuando vio el primer cheque, me dijo: "Pues a lo mejor esto de la tele está bien". Y yo le contesté: "¡Pues claro! Esto es hacer un poco el tonto y te pagan".

Bueno, pero no es tan fácil hacer reír...

Pues yo aunque no quiera. A veces estoy en una reunión seria, digo algo y se ríe la gente. Me ha pasado en Hacienda o en el paro al sellar la cartilla. No se lo creen y les tengo que decir que es verdad.

¿A quién imita mejor?

A mí mismo, hasta que decidí ser yo y no imitarme nunca más.

¿Le ha dicho Rajoy algo sobre su imitación?

No le debe disgustar. Lo pasé mal un día que casi me crucé con él en un restaurante.

Ha dicho: "Tengo un punto gay escondido que algún día sacaré", ¿cómorrrrr?

No es que me gusten los tíos, pero simpatizo con los gays. Si mi vida me hubiera llevado por otros derroteros, a lo mejor hubiera sido gay.

Con tanto doblaje, ¿en qué dibujo animado se reencarnaría?

Sin duda, en Po, el oso panda. Es muy cariñoso, emotivo, vago, perezoso, le gusta mucho comer... ¡Son tantas las similitudes!

Etiquetas