Sociedad

Promoción Ahorro

También se puede ahorrar en vacaciones

Aunque están pensadas para relajarse y disfrutrar, las épocas de ocio no tienen por qué suponer un agujero en la cuenta bancaria.

Heraldo intenta ayudar a los aragoneses a llegar a final de mes con más desahogo con su campaña de ahorro y algunos consejos para que las vacaciones no resulten un gasto extra imposible de llevar. Conocer gente, cambiar de aires, salir al extranjero... todo puede llevarse a cabo. Ahorrar no significa quedarse sin vacaciones, sino disfrutarlas con cabeza.

Consejos para disfrutar de una vacaciones sanas para el bolsillo:

1.- Comprar con antelación: Si tenemos claras las fechas del viaje, la mejor opción es aprovechar los descuentos que compañías de transportes, alojamientos y agencias de viajes suelen hacer al comprar con mucha antelación.

2.-  Comparar precios en Internet. Nunca quedarse con la primera opción. Es mejor comparar entre distintas agencias, buscadores, compañías, alojamientos… anotar precios y decidirse por la opción que más beneficie nuestros bolsillos.

3.-  Buscar alojamiento sin excesivos lujos. El alojamiento es la partida más importante del presupuesto para el viaje. Los albergues, apartamentos o los hostels son opciones económicas y no tienen por qué suponer renunciar a las comodidades que buscamos en un viaje. Otra opción son las páginas de intercambio de casas, cada vez más en alza, como Courchsurfing o Airbnb.

4.-  Usa el transporte público de donde vayas. Olvídate de taxis y coches de alquiler, disfruta de la localidad tal y como la gente que vive allí.

5.- Compra recuerdos y gastronomía en tiendas no orientadas al turismo. Puedes salvar varias comidas al día disfrutando de los tentempiés que te ofrecen los supermercados de la zona. Comprando agua, helados y café en zonas alejadas de los grandes centros turísticos de la localidad.

Etiquetas