Sociedad
Suscríbete por 1€

Sanidad estudia con 'cautela' las tres muertes por gripe A de personas sin patologías previas

El Ministerio de Sanidad está analizando los casos de las tres recientes muertes por gripe A de personas que no tenían patologías previas. Se trata de las dos niñas, de cuatro y 13 años, que fallecieron en Cataluña, y la del hombre de 30 años que murió este domingo en Pamplona. Trinidad Jiménez aludió expresamente al caso de las dos menores y aseveró que su departamento "está estudiando con cautela" estos casos, "dado que es muy probable que existiera un riesgo asociado".

La ministra afirmó, en declaraciones a TVE, que los científicos todavía no se ponen de acuerdo sobre las causas por las que una persona sin enfermedades crónicas puede sufrir un cuadro médico grave, si bien insistió en que la gripe pandémica "sigue siendo de carácter leve, ni siquiera hay que acudir al hospital y en cuatro o cinco días remiten sus efectos".

El pasado sábado trascendió que dos menores, que estaban sanas, fallecieron en Cataluña a causa del virus H1N1. Una de ellas, de cuatro años, residía en el Prat de Llobregat y falleció el pasado jueves de forma repentina, igual que la otra menor, de 13 años, que vivía en Barcelona. El departamento catalán de Salud confirmó que ninguna de las dos niñas padecía "aparentemente problemas respiratorios ni tampoco tenían malformaciones cardiovasculares, ni siquiera obesidad".

Salud indicó que los médicos de los dos centros sanitarios donde perdieron la vida las niñas investigan las causas de la muerte y, sobre todo, por qué ninguna de las dos había respondido a los antivirales que se les suministraron durante toda la semana.

Marina Geli, consejera de Salud de Cataluña, aseguró que "en un tercio de los casos no se conoce por qué el paciente es vulnerable a la gripe A". "Hay causas de vulnerabilidad no conocidas -añadió y estos dos casos están aún en estudio. Necesitamos hacer la valoración epidemiológica final para determinar las causas".

Este domingo, en Pamplona, falleció a causa del virus de la gripe A un varón de 30 años que tampoco presentaba patologías previas. Su muerte tuvo lugar en la UCI del Hospital Virgen del Camino, donde había ingresado el pasado 1 de noviembre con fiebre y tos, unos síntomas que padecía desde hacía 48 horas. Se trataba de un varón aparentemente sano, sin factores de riesgo.

Tras su paso por Urgencias, donde ya se detectó la gravedad de su situación, fue trasladado a la UCI con un cuadro de "neumonía viral grave". Días después tuvo una nueva complicación que derivó en una "insuficiencia respiratoria aguda", que causó finalmente su muerte. El doctor Enrique Maraví, médico del servicio de UCI, indicó que se realizará una autopsia clínica al cadáver, autorizada por la familia, para "intentar estudiar" el caso.

Arranca la vacunación

Tranquilidad y normalidad, sin aglomeraciones de pacientes, en la primera jornada de vacunación contra la gripe A. Ésa fue la tónica dominante en los centros de salud de las CCAA, que arrancaron este lunes de manera simultánea la campaña de inmunización ante el virus H1N1. En general, no hubo largas colas ni gran afluencia de público en los ambulatorios, pero ya comenzaron a desfilar las personas incluidas en los grupos de riesgo para ser vacunadas. En los próximos días, se prevé que, de manera escalonada, acudan un mayor número de personas incluidas en los colectivos prioritarios de vacunación. En paralelo, en los hospitales también se comenzaron a administrar las primeras dosis al personal sanitario que se presta a ser vacunado.

No obstante, la llamada a los grupos de riesgo para ser vacunados no ha calado en todos sus integrantes y hay sectores a los que les preocupan los posibles efectos adversos del fármaco, pese a que las autoridades sanitarias y también los expertos no dudan en afirmar que no existe peligro alguno, más allá de algún síntoma leve como enrojecimiento en el lugar del pinchazo o una subida de la fiebre. "Me da un poco de miedo, porque con la vacuna normal ya me da fiebre alta; con ésta ni te cuento", decía un paciente andaluz. Y es que el desconocimiento sobre los efectos de una nueva vacuna era una de las dudas más recurrentes entre algunos de las personoas que acudían a los centros de salud.

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, vaticinó que "la vacunación de la gripe A será similar a la de la gripe estacional, quizá algo superior". En la campaña de vacunación, que se extenderá al menos durante un mes, se puede inmunizar hasta un 20% de la población. Los centros de salud dispusieron desde este lunes de cuatro millones de dosis contra la gripe pandémica, si bien a lo largo de la semana tendrán un total de diez millones de dosis de la vacuna. Los miembros de los colectivos 'diana' recibirán una sola dosis para inmunizarse, excepto los niños entre los seis meses y los dos años, que de momento recibirán dos dosis.

Estrategia de vacunación

Cada CCAA ha definido su estrategia de vacunación, de manera que en los centros de salud la vacuna se administrará después de la cita previa, si bien en otros contactan con los enfermos crónicos incluidos en los grupos prioritarios para instarles a que se vacunen.

Los grupos de riesgo susceptibles de ser inmunizados son las embarazadas, los enfermos crónicos mayores de seis meses de edad, los trabajadores sociosanitarios y el personal de los servicios públicos esenciales (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Bomberos, Protección Civil e Instituciones Penitenciarias).

Actualmente, el 99% de los cuadros gripales detectados en España está provocado por el virus H1N1, que ya ha provocado 88 fallecimientos. La tasa de nuevos contagios aumenta cada semana y en la última fue de 328 casos por 100.000 habitantes. Jiménez no ha adelantado las cifras de incidencia que se pueden llegar a alcanzar, si bien ha augurado que será a finales de noviembre o principios de diciembre cuando se alcance un índice más alto de contagios, "pero siempre similar al de la gripe estacional".

Resaltó, no obstante, que el índice de fallecimientos es sólo del 0,13 por cada mil afectados de gripe A y es "la novena causa de mortalidad".

Tres vacunas

Para las inmunizaciones, el Gobierno ha adquirido vacunas a tres laboratorios farmacéuticos. Las vacunas que mayoritariamente se inocularán son Pandemrix, de Glaxo SmithKline, y Focetria, de Novartis. La primera de ellas se aplicará preferentemente a los adultos entre 18 y 60 años, mientras que la segunda se administrará a las personas entre seis meses y 17 años y a los mayores de 60 años. A ellas se unen, 400.000 dosis de 'Panenza', del laboratorio Sanofi Pasteur, una vacuna sin adyuvante (sustancia que potencia la respuesta inmune) y más 'suave' para las embarazadas. Trinidad Jiménez confirmó este lunes que ya se ha recibido la preceptiva autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y que la vacuna para las gestantes, que ya está distribuida en los centros de salud, comenzará a administrarse dentro de dos o tres días.

La ministra de Sanidad volvió a pedir al personal sanitario que se vacune contra la gripe A por dos motivos. Uno, porque integran unos "servicios esenciales" para la gestión de la crisis sanitaria y "tienen que estar en sus puestos"; y otro, para no contagiar a los pacientes crónicos e inmunodeprimidos con los que están en contacto. Resaltó Jiménez que presidentes de asociaciones científicas y de médicos han hecho un "llamamiento a la responsabilidad" del colectivo sanitario para que se vacune.

Por ejemplo, Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería (órgano que representa a las 240.000 enfermeras que trabajan en España) se vacunó este lunes contra la gripe A para concienciar a los profesionales sanitarios de la necesidad de inmunizarse para evitar ser vector de contagio de la enfermedad. El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, también instó a los profesionales sanitarios a vacunarse contra la nueva gripe.

Etiquetas