Sociedad

SALUD

Sanidad alerta de los riesgos de la henna negra en los tatuajes temporales

Las autoridades sanitarias han advertido sobre los riesgos del uso de la henna negra, un derivado sintético de la henna natural que se usa en la aplicación de tatuajes, sobre todo en el periodo veraniego en ferias, playas y otros eventos estivales.

La henna natural, que se encuentra en hojas y flores de un arbusto, se fija a la piel sin necesidad de agujas, si bien su aplicación requiere varias horas. Sin embargo, la henna negra permite la aceleración del proceso mediante el uso de colorantes como la parafenilendiamina, sustancia que puede producir distintas reacciones alérgicas y cuyo uso directo sobre la piel está prohibido.

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos (AEMPS), los síntomas de esta sustancia pueden aparecer semanas después de su utilización y pueden variar desde el enrojecimiento de la zona o la aparición de manchas y ampollas, hasta la decoloración permanente de la piel, cicatrices o el desarrollo de una sensibilización permanente a esta sustancia que puede desembocar en una dermatitis alérgica.

Para la prevención de problemas con la henna negra, la AEMPS recomienda evitar los tatuajes temporales con esta sustancia. La henna negra se puede diferenciar de la variante natural por su color negro intenso, que la distingue del marrón verdoso de la natural. Además la henna negra se fija en una hora, cuando la natural requiere varias horas de aplicación. Por último, mientras la duración de los tatuajes realizados con henna natural dura tres o cuatro días, los realizados con la variante sintética se mantienen más de una semana.

Etiquetas