Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

HÁBITOS SALUDABLES

Responsables hasta en el azúcar

Se ha celebrado en Zaragoza el Congreso Nacional de Responsabilidad Social Empresarial, que hizo honor a su nombre.

El personal auxiliar del congreso muestra el material reciclado que se dio a todos los ponentes, en la apertura del encuentro.
Responsables hasta en el azúcar
CARLOS MONCíN

Hay encuentros en los que se abordan medidas anticrisis en los que los ponentes están forrados. Y otros que hablan sobre hábitos saludables mientras sus invitados apuran sus cigarros en la puerta del salón de actos. Esto, precisamente, es lo que se quería evitar en el primer Congreso Nacional de Responsabilidad Social Empresarial, que acabó ayer en Zaragoza. "Nosotros queríamos ser prácticos y consecuentes con nuestro mensaje", explica Víctor Alcalde, presidente del comité científico de este evento, que se ha celebrado en la sede de Cajalón del Coso los pasados jueves y viernes. Y ¿qué han hecho para lograrlo? Pues eso, ser socialmente responsables en las propias jornadas. ¿Cómo? Empezando por el aspecto medioambiental. "Calculamos cuántas toneladas de CO2 iba a generar y lo compensaremos a través de la Fundación Ecodes", explica Javier Lozano, de Viajes Orienta, uno de los organizadores, junto a Ordesactiva, L'Astragal y la Fundación Ezequiel Moreno. Pero hay más detalles: se ha eliminado el plástico de las acreditaciones, que se entregaron en cintas hechas de maíz, y el cáterin fue servido en materiales de loza y cristal, eliminando los sobres de azúcar por azucarillos. Por si fuera poco, todo el material que generó irá a parar al reciclaje y hasta la iluminación estuvo controlada por un técnico.

Fuera ya de la política 'verde', el congreso también se planteó implantar valores de igualdad y justicia social. Ahí, la profesora titular de Derecho del Trabajo de la Universidad de Zaragoza y miembro del comité científico del congreso, Ruth Vallejo, cargó las tintas en la paridad en ponentes y moderadores. Y, en especial, en otro asunto: erradicar del vocabulario la palabra "azafata" y sustituirla por "personal auxiliar". "Contactamos con la Fundación del Secretariado Gitano y tenían personal, con alto nivel de formación y gran iniciativa". De hecho, las personas contratadas provienen de un programa de inserción que comenzó en Madrid hace una década y se trajo a Zaragoza con un gran éxito. "Tratamos de que las chicas que se apuntan se formen en todos los ámbitos de la profesión, y puedan incorporarse sin problemas al mercado laboral", cuenta Isabel Jiménez, directora territorial de la Fundación del Secretariado Gitano de Aragón. El compromiso del comité con predicar con el ejemplo se ha cumplido en todas sus contrataciones, también en la de los proveedores, la mayoría aragoneses. "Y, sobre todo, pequeños comercios", resalta Lozano.

Aunque el congreso terminó ayer a las 14.00, ya estaba dando sus primeros resultados incluso antes de que diera comienzo. "Esto es como la peli 'Cadena de favores", dijo al respecto Javier Lozano. En el blog que pusieron en marcha hace semanas, distintas personas han ido dejando sus mensajes acerca de la responsabilidad social, donde la gente pide no llamar a los dos ascensores en un portal o se comparten experiencias como las de una empresa que introdujo hace seis años en la cisterna del baño una botella de litro y medio y ha ahorrado mucho. A la propia compañía, pero también al planeta.

Etiquetas