Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

MEDIO AMBIENTE

Pocas especies amenazadas, pero muy significativas

Aragón registra 229 plantas y animales en distintos niveles de riesgo, aunque la situación parece estar mejorando.

"En la Comunidad aragonesa existen hoy en día pocas especies amenazadas, pero son muy significativas". Manuel Alcántara, jefe del Departamento de Especies Amenazadas del Gobierno regional, valoraba así la situación de la fauna que engrosa, en sus diferentes niveles de amenza y riesgo, el catálogo de especies amenazadas de Aragón. Catálogo que alberga en la actualidad un total de 229 especies, entre flora y fauna.

Entre ellas, animales tan llamativos como el quebrantahuesos, el águila perdicera o el oso pardo, pero también menos conocidos como el avetoro, el alcaudón chico o la garcilla cangrejera. "Siempre desde la cautela, la situación parece que está mejorando poco a poco, estamos apreciando ciertos síntomas de recuperación en casi todas las especies y en todo el país, pero insisto en que hay que ser cauto", añadió Alcántara.

Dicha recuperación pasa por la aplicación de planes específicos para cada especie o grupo de especies de características similares. Según Manuel Alcántara, en la actualidad hay en marcha ocho, "cuatro para plantas y otros cuatro para animales", de los cuales seis son de recuperación (para quebrantahuesos, margaritífera auricularia, cangrejo de río, borderea chouardii, crujiente aragonés y zapatito de dama), uno de conservación (al-arba) y otro de conservación del hábitat (cernícalo primilla).

"La biodiversidad es una seña de identidad de Aragón, y tenemos la responsabilidad de protegerla y divulgarla", señaló el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, durante la presentación de la publicación que recoge el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón, que tuvo lugar a principios de año.

Por ello, el Departamento de Medio Ambiente, a través del Servicio de Biodiversidad, trabaja en la actualidad en la elaboración de algo más de una docena de documentos que darán lugar en los próximos años a la aprobación de nuevos planes de actuación. Además, buena parte de todas estas especies cuentan ya con acciones de conservación directa promovidas por el departamento de Medio Ambiente.

El seguimiento de las poblaciones de aves esteparias, el manejo y mejora del hábitat del urogallo pirenaico o del rocín, o las pioneras experiencias en el seguimiento del águila perdicera con tecnología satélite son algunos de los trabajos consolidados como líneas de actuación de la Dirección General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, según el Gobierno de Aragón.

El volúmen que recoge el catálogo de especies amenazadas, que tiene una tirada de 2.000 ejemplares, está compuesto por dos tomos; uno para la flora y otro para la fauna. Sigue el formato de fichas, una por especie, que ofrecen los principales datos de cada especie y que constituyen el núcleo principal de esta obra. La información especifica el estado de conservación de cada taxón en Aragón y presenta las medidas de conservación que para cada especie se están llevando a cabo en la comunidad.

Cabe destacar que de las 229 especies amenazadas, 136 son plantas, un número muy superior al de especies de fauna, algo que no es frecuente en otros catálogos como el nacional, pero que es indicativo de la importancia relativa de la flora aragonesa.

Etiquetas