Despliega el menú
Sociedad

NEGLIGENCIA MÉDICA

Piden que no se vuelque toda la culpa sobre la enfermera que atendió a Rayán

La asociación atribuye la responsabilidad de la muerte del pequeño Rayán a los directivos y altos cargos de los centros sanitarios. El colectivo no acepta "que se vuelque toda la carga de culpa en una profesional" que tuvo que hacer frente "a una responsabilidad tan compleja".

La Asociación en Defensa del Severo Ochoa de Madrid ha emitido un comunicado en el que ponen de manifiesto que sus integrantes no aceptan "que se vuelque toda la carga de la culpa en una profesional que, sin haber trabajado en otras UCIS neonatales" tuvo que hacer frente "a una responsabilidad tan compleja".

Este colectivo ha indicado que "muy probablemente se trata de un prematuro de unos días de vida que estaba recibiendo simultáneamente alimentación total por vía venosa y alimentación con leche por sonda nasogastrica, inyectadas ambas por 3 bombas de perfusión iguales situadas fuera de la incubadora apiladas una encima de otra, donde es posible confundir la jeringa de la bomba que inyecta los lípidos intravenosos con la jeringa de la bomba que inyecta la leche en el estomago".

Según la Asociación en Defensa del Severo Ochoa, "estos errores solo pueden tratar de evitarse con profesionales con formación adecuada y entrenamiento especializado, y además con personal suficiente para atender con seguridad y calidad las grandes responsabilidades que se deben asumir al ocupar estos puestos" y se ha preguntado "si estas condiciones se cumplían en la unidad asistencial en donde ocurrió el desgraciado error".

"Quienes trabajamos en los hospitales madrileños, vemos día tras día cómo personal de enfermería contratado es movilizado de uno a otro servicio, muchas veces sin ninguna experiencia para afrontar actividades específicas y potencialmente peligrosas siguiendo criterios exclusivamente empresariales, en los que la polivalencia y la precariedad en los contratos, priman dentro de la política de personal de la Consejería de Sanidad", ha quedado indicado en el comunicado.

Asimismo, este colectivo ha mostrado su "absoluto rechazo a la forma que ha tenido la administración sanitaria, una vez más, de dar a conocer el desafortunado suceso que ha acabado con la vida de Rayán, atribuyéndolo todo a un terrorífico error profesional y cargando así toda la responsabilidad en el último eslabón de la cadena asistencial, la enfermera que acababa de ser contratada en la UCI neonatal".

Responsabilidades

Para la Asociación en Defensa del Severo Ochoa, "los máximos responsables de las carencias y anomalías denunciadas son los directivos de los centros y los altos cargos de la Consejería de Sanidad, que no pueden salvar sus responsabilidades sólo señalando a los profesionales" por lo que ha considerado "imprescindible" que todos ellos "asuman responsabilidades propias".

"La Sanidad Pública madrileña necesita menos propaganda institucional, más recursos para los centros públicos, que están bajo mínimos y más y mejor organización en todos y cada una de las instituciones. Sólo así será posible parar el grave deterioro que se está produciendo en la Sanidad Madrileña", han añadido.

Por último, este colectivo ha transmitido su "total solidaridad con la familia del niño, que en unos días ha sufrido dos luctuosos sucesos". "Pedimos la máxima solidaridad y apoyo a la familia y exigimos a la administración sanitaria las compensaciones necesarias para ayudarles a superar la situación y para resarcirles en la medida de lo posible del resultado de lo que parece ser un desafortunado error asistencial", han manifestado.

Etiquetas