Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TRAGEDIA EN BARAJAS

"Un niño nos pedía ayuda para salvar a su madre"

Los restos del avión se encuentran esparcidos en un radio de un centenar de metros según testigos presenciales que afirmaron que el avión "se había volatilizado" por efecto del impacto y del fuego.

José Antonio y Antonio, padre e hijo, y trabajadores del aeropuerto de Barajas sacaron al menos a siete personas heridas del avión accidentado, en el que han muerto cerca de 150 personas.

Ambos, en declaraciones a Telemadrid, explicaron que tras ver el accidente, les reunió su encargado, juntaron mantas y enseres y corrieron hacia el lugar del siniestro.

"En el río había gente muerta, otras estaban carbonizadas, incluso los heridos tenían el 80% del cuerpo carbonizado", manifestó Antonio.

Todavía bajo el chock del suceso, el padre relató que pudo ver a un piloto, que identificó por los galones, en el río, así como una "azafata morena muy guapa, muerta". "Íbamos con las camillas y con los que no se podía hacer nada, los íbamos dejando", explicó abatido.

En este sentido, indicó que también pudieron ver niños entre las víctimas, uno vivo y otros dos muertos. "Uno de ellos nos pedía ayuda para salvar a su madre", consideró José Antonio.

"No hay avión, está carbonizado. Sólo se ven los dos motores. Está todo quemado, no como otras veces, cuando ves accidentes, que se ve algo. Aquí no se ve nada", añadió, al tiempo que subrayó "silencio" que lo invadía todo, tras la catástrofe.

Padre e hijo, vecinos de Paracuellos del Jarama, relataron además que pudieron hablar, aunque con dificultad con una señora de unos 50 años, aparentemente británica; así como con una mujer colombiana "que preguntaba qué la había pasado" y repetía: "¿dónde está mi hijo?".

Los restos del avión MD-87 de la compañía Spanair que cayó a tierra nada más despegar se encuentran esparcidos en un radio de un centenar de metros según testigos presenciales que afirmaron que el avión "se había volatilizado" por efecto del impacto y del fuego. Tan sólo en la cabina del aparato, que se había salvado de la destrucción se encontraron los cuerpos de siete personas.

 

"Lo que encontramos al llegar no se puede contar. Era indescriptible. Uno piensa que está preparado para todo pero al ver lo que hemos visto te das cuenta de que no es así", relata un bombero que participó en las labores de rescate antes de echarse a llorar tras haber sido relevado.

 

LLegaron tarde y se salvaron

 

Una pareja de Canarias, que tenía que volar en el avión ha salvado la vida al perder el vuelo por tres minutos. Héctor ha relatado que él y su pareja tenían billete para viajar a Gran Canaria de regreso de sus vacaciones estivales.

Mientras su pareja no podía ni hablar por la conmoción, Héctor explicaba que cuando llegaron al mostrador de facturación les dijeron que el vuelo se había cerrado tres minutos antes.

La noticia del accidente les ha dejado consternados, pero agradecidos de su suerte por no haberse subido a ese avión.

Etiquetas