Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SOLIDARIDAD

Mucho más que un peluche

La tienda Ikea de Zaragoza recibió de Unicef un premio por su participación en la campaña ¡1 ? es una fortuna!.

Maribel Martínez, Andrés Miso, Darren Phillip y Natalia Takis (de izquierda a derecha), sentados. Detrás, varios empleados.
Mucho más que un peluche
ESTHER CASAS

Los jugadores del CAI Zaragoza Darren Phillip y Andrés Miso estuvieron ayer rodeados de cocodrilos, leones, elefantes, sapos con alas, eso sí, de peluche. Los deportistas, en condición de embajadores de Unicef, entregaron ayer el trofeo 'Tienda Mejor Movimiento Peluche 2010' a la tienda Ikea de Zaragoza. El premio fue recogido por su directora, Natalia Takis.

Este reconocimiento se enmarca en la campaña ¡1 es una fortuna!, en la que trabajan la factoría sueca, Unicef y Save the Children desde 2001. Un euro de cada peluche vendido en los Ikea de toda España entre el 1 de noviembre de 2010 y el 5 de enero de 2011 se destinó a proyectos de estas organizaciones. La franquicia zaragozana fue la que más recaudó de todo el país. «Conseguimos 57.000 euros, el doble que el año pasado», indicó Natalia Takis. Según datos de la compañía, Ikea obtuvo en toda España 800.000 euros y en el conjunto de sus tiendas de todo el mundo, 11 millones y medio de euros.

Maribel Martínez, coordinadora de Unicef en Aragón, explicó el proyecto al que será destinado el dinero, Schools for Africa. Con esta iniciativa, que nació en 2005, miles de niños de Angola, Ruanda, Malaui, Mozambique, Zimbabue y Sudáfrica han podido asistir a escuelas donde recibieron clases, un material escolar adecuado y agua potable.

«Que los niños puedan lavarse las manos dos veces al día reduce la mortalidad infantil un 30%», explicó Martínez, que añadió que «los pequeños que reciben una educación en África tienen menos posibilidades de sufrir abusos». Este proyecto se encuentra ahora en una segunda fase que llegará a más países, como Burkina Faso, Mali, Níger o Etiopía, entre otros.

El jugador del CAI Zaragoza Andrés Miso, habló en el acto como embajador de Unicef y agradeció a Ikea la colaboración. «Los que más sufren en estos países son los niños, por eso es tan importante la aportación que habéis hecho», señaló. Al acto también acudió Miguel Mur, director de márquetin de CAI Zaragoza, y Ana Alcober, jefa de márquetin del Ikea de Zaragoza.

Tras la entrega del premio, los invitados y trabajadores de Ikea disfrutaron de un aperitivo con el que compartieron la satisfacción de un trabajo bien hecho.

Etiquetas