Sociedad
Suscríbete

VISITA DE LA PRIMERA DAMA DE EE. UU.

Michelle Obama llega a Marbella para descansar

La visita de Michelle Obama ha suscitado un gran interés de los medios de comunicación y numerosos periodistas aguardan a la entrada de la urbanización en la que está ubicado el establecimiento hotelero, labor que, al igual que en el aeropuerto, se ha visto dificultada por el fuerte dispositivo de seguridad.

MIchelle Obama desciende del avión con Sasha
Michelle Obama llega a Málaga para descansar junto a su hija y unos amigos
JORGE ZAPATA. EFE

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y su hija Sasha han comenzado sus vacaciones en la Costa del Sol, donde pretenden relajarse y descansar, ajenas al revuelo mediático que ha causado su presencia en este destino, que vive su temporada turística alta.

El avión que las ha trasladado ha llegado a las 10.300 al aeropuerto de Málaga, donde no estaba prevista ninguna recepción oficial de las autoridades locales, al tratarse de una visita privada.

Desde el aeródromo, una caravana formada por una quincena de vehículos se ha trasladado hasta el hotel Villa Padierna en Benahavís, municipio próximo a Marbella, donde ha llegado a las 11.45 en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Los vehículos han entrado directamente en el aparcamiento subterráneo del complejo hotelero, en el que Michelle Obama y su hija han sido recibidas por el propietario del establecimiento, Ricardo Arranz, y su mujer, Alicia Padierna de Villapadierna.

La esposa del presidente norteamericano se ha mostrado "encantadora", como una turista "normal", y ha comentado que tenía "muchas ganas de conocer el hotel y sus jardines", ha explicado Arranz, quien ha añadido que la primera dama estadounidense ha venido "a descansar" y no quiere ningún tratamiento especial.

Michelle Obama y su hija Sasha, de 9 años, se alojan en una de las once villas del hotel, decorada al estilo inglés en tonos rojo y verde, y que cuesta 5.000 euros por noche.

En su estancia podrán disfrutar del spa y una dieta natural, así como probar la carta del restaurante 'La Veranda', que ha sido distinguida como la mejor cocina de hotel de Málaga, a cargo del chef Víctor Taborda, discípulo del restaurador vasco Martín Berasategui.

Sesenta habitaciones

La familia Obama y sus amigos han reservado unas sesenta habitaciones de este hotel -incluidas las destinadas al servicio de seguridad-, un complejo de cinco estrellas de gran lujo, considerado entre los treinta mejores del mundo por el portal Expedia.

El establecimiento está gestionado por la cadena estadounidense Ritz Carlton, cuenta con 129 habitaciones, tres campos de golf, un spa, capilla propia y anfiteatro, además de tres restaurantes.

A este viaje, de carácter privado, no está previsto que se sume el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien pasará hoy su 49 cumpleaños en Chicago sin su familia, ya que su hija mayor, Malia, se encuentra en un campamento de verano.

La visita de Michelle Obama ha suscitado un gran interés de los medios de comunicación, cuya labor se ha visto dificultada por el fuerte dispositivo de seguridad, tanto en el aeropuerto como en la entrada a la urbanización en la que está ubicado el hotel.

De la agenda de la primera dama ha transcendido hasta el momento que mañana visitará Granada para acudir a lugares como la Alhambra, la Catedral o las zonas del Albaicín y el Sacromonte, tal y como ha informado su alcalde, José Torres Hurtado, quien ha pedido que se trate a Michelle Obama como a una turista.

La Casa Blanca informó días atrás de que en este viaje a España, que se prolongará hasta el próximo domingo, día 8, la esposa del presidente norteamericano visitará a los Reyes, que veranean en Palma de Mallorca.

La presencia de la familia Obama en Andalucía tendrá una amplia repercusión informativa en todo el mundo. Este impacto ha sido valorado en unos 800 millones de euros por una empresa de comunicación.

Agradecidos y como recuerdo de esta visita, varios ayuntamientos enviarán obsequios al hotel para Michelle Obama, entre los que hay un abanico pintado a mano, la posibilidad de recibir una clase magistral de flamenco, una mantilla española, un premio nacional de grabado y un catálogo de libros ilustrados de la Fundación Picasso.

Etiquetas