Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

regulación en marcha

Los partidos piden un amplio consenso al Gobierno para la ley de muerte digna

El PP espera al texto propuesto para valorarla y el PSOE la defiende para evitar casos como el vivido en el hospital Severo Ochoa.

Todas las formaciones políticas coincidieron ayer en reclamar al Gobierno que trabaje por lograr un amplio consenso para sacar adelante la ley sobre muerte digna que quiere aprobar en marzo del próximo año, según anunció el viernes el vicepresidente primero del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba.

En una tertulia celebrada en la Cadena SER, diputados del PSOE, el PP, CiU y Nafarroa Bai coincidieron en la necesidad de estudiar a fondo una regulación de la materia para abordar con el mayor acuerdo posible la futura Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna. La nueva normativa reglamentará la situación en la que quieren morir aquellas personas con una enfermedad incurable, clínicamente desahuciadas.

El diputado popular José María Lassalle optó por la "prudencia" y explicó que su partido esperará a conocer el texto propuesto por el Gobierno para fijar su posición, pero sí defendió el concepto de "dignidad" y advirtió de que el consenso "debe palparse desde el inicio de los debates".

En este punto, el diputado de CiU Jordi Jané recordó que Andalucía ya ha legislado sobre la materia con el consenso de todas las formaciones y destacó que es un asunto que afecta directamente a las personas, por lo que los políticos deben abordarlo desde el acuerdo "y con las debidas garantías", ya que "asusta" legislar en este ámbito.

Sin embargo, el socialista Eduardo Madina rechazó que "asuste" abordar la materia y defendió su necesidad para evitar casos como los vividos en el hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid). "Es un reto y ya tenemos legislación suficiente", defendió en referencia a lo estipulado en otros países como Francia.

Con él coincidió la diputada de Nafarroa-Bai, Uxue Barkos, que compartió con el Gobierno la necesidad de regular sobre la muerte digna "con todas las garantías y teniendo en cuenta los derechos de los pacientes".

Fuera de esta tertulia, también se escucharon voces respecto a la legislación anunciada por el Gobierno. Así, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, apuntó que su partido reclamará al vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que, además de promover una ley "para ayudar a morir dignamente, se preocupe por ayudar a vivir a la gente con dignidad".

Rajoy, "ni medio minuto"

En una conversación informal con periodistas tras participar en un acto con otras mujeres del partido en la campaña electoral catalana, la dirigente del PP señaló que su partido quiere, antes que nada, leer el proyecto de ley en el que trabaja el Gobierno. Fuentes próximas a la presidencia del PP aseguraron también que el líder del partido, Mariano Rajoy, todavía no ha dedicado "ni medio minuto" a esa ley.

Por su parte, el propio Rubalcaba criticó, en el mitin del PSC en Gerona, a quienes "anteponen sus ideas a la ciencia y al bienestar de la gente" al rechazar el reconocimiento del derecho a una muerte digna. "Si hoy se puede morir sin dolor, ¿por qué no utilizar la ciencia?", se preguntó el vicepresidente. Rubalcaba puso de manifiesto que se oponen a esta regulación los mismos que años atrás rechazaba de forma "tan terrible" el uso de células madre con finalidades terapéuticas.

Etiquetas