Despliega el menú
Sociedad

“Le negaron la atención a mi hijo en Inglaterra por miedo a la gripe A”

Antonio Cortés critica la mala atención de un seguro de asistencia en viaje. Su hijo se puso malo y la compañía Mapfre le dijo que no le podía atender, siguiendo el protocolo británico. Solo era una amigdalitis.

Nicolás Cortés, de 8 años, empieza hoy el cole en Zaragoza, pero hace unos días sus padres se llevaron un pequeño susto. El chico estaba de vacaciones en Inglaterra con sus tíos y se empezó a encontrar mal, con fiebre, dolor de cabeza y de estómago. La familia tiene contratado un seguro con Mapfre y llamaron para solicitar los servicios de un pediatra. Entonces se toparon con el protocolo británico “o la falta de información o la incompetencia de alguien”.

El padre, Antonio Cortés, relata los hechos: “Mi hijo estaba en Carlisle, en el sur de Inglaterra, con mi hermano y mi cuñada. El día 27 de agosto se sentía mal, con fiebre y malestar, y llamamos a Mapfre. En la oficina de asistencia en el extranjero -con sede en España- me dijeron que en media hora llamarían desde Inglaterra a mi hermano para interesarse por la situación. Pasaron dos horas y tuvieron que volver a insistir.

 

Finalmente les llamaron de la oficina de Mapfre en el sur de Inglaterra. Cuando les contaron por teléfono los síntomas de Nicolás, contestaron que lo lamentaban mucho, que no podían mandar ningún médico a casa, porque tenían miedo de que fuera la gripe A, sobre todo por ser español. Solo les recomendaron que si empeoraba acudieran a un hospital”, cuenta.

Por la noche, le subió la fiebre y decidieron acudir al hospital más cercano. En Inglaterra, el servicio de Urgencias funciona de manera distinta, con cita previa. Llamaron, explicaron la situación (sin decir que el paciente era español) y les citaron para hora y media más tarde. “Le atendieron muy bien, le diagnosticaron amigdalitis y le dieron antibiótico. Después les explicaron que si por teléfono hubieran mencionado que era español, con esos síntomas no le hubieran recibido en el hospital. El protocolo hubiera sido enviar medicación para la gripe A al domicilio”, cuenta Antonio.

El padre está indignado por la falta de información de Mapfre y por el funcionamiento del protocolo británico. “¿Cómo puede diagnosticar por teléfono la gripe A una persona que no es médico? ¿Qué le hubiera pasado a mi hijo si le llegan a administrar medicación para la gripe A sin padecerla?”, se pregunta.

Reclamación sin contestar

 

“Por teléfono, en la oficina española de Mapfre me dijeron que tenía razón, pero que no podían hacer nada, que el protocolo británico era así”, apunta. Ese mismo día, el 27 de agosto, Antonio Cortés envió una reclamación por escrito a Mapfre, que todavía no le ha contestado. Volvió a mandar la carta los días 31 de agosto y 4 de septiembre, sin respuesta. “Llevo diez años con la compañía y nunca he tenido ningún problema. Era la primera vez que usaba el servicio en el extranjero. Yo no quiero una compensación económica, quiero que informen bien a todos los asociados. Los españoles que vayan a viajar a Inglaterra deben saber que si les duele la cabeza y tienen fiebre, no les van a atender. España tiene muchos casos de gripe A y nos tienen miedo”, afirma. Antonio viajó el 2 de septiembre a Inglaterra a buscar a su hijo, que se encuentra bien.

Heraldo Abierto ha preguntado a la compañía de seguros por esta reclamación, pero todavía no ha recibido una respuesta.

Etiquetas