Despliega el menú
Sociedad

ZARAGOZA

Las tumbas árabes cambian la obra de Santo Domingo

La plaza no se elevará, ni se instalarán las nuevas redes de agua por la aparición de vestigios arqueológicos.

La zanja en la que aparecieron las tumbas ha sido cubierta, como se ve en la foto tomada ayer.
Las tumbas árabes cambian la obra de Santo Domingo
c. moncín

La aparición de restos arqueológicos en la plaza de Santo Domingo ha obligado a modificar el proyecto de esta obra financiada por el Fondo Estatal de Inversión Local. Se han eliminado del plan inicial tanto la zona de juegos como la creación de un colector que daría servicio a la calle de las Armas, en la que este año se entregarán 82 nuevas viviendas de protección oficial. También se retira del proyecto la elevación de la plaza para separar el espacio de uso peatonal de la calzada.

 

El temor a que la aparición de nuevos restos retrasara y encareciera el proyecto, dejándolo así fuera de plazo y por tanto sin la financiación estatal, que asciende a 1.340.667 euros, ha sido el motivo de este cambio de planes. "Era la única intervención posible, porque podrían poner en riesgo el grueso de la inversión", aseguró el consejero de Infraestructuras, Jerónimo Blasco.

 

Los restos de enterramientos musulmanes aparecieron durante la excavación de una zanja para el nuevo saneamiento. Para evitar que el hallazgo de nuevos vestigios dificulte aún más la realización de las obras, los responsables municipales decidieron suspender su instalación. Ahora, se renovarán solo las partes más deterioradas de dichas conducciones. Desde Infraestructuras se asegura que "no habrá más excavaciones en las zona afectada para no dañar los restos", y ya se ha avisado de su existencia a Patrimonio.

 

El Ayuntamiento también ha decidido modificar el proyecto de la plaza, en la que no se volverá a instalar la zona de juegos infantiles, y donde tampoco se llevará a cabo la elevación del firme en la zona de usos peatonales. Y se conservarán los pinos, que según el consejero, "forman parte de la identidad de la plaza".

 

El vocal de CHA en la junta de distrito del Casco Histórico, Francisco Ezquerra, lamentó que estas modificaciones "no tienen en cuenta a los niños y las personas mayores, que son los que más utilizan la plaza".

Etiquetas